jueves, 27 de noviembre de 2014

Mi querido Zar, Cristina Brocos


Cuando sube al avión rumbo a sus deseadas vacaciones en Canarias, Cristina sólo piensa en olvidar un matrimonio roto. En sus planes está disfrutar del sol, descansar y entretenerse con la lectura de maravillosas novelas románticas, su género favorito. Lo último que Cristina espera de este viaje es exactamente lo que va a sucederle: conocer a Misha, un empresario ruso millonario, atractivo, viril y tremendamente sexy, y que éste se fije en ella, en una maestra gallega treintañera con la autoestima algo baja, un pasado triste a su espalda y una risa muy contagiosa. Junto a él, Cristina siente todo lo que había imaginado cuando leía su novela de cabecera, Cincuenta sombras de Grey: noches de sexo desenfrenado, regalos generosos... Y amor de verdad.Sin embargo, a pesar de estar viviendo ese sueño, ella no termina de creérselo del todo...¿Puede la vida ser tan fantástica como en las novelas? ¿Existen en el mundo real los finales felices?
Goodreads ❤  Amazon


A todo a quien gane, sí señor. Si la Lindsey se fumó un porro grande cuando escribió La mujer del guerrero, la autora de este despropósito se fumó uno aún mayor, un XXXL con toda la producción de maría de un año dentro. Es de vergüenza ajena en sesión continua. Estoy segura de que el porro lo compartió con la persona que la publicó, porque hay que estar muy colocado para soltar esto al mundo y esperar que te feliciten por la calle.

Aquí, dando una caladita de nada

Sé que sus intenciones son buenas, que pretende hacer un homenaje a Cincuenta sombras de Grey, pero, hija mía, ¿habrá libros para homenajear? ¿No has leído algo mejor? Al principio una no sabe si quiere escribir una coña o está hablando en serio, pero conforme se avanza se ve que la cosa va por este último camino. Esta mujer quiere hacer que las normales y cuarentonas nos podamos sentir identificadas con una protagonista torpe, que ha sufrido mucho (esto no es para bromas, que la maltrataban, pero es excesivamente recurrente y se hace pesadísimo e increíble, sobre todo que el trauma se le haya ido tan pronto con todas las perrerías que le han hecho) y que tiene michelines, y que por arte de magia conquista con su risa a un tiazo ruso que tiene los ojos negros y con fuego, rasgo que nos repiten hasta la saciedad, que no falte la redundancia (el verdadero homenaje a E.L.James). El grado de ñoñería es estratosférico cuando él la llama "risa bonita" (WTF?) y "mi amor" y ella "mi querido zar" (que se lea Besar a un ángel si quiere un zar de verdad, coñioooo), pero esto no es para nada lo peor de la historia. Si les cuento que aquí no hay una diosa interior y un subconsciente sino dos ángeles, uno de alas blancas y otro de alas negras, que sólo la protagonista ve y cuyos diálogos tratan de ser la nota humorística de la novela, ¿no es para caerse de culo y no levantarse? Patéticos es poco. Se dedican a comentar cosas como el desnudo de Olvido Hormigos en Interviú o el episodio del cura de Churra. ¡¡¡Eso te saca de la novela en cero coma!!! Los niveles de whathefuckadas en este sentido se aproximan a los palabros tipo "cuchufleta" de Megan Maxwell. Son como una patada en la cabeza que te hacen salir disparada de la lectura en vez de sumergirte en ella y perderte en la historia, olvidándote de todo lo chungo del mundo que te rodea.

Para lo que han quedado los ángeles de "Annabel Lee"

La gota que colma el vaso de este despropósito es que Cristina, la diosa de todo esto, está leyendo al Grey y Misha (no había otro nombre), el ruso, está intrigado en saber por qué le gusta a ella esa novela. Por lo que se ve es tan lerdo que no entiende el intrincado lenguaje de la obra magna y tiene que llamar a su hermanita para que le descubra la verdadera esencia de esa maravilla de la literatura universal. La hermana le explica que la trilogía de E.L. James es el gran y definitivo tratado sobre el AMOR, el miedo a amar, las barreras que levantamos para protegernos y blablablá. Y UN JAMÓN CON CHORRERAS. ¿Pero la autora, que es profesora, por lo que se le presupone cierta cultura, no  ha leído Jane Eyre por ejemplo? ¿Pero estamos locos o qué? 


"Kiss my nineteenth ass, dear"

De verdad que no tengo palabras para describir la cantidad de disparates que tiene este libro. Mi cara debía ser un poema mientras leía, aunque a partir del 40 % dejé de leer a los ángeles de las narices (para una vez que se me ocurre echarles un ojo, me encuentro que uno dice que Miguel Ángel pintó La Última Cena, con un par), los polvos (leído uno, leídos todos y es que no paran, él es un macaco, todo el día empalmado) y las ñonadas que nos cuenta Cristina de su trabajo en el colegio, el perrito adoptado, el hijo enfermo de la amiga, las descripciones insoportables, las críticas a lo mal que va el país... Es que no hace falta. Y el nivel de vergüenza ajena es ya máximo en lo referente al asunto del ex-marido maltratador y cómo se soluciona.



Otras whathefuckadas: esa sobrina de trece años contándole que se hace guarreridas cuando está sola y con ganas de macho. ¿PERO QUÉ COÑ...? Que ella se haga pajotes está bien, mira tú por dónde, eso sí mola. Que la cría venga contárselo a la tía guay no. Nein. Niet. ¡Que no! Y más: la madre que pasa de ella, ay, qué mal y cómo ella se venga por haberle dado una infancia infeliz; el director del colegio que se le arrima y el osito Misha se pone celoso y termina por pedir en el concurso de traslados; la superdiosa que lleva dentro (no teníamos bastante con la diosa de Anastasia)... o, ya el colmo, QUE ELLA SE LLAME CRISTINA Y EL RUSO LE DIGA QUE ESCRIBE BIEN Y QUE DEBERÍA PUBLICAR SU HISTORIA DE DESGRACIA Y REDENCIÓN. ¿Es que la gente no tiene vergüenza? Me sé de una que le puso su nombre a una guerrera, protagonista de una infame novela ambientada en las Highlands. ¡Con todo su morro nos obliga así a imaginárnosla a ella! ¡Quería arrancarme los ojos sólo de pensarlo! 


En fin, que el querido zar y todos los queridos que hay aquí (mi querida Tita, mi querida Paula, mi querida Emma, mi querido Sergio, mi querido sursum corda que pasaba por allí) son para salir corriendo y no parar. A mí me puso perra, pero perra rabiosa, echando espumarajos por la boca.


Estoy que muerdo ante semejante estafa

Por todo esto y más que no digo porque no quiero que nos cierren el blog, obtiene en nuestro Gandymetro el primer Antigandy de la historia, todo un honor:


Para zar ya tenemos a Alex Markov, tío moñas

11 comentarios:

  1. Ayyy Cassie, pero que maltrato y malgaste de tiempo. Con que cara se ponen a publicar semejante payasada de libro!? Esta novela suena de merecerse el trato de los que deben dinero o traicionan a los gángsters en las películas viejas: un par de zapatos de concreto y a dormir con los peces en el río.
    Me imagino que el Kindle te quedó en terapia después de esta. Que le sea leve y arriba los ánimos que todo se puede poner en el rincón del olvido.
    Por cierto, la imagen del porro gigante me dio tanta risa que casi me caigo sobre mis gatos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha explotado la cabeza xDDDDDDD
    No digo más... miedito os tiene que tener una autora que yo me sé jajajajajajajajajaajaja
    Bueno ya sabía que este libro no lo iba a leer, gracias por confirmármelo.
    :-*

    ResponderEliminar
  3. Jajaja!! No me llamaba mucho la atención teniendo en cuenta que soy una Anti-Grey confesa, así que este libro va a la categoría de "no malgastaré mi tiempo en un truño". Thanks for the advice!
    Para quitar el mal sabor de boca, os dejo una recomendación personal que leí hace poco y realmente me encantó: "On Dublin Street" de Samantha Young. Una historia bien contada, con escenas ajdhgjahjdjaahsd de las buenas y un prota, Braden, que es "the hottest Scotsman since Jaime Fraser".
    Un saludo y gracias por vuestras divertidisimas reseñas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apoyo esta recomendación!!! Braden *.* #SuperBookBoyfriend!!
      Aunque en general toda la saga está muy bien yo me quedo con el tercer libro :) Before Jamaica Lane (Calle Jamaica) Olivia y Nate <3 wooooowwwwwww

      Kim, Cassie, se os acumulan los libros!!!! jajajaja

      Eliminar
  4. Qué te voy a decir que no sepas, Cassie! Mira que yo aprecio los esfuerzos de hacer una novela y que la primera debe costar mucho, pero... Coño, si es que se ve a la legua que eso de los angelitos (por ejemplo) es un cagarro!!! Qué momentos bochornosos, de verdad... Espero que la chica no repita esas cosas si vuelve a escribir.
    Muy buena la reseña, Cassie, jijijiji
    Besotes!

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que no sé ni por dónde empezar, así os lo digo.

    Casi todas mis reacciones ya las habéis visto por twitter, pero aún así no sé la de veces que me he dado de cabezazos contra mi mesa por lo que estaba leyendo o miraba al infinito pensando: "¿Pero qué estoy haciendo con mi vida, señor?"

    Es realmente inaudito que esta mujer haya sufrido violencia de género y de repente se deje conquistar por un tiazo del que no sabe absolutamente nada. ¡Y que se enamore en un día de él! Me hizo mucha gracia cuando en uno de los capítulos descubre que Misha tiene una hermana. A ver si lo he entendido, ¿se lo ha tirado unas 2895739 veces, está enamoradísima de él pero ni siquiera sabe si tiene familia? ¡Bravo! Y otra cosa con la que también me desorino: descubre que el ruso la ha estado vigilando e investigando pero oye, aquí no pasa nada. Ninguna mujer que haya estado casada con un maltratador (y sin estar casada) sospecharía de un desconocido que la vigila las 24 horas del día. Está claro que es una prueba de amor verdadero, sí.

    La repetición excesiva ha sido el mejor homenaje que se lo podía hacer a "50 sombras de Grey" (obra magna para ella, sobre el amor profundo y bla bla). Yo todavía no me he enterado de que Misha tiene los ojos negros e intensos como el fuego, que su torso es duro y caliente, que tiene un miembro enorme (faltaría más), que folla de maravilla (hombre, por supuesto), en fin... ¡Y la tipa para estar tan acomplejada con sus michelines no veas los ropajes que se pone! Que a lo mejor ni está gorda ni na, que son solo imaginaciones suyas, porque según dicen tiene unas piernas perfectas y los pechos ni te cuento... ¿entonces lo que tiene es una barriga de escándalo? Porque en la portada del libro no lo parece...

    Lo de los angelitos ha sido la guinda del pastel, cada vez que aparecían quería pegarme un tiro. Por no hablar de la facilidad que tenía el ruso para recuperarse de los actos amorosos, ¡ni un minuto y ya estaba otra vez palote perdido! Ciencia-ficción, claramente. Y ya los ovarios de la autora de ponerle su nombre a la protagonista, su profesión, e incluso el nombre de su sobrina la pajilleitor... definitivamente no puedo estar más de acuerdo contigo, ¡¿esta tipa no tiene vergüenza?! ¿Se ha imaginado así misma con un tiazo moñas y ha decido publicarlo al mundo con toda su jeta? FLI-PO.

    Pero sin duda lo que más me ha gustado de todo ha sido la cantidad de cursiladas que se dice esta parejita. En especial él, que para ser un frío ruso venido de la estepa siberiana no veas la de caramelo que tiene que tener en las venas. Que si "cielo", "cariño", "mi vida", "mi amor", "mi mariposa recién salida de su crisálida", "mi hogar", "el color de tus ojos es mi hogar" (o sea marrón mierda, porque no creo que sean blancos como la nieve) y miles de moñadas más que no quiero recordar. Y la tía salta y dice que las cosas que Misha le dice no son normales (no, está claro que no, SON ANORMALES), ¡que no hay ningún hombre que sepa decir cosas tan bonitas a una mujer! A mí me viene semejante macho diciéndome esas cosas y la gastroenteritis que me entra no es ni medio normal. Por no hablar de que me recetarían insulina de por vida. ¡Pero por favor! ¡Si ni siquiera en pleno fruncimiento deja de decirle moñadas! ¡Anda y váyase usted a la mierda! Y luego le llena la casa de flores, ¡total es chica la crisis alérgica! A mí con una caja de bombones me tendría la mar de contenta.

    La reflexión que hago de este libro es que la autora vive en los mundos de Yupi o algo así. Tanto decir que si los príncipes azules no existen, que si Disney nos tiene muy mal acostumbrados, y llega aquí la señora y nos presenta al príncipe rosa, ¡el cual espero que tampoco exista porque menudo horror!

    Por favor, le pido a quien sea que dejen de publicar estas estupideces como libros. ¡He leído fanfics cien mil veces mejores que esta mierda!

    ResponderEliminar
  6. OMG!!!!! Jajajajjajajaja lo que me he podido reír!!! Yo he de confesar que comencé a leerlo, más que nada porque allá donde haya algo ruso a por ello que voy, pero este libro es demasié, y en cuanto leí cosas de ángeles y tal no conseguí leer más de diez páginas... Ya ni me acuerdo casi, pero lo poco que leí me pareció un despropósito :/

    ResponderEliminar

  7. Risa bonita? Mi querido zar? Ya que no le llamó osito Misha XDDDD
    Ay que me descojono con lo de los angelotes, y lo de la sobrina de 13 años!
    Un Antigandy? No sabía yo que existían, jajajaja.
    Ay mamina yo no se por qué no escribo un libro también ya que parece ser que cualquiera puede, y lo más gordo de todo este cachondeo de que cualquiera escribe y le publican es que se en realidad hay por ahí gente que no puede ver sus libros publicados....

    ღBesinosღ

    ResponderEliminar
  8. Es para darme de cabezazos .comprar este libro sin mirar más allá de la portada por tonta me lo leeré por castigo jaja el consuelo que me ha salido barato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero querida, hay que pasarse por aquí antes de comprar! XDDDDD El primer Antigandy del blog, no te digo más. Deseando saber tu opinión, jejeje...

      Eliminar
    2. Diooooss que hechoooo jajajajaja cuando lo lea os mantendré informadas ...menos mal que ahora estoy leyendo alos vampiritos y a V y se me ha pasado un poco la locura transitoria que me ha dado al comprar a lo loco jajaja

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)