jueves, 6 de agosto de 2015

Para siempre (Sequels 1), Judith McNaught


Huérfana y sola, Victoria Seaton cruza el océano para reclamar su perdido patrimonio en Wakefield, el condado inglés en el que vive su distante primo, el notable lord Jason Fielding. Solicitado en fiestas, bailes y óperas por las damas más elegantes de Londres, Jason es un misterio para Victoria.Desconcertada por su arrogancia y seducida por su porte felino, ella es capaz de detectar todos los recuerdos dolorosos que arden en sus ojos verdes. Y Jason, incapaz de resistirse más al luminoso encanto de Victoria, la toma por fin entre sus brazos. Unidos por el deseo, se ven envueltos en una intensa y agotadora felicidad que les libera de un pasado cruel. Entonces, en un momento de angustia, Victoria descubre la traición que descansa en el origen de su amor. Un amor que ella soñaba para siempre...


¡Que se pare el mundo cuando estoy leyendo una novela de Judith McNaught! ¡¡Es una orden!!


¡Lo sé y no me importa!

Eso es lo que deseo cuando cojo una de sus novelas (que se pare el mundo, no estar loca para eso ya no hay remedio). Judith McNaught es una de mis escritoras favoritas, así que me tiemblan los deditos cuando voy a empezar una de sus historias, sabiendo que tengo entre manos un maromo libro que no me va a dejar indiferente y deseando que me haga disfrutar como a mí me gusta. Y, oh, vaya si he disfrutado con este libro.


Pero me gusta mucho mucho

Estamos en nuestra época favorita, la enagüil, aquélla en la que te concertaban el matrimonio casi desde la cuna y podías darte con un canto en los dientes si tu marido te respetaba y no te trataba como una guarripeich para dejarte preñada y luego irse tras las enaguas de sus queridas. Pero Victoria Seaton de estas cosas sabe poco, que en Nueva York todo va de otro modo. Vive una vida tranquila con sus padres y su hermana, esperando a que pase el tiempo para casarse con su querido Andrew. Pero la vida bitch tiene reservados otros planes para ella, así que decide dejarla huérfana y separarla de su hermana cuando tengan que ir a Inglaterra y vivir cada una bajo los cuidados de unos familiares que se odian entre sí. Pero que Victoria no se preocupe, que cuando llegue ya se va a encontrar comprometida con el temible y fiero y follarín buenorro revientacorsés Jason Fielding, que no quiere nada ni con ella ni con ninguna otra mujer (que no sea su querida) después de haber estado casado con una zorrupia que le ponía los cuernos con medio Londres.


Nadie hace mejor el pisto rico que la McNaught

Y ya tenemos el tinglado montado, así de simple. Aquí no hay instalust de "te fo**o por los rincones" (es una novela de enaguas escrita en 1987, ya podéis esperar para que os den un buen refregón, ya...). Tampoco hay tramas de negocios ni misterios, salvo el pasado de Jason, que nosotros conocemos algo pero la pobre Victoria desconoce del todo. Ay, Victoria, obligada a vivir sola entre desconocidos, en una sociedad cuyas estúpidas reglas ignora y con Jason cerca, el menos caballero de los nobles ingleses, el que peor fama tiene y que el más revuelo de enaguas levanta. A nosotras se nos incendian los bajos con su mera presencia pero Victoria, a pesar de que le pica internamente algo cuando le va conociendo, le tiene miedo.


Jason, Jason, que noooooooooooooo

Y Jason, ese hombre frío, distante y opaco, comienza a sentir cosas por Victoria que no quiere sentir y mucho menos reconocer con la mente pero que ya se molesta su cuerpo en reconocerlas por él.


Tory, Tory, que siiiiiiiiiiiiiiii

Y así vemos cómo se van adaptando (o intentando hacerlo) el uno al otro. Bueno, realmente aquí la que hace todo el esfuerzo es Victoria, pedazo de mujer, el personaje más fuerte de la novela y que se rebela ante lo que la sociedad le impone (eso sí, es una rebelde pero dentro de la época que le ha tocado vivir, en la que te tocaba abrirte de patas quisieras o no cuando tu marido lo ordenara). Si bien Jason es el macho man, capaz de hacer que te tiemblen las pestañas de miedo y de perraquismo a la vez, ella es la que sufre y la que se enfrenta a lo que sea, la que intenta adaptarse a la sociedad que desconoce, al churri que desconoce, siempre intentando hacer todo lo mejor posible y queriendo hacer feliz a Jason, sacrificando incluso sus sueños de juventud. Os digo, queridas, que si aquí hay un personaje que tiene momentos de pichotismo es Jason y no Victoria.


Girl power enagüil

Para siempre es una novela 100% McNaught (fuck yeaaaaaaaaaaaaah!!!), con sus parejas con grandes diferencias de edad (doce añitos se llevan, Jason tiene ya la boa pelá de tanto uso), sus chispas de humor maravillosamente bien puestas, sus tejemanejes e injusticias y sus controvertidos personajes. Me gusta que suelen cometer errores irreparables (ay, Jason, cómo la cagas, hijo...) que intentan enmendar con sus acciones posteriores pero que no van llorando por las esquinas por lo que pudo hacer sido y no fue o pidiendo perdón constantemente por lo que no puede ser ya cambiado.  


So come here and añkjadkhfkjdhfkjsdalhfsa me

Esperad que limpio un poquito el suelo para que bese por donde Judith McNaught pise. Cómo se puede escribir tan bien. Nos ambienta estupendamente sin ser pesada dando excesivos detalles. ¡Y qué capacidad de resumen! Nada de estar tres páginas contando el viaje de regreso a casa y los pensamientos de un personaje. ¡Pero si ya los sabemos de antes! La McNaught nos supone inteligentes como para rellenar nosotros los huecos (ay, rellenar, sí, sí...) y completar la historia, incluso al final (yo no he necesitado que me diga nada más). Y, ay, esa capacidad sublime que tiene para manejar los corazoncitos de nuestros personajes y los de los lectores. Judith McNaught es capaz de hacer crecer la flor más bella en un campo de cardos (soy pura poesía) y logra así, a pesar de la antipatía que podamos tener a Jason aunque nuestro xixi cante soleares cada vez que sale, que nos sintamos como Victoria, inquietas, preocupadas, dolidas, maravilladas y perdidamente enamoradas de Jason.


Y también calentorras total

Queridas lectoras, Para siempre ha sido una delicia lectora por completo. Reconozco que mi amor por Judith McNaught anula mi objetividad con sus novelas pero, qué queréis que os diga, ella sabe escribir justo lo que a mí me gusta y eso hace que disfrute enormemente con sus historias. Aquí puede que la situación no sea idílica y que haya muchas cosas reprochables pero bajo todo eso vive una enorme historia de amor que a mí me ha llegado directita al corazón.

Por todo esto y muchísimo más tenemos que darle en nuestro Gandymetro...


Jason, agradécemelo con un beso


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

13 comentarios:

  1. Al pisto rico oiga!!!! XDDDDD
    M'an encantao los gifs, jajajaja, ay señor otro libro pa la cola pesicola :P


    Muuuuaks ;-****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tía, ésta hay que leerla sí o sí! Luego le leerás y te parecerá una kk pero ya sabes, me mientes y ya XDDDDDD
      Besotes!!!

      Eliminar
  2. ÚUUUUUUuuuu!!!!!!
    No me extraña tu amor por esta escritora, desde mis queridos Royce y Matt no puedo dejar de agradecérselo! Viva la Judith!!!!
    Pues este me lo leí y ni me acuerdo chica, pero es que los que se me quedaron en mente fueron los primeros y luego ya...:S
    Lo repasaré ya que le das tantos Gandys jijiiji Y la portada tenía que ser solo la esquina inferior derecha XDDDD PORTADÓN!!!
    Dios mío el gif lengüil de Cas xDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tía, yo te debo a ti mi amor por Judith, que nos recomendaste "Un reino de ensueño" y ya me quedé enamorada! Repásalo porque este libro merece la pena leerlo y releerlo y releerlo otra vez.
      (Maravillosa la ilustración pequeña, me indigna que no se vea! XDDDDDD)
      La lengua va para ti XDDDDD
      Gracias por pasarte, guapa!
      Besotes!

      Eliminar
  3. Pero mujer, cuantas reseñas haces en una semana?! Confiesa de una vez por todas, tienes el dispositivo del tiempo de Hermione y lo usas para poder leer mas libros! Eso es injusto, comparte ya!
    Por cierto con todo este amor y entusiasmo que exuda esta reseña, solo faltaba que tus Gandys bailasen el Cán Cán. Estupenda como siempre y gracias por la pasión de unos cuantos soles por la McNaught.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDD Se me acumulan las reseñas como los maromos en el dormitorio XDDDDDD
      Es verdad, con lo que me gusta esta mujer los Gandys debería bailar y hacer un striptease, jejeje. Pero de verdad que esta novela merece la pena
      Muchas gracias por pasarte!!
      Besotes!

      Eliminar
  4. La verdad que lo que yo he leído de esta mujer me ha encantado,me gusta como escribe y esta historia pinta muy bien,jejeje,gran post como siempre,me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Si te gusta esta mujer, te va a gustar esta novela seguro. No es nada típica pero muy de ella.
      Gracias por pasarte y comentar!!
      Besotes!

      Eliminar
  5. Es fabuloso, ¿verdad? cuando conectas tanto con una autora que todos sus libros son una delicia. Me alegro por ti. Cuando lei varias de McNaught hace un par de años, creo que esta es la que más me gustó, le puse 8/10 en la crítica que publiqué en El Rincón de la Novela Romántica.
    McNaught no es de mis favoritas porque acabo viéndole el plumero ochentero, pero para compensar, sus libros están currados y no son un insulto a la inteligencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente! Sé que no todo lo que lea de ella me va a enamorar y le veo la patita muchas veces (el aire ochentero, por ejemplo, aunque no me disgusta) pero también sé que no voy a leer algo común y que seguro me va a sorprender.
      Muchas gracias por pasar!

      Eliminar
  6. Venga, otra a la lista de pendientes, ¡que cinco Gandys son toda una garantía!

    ResponderEliminar
  7. ¡Leído! Me ha mareado un poco tanta ida y venida en esta relación, la verdad es que Jason es uno de esos traumatizados con toque pichotil. Por otra parte SPOILER llámame pava, pero a mí Andrew me ha dado pena y no me ha gustado cómo lo han despachado. No, no y mil veces no. No se merecía eso y se ha visto que era buena persona hasta el final. Estas cosas no se hacen, lo siento. Me pareció adorable con Victoria al principio y siguió siendo fiel a ella... FIN DE SPOILER Una cosa que me ha gustado es la dosis de realismo en ciertos momentos, ejem... Porque no todo es perfecto y menos en esa época y con tan poca información. ¡Gran reseña, Kim!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé por qué pero sospechaba que no te iba a hacer especial gracia... A mí Andrew me ha dado muchísima pena, eh, y no veía cómo se iba a solucionar la cosa. Pero es que a esta mujer ya sabes que le gusta que las cosas no sean maravillosas ni se queden perfectas y yo aplaudo que haga esas cosas. Ya sabes que no tengo objetividad con ella! XDDDDDD
      No me tires piedras! XDDDDD
      Besotes!!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)