lunes, 21 de septiembre de 2015

Odio en el paraíso, Sandra Brown


Schyler Crandall, hija adoptiva del poderoso propietario de un imperio de explotación forestal en Luisiana, abandona el hogar al sufrir la mayor humillación de su vida: su hermana anuncia en público que está esperando un hijo del novio de Schyler. Seis años después, la joven regresa y se ve envuelta en una maraña de intrigas provocadas por la cotidicia de su hermana y por las deudas de juego de su ex novio. Sin embargo, la presencia de Cash, un enigmático cajún de temperamento rudo y apasionado, dará un vuelco inesperado a su vida...


Queridas, lo decimos muchas veces pero hay que repetirlo muchas veces más: teneros como lectoras es un lujazo. A pesar de los diferentes criterios (que si los Malory son una kk, que si estás como las maracas de Machín por pensarlo, etc.) y de las diferencias irreconciliables (que si Grey es lo mejor del Universo, que si estás borracha por pensarlo y la mitad de nuestros maromos de libro se mean en él), a pesar de todo, nos queremos mutuamente.


¡Os ha salido la carta del amor moñas!

Sí, sí, hay que decirlo, nos queremos. Porque a pesar de todo eso aquí hay el suficiente amor (amor guarrer no, eh) como para que muchas perdáis un ratito en recomendarnos libros. Y resulta encima que nosotras os hacemos caso y, ¡tachán!, librazo que nos arreamos. Y eso es justo lo que ha pasado con Odio en el paraíso, todo un culebronazo de los que a mí me gustan.


Extasiada me hallo, oye

Schyler Crandall regresa al hogar familiar de Lousiana después de seis años de exilio voluntario en Londres. ¿El motivo de la huida? La infidelidad de su novio Ken con la perra de su hermana Tricia. ¿El del regreso? El infarto que estuvo a punto de llevar a la tumba a Cotton, su padre adoptivo. Schyler vuelve a estar junto a su padre y, mientras tanto, a meter las narices la vida familiar de la que salió huyendo y en su empresa maderera (lo que le va a poner en peligro su vida, directamente). Y como hablamos de meter, qué sería de ella si no se la metieran encontrara un incentivo asjhadjkhfdjak por el camino. Aquí, de hecho, ella encuentra poco, es la megaboa hipermasculina de Cash Boudreaux la que la encuentra a ella.


GrrrrrrrrrrrrrrAsíEstamosTodasGrrrrrrrrrrrrr

La primera aparición de Cash Boudreaux es un sueño mojabragas y lo sabéis. Él es cajún y el semental de la zona, del que puedes obtener los mayores placeres ajfkhakjda pero ni una palabra de cariño. El bastardo Cash hace lo que le da la gana cuando le da la gana y Schyler Crandall ha sido durante mucho tiempo un objetivo boíl que ahora no está dispuesto a dejar pasar.


Tranqui, Schyler, que Cash va a coger todo lo que quierakklajdfklaj 

Queridas, este libro es total y absolutamente un "chechiflín". Sí, una peli de ésas en las que hay intriga y además unos buenos polvetes con música de saxofón de fondo (como debe ser en una novela de los 80). Es una mezcla entre Retorno a Edén y True Blood y leemos con el calor pegajoso de Louisiana por todo el cuerpo. Con ese calor las neuronas deben estar reblandecidas y así salen la mayoría de los secundarios. Son extraños, pervertidos, tarados, ambiciosos, despojos de la humanidad, gente maltratada hasta la infinidad y, aunque no lo parezca, gente noble, que también hay alguno. Eso sí, el modo en el que se narra todo es como si te dieran una hostia bofetada.


Sandra Brown, la Bruce Lee de los pistos sureños

No hay sutilezas ni moñismos de ésos. Aquí se habla directo y claro y no nos referimos a Cash, que es más bruto que un bocadillo de esparto. No, es el modo de narrar, directo, crudo, sin irse por las ramas (¡megafan!). Pero vamos, tanto resume Sandra Brown que al final se olvida de contarnos más detalladamente cómo se resuelve todo.


Qué pena, estaba tan cerca del culebrón perfecto...

Según se va desarrollando la trama vamos abriendo las piernas el abanico de personajes y dedicando algo más de tiempo en conocerlos (que qué asco la mayoría, por Dior). Éste es un mundo de débiles que hacen parecer a los protas más fuertes aún (y eso que Schyler tiene unos sopapos y la historia personal de Cash es de ponerse a llorar a moco tendido pero se cuenta sin regodearse en ella, lo que hace que adoremos más a Cash). Porque sí, aquí se adora a Cash (o se le odia, que no hay término medio). Que sí, que es un bruto y que blablabla. ¡Hombretones asi quiero yo en mi cama vida! ¡Que se dejen de charleta y me demuestren lo que vale un peine! (hablando en guarrer, claro). Ah, y encima esto.


Sí, Cash también es del club "Nos meamos en Grey"

Yo poco más os puedo decir, salvo que me ha encantado la novela y el estilo de Sandra Brown. Eso sí, os digo que si buscáis la típica novela romántica aquí no la vais a encontrar. Éste es un mundo de cab**ones y de duros y los duros no destapan su corazoncito (si lo tienen) hasta el final. Aquí no hay flores ni paseos cogidos de la mano ni historias ñoñas. Aquí hay una historia de deseo, de ambición, de odio y de amor intensa y más ochentera que mis carpetas del instituto. Vamos, un culebrón de lujerío con sudores pegajosos. ¡Justo lo mío!

Por todo esto y mucho más, le damos en nuestro Gandymetro...

Cash, dime oui y te doy el mundo (y la llave de mi cabaña)

28 comentarios:

  1. Pistos y polvetes con música de saxofón ouuu yeahh
    Además 4 Gandys!!!! Cuando la leiste la puse en la to read así que después de "la vista pájaro" de la reseña le subiré puestos en la cola ;)
    Pistos, pistos dubi duuuuu XDDDDDD

    Muuuaks ;-****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya sabes cómo soy yo con los pistos y los machotes brutos, no tengo medida. Pero no me hago responsable de nada, que lo mismo la lees y te pasa como a Sonia, que un poco más y le prende fuego XDDDDD
      Besotes!

      Eliminar
  2. Antes de tu crítica no hubiera dado un duro... pero em fío de ti, y a mi estos libros suelen gustarme
    las cosas claras, el chocolate espeso, y los maromos directos y molones, me meo en Grey yo también x) jajajaaj
    Apuntado queda
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDDD Cash es un tío complocado, o lo amas o lo odias pero no hay nada como catarlo para ver si te gusta. Ya me contarás!
      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  3. Me lo anoto YAAAAAA!!!! este tiene pinta de los que me gusta también...jajajajaja MMM quiero conocer ya al maromo este,me llama la atención la trama menuda hermana tiene la muchacha que zorron,Buen post como siempre,Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buffff, el pisto familiar que tiene la prota es bastante importante, vaya culebrón. A ver si lo disfrutas tanto como yo!
      Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  4. Quien dice pistos manchegos dice zarangollos murcianos, pero vamos, que da lo que promete, una de mis máximas a la hora de leer. Y aquí tenemos un chechiflín muy de nuestros estilo, de esos llenos de tejemanejes empresariales, amor, lujo y sudores varios. En cuanto a Cash, pues más calores te dan con sus cosas... ¡Genial reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji, pues eso, zarangollos ricos. Estos culebrones chechiflín son lo mejor del mundo para ochenteras como nosotras, jejeje.
      Besotes!!!!

      Eliminar
  5. Este pisto cajún de la Brown es de lo más entretenido, recuerdo haberlo leído hace unos cuantos años y aunque es verdad que destila tufo ochentero por todos los lados, Cash es un prota de los que dejan huella (y educado ante todo, que empotraba a Schyler contra un arbol y la ponía mirando para Cuenca, pero luego se seguian tratando de usted XDD).
    Si os ha gustado la autora os recomiendo "Imagen en el espejo", donde nos regala un pisto tejano ochentero rollo "Dinastía" o "Un largo atardecer", otro culebrón de los suyos en el lejano oeste. Pero aviso a navegantes, esta mujer no hace historias facilonas, si quieres algo ligerito mejor pasa a otra cosa, que leyendo sus libros se sufre y mucho.
    Estupenda reseña, como siempre. Kisses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDD Que se siguieran llamando de usted después del refrote es maravilloso, jajajaja.
      "Imagen en el espejo" ya me la había recomendado pero me apunto la otra. Me gusta este tipo de novela, que no es fácil de digerir pero que te tiene enganchada por completo.
      Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  6. No tengo perdón... llevo años queriendo leer algo de esta mujer y siempre la relego,.,, a ver si este año me pongo sí o sí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, como novata que soy en este género, no la conocía pero una lectora nos la recomendó. Ésta es la única novela que he leído de ella y, bueno, no es una historia de hacer la croqueta de la felicidad pero yo sí la he disfrutado mucho. Si te pones con ella, ya irás contando!
      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  7. Me ha encantado la reseña, toda ella, jajajaja ¡Apuntado queda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, muchas gracias! A ver qué te parece a ti!

      Eliminar
  8. Cash no se mea en Grey, se mea en todos xD. Los libros de Sandra Brown molan un montón, otra chica te recomienda Imagen en el Espejo, muy recomendable, junto con Cuando el Río Suena son mis preferidos de ella, ochenteros, con mucho follones everywhere y con protas que no sabes si querer u odiar xD. Hace unos años Sandra perdió esa línea en sus libros, como muchas otras una vez que consigue el éxito empieza a escribir otro tipo de libros con menos romance, y hay que leer declaraciones en las que parece que escribir romántica es algo menor ¬¬, WTF? Un libro es un libro igual de bueno malo independientemente de su género. Totalmente off topic, pero me siento traicionada por autoras como esta, eh!!! muchas de nosotras con 20 años tuvimos que tirar de personalidad para poder estar en la FNAC o El Corte Inglés en la sección de literatura romántica mirando en los libros rosas de Cisne!.
    BTW, buena reseña ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus recomendaciones las tengo bien apuntaditas, haste encontré "Cuando el río suena" de segunda mano y no dudé en comprarlo. Estas cosas ochenteras me encantan.
      Yo creo que estas escritoras comienzan a estirarse la cara y pierden neuronas. Tan digno es este género literario como cualquier otro y renegar de él cuando tantas satisfacciones le ha dado (y beneficios) me parece un error. Saca las antorchas y vamos a su casa! XDDDDDDDD
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  9. Se me olvidaba... Los Mallory, caca de las grandes xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDDDDD Peores kks habrás leído... Viva la Lindsey y sus porros! XD

      Eliminar
  10. Gracias por esta estupenda reseña de una de mis novelas románticas favoritas de todos los tiempos, la que más me gusta de Sandra Brown.
    Y Cash Boudreaux, hay dios mío,... con Derek Craven y Adrian Hawker mi triada de machotes. Pura fantasía.
    Creo que es la única novela romántica -aparte de Orgullo y prejuicio, que es más ficción literaria-, que tengo en español (edición Cisne del año de la pera) y en inglés, y he leído y releído tantas veces que ni me acuerdo.
    Soy de las que siguen entusiasmadas con Sandra Brown, mi único amor ochentero de la que sigo comprándome sus libros, año a año, ¡y en tapa dura!
    Es verdad que la parte romántica cada vez es menor y la de suspense mayor, pero como la novela negra también leo mucho, como que no me doy ni cuenta. ¡Ay, qué ganas me han dado de leerla otra vez! Como ya le dediqué un artículo de cuáles eran mis favoritas, no me voy a repetir aquí, pero que no se me olvide: Sedas de Francia es también hiper-recomendable. Hasta hicieron una peli con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Megafan que eres! XDDDDD
      Me apunto Sedas de Francia! La verdad es que ha sido un gustazo leer esta novela, he disfrutado mucho el estilo y sobre todo a Cash, estos brutos a mí me vuelven loca.
      Muchas gracias por pasarte y comentar!!

      Eliminar
  11. Pues a mi no me ha gustado el libro, ya lo sabes jajajaja Estoy empezando a pensar que el libro en inglés no tiene nada que ver con el traducido al español. A lo mejor este es uno de esos casos como el de la carta de Margallo en las elecciones catalanas, que la original y la traducción no es que fueran diferentes sino que se habían inventado un cacho xDDDDDD Para una vez que no leo la VO...
    Bueno, está visto que no a todo el mundo le gusta lo mismo y a mi este pues no me apasionó que se diga. Mañana publicaré la reseña en el blog para explicar el por qué un poco más detallado.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no te ha gustado es poco! XDDDDDDDD La verdad es que no sé yo si en inglés te habría gustado más pero me esperaré a leer tu reseña para decirte más.
      Cuando Elsa me lo recomendó ya me avisó de que este libro o lo odias o lo amas. Te confieso que, cuando comencé a leerlo, no tenía yo muy claro que me fuera a gustar pero luego me conquistó. Una pena que a ti no :(
      Estaré atenta mañana! Espero que al menos esta reseña te haya gustado más que el libro XDDDDDDD
      Besotes y gracias por comentar, guapa!

      Eliminar
  12. Así que una mezcla entre Retorno a Edén y True Blood!!!! jajajajaj Y como la primera no la he visto pero seguro que me hubiera molado y la segunda me encanta pues el "chechiflín" XDDDDDDDDDD es de lo mejor!!!!
    Yo leí algunos más de esta señora pero ya sabes que me falla la memoria y del único que me acuerdo es de Cash e.e que es un bestia y un borde pero e.e y la historia estaba bastante bien ^^
    Qué ganas de volver a leerlo!!! Le tengo que hacer un hueco ya pero ya de ya!!!
    Como tú dices, me creas muchas necesidades ¬¬ jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, hermosa, pues dale a Cash cuando puedas, a ver si sigues manteniendo tan buen recuerdo de él!!
      Gracias por pasarte a comentar (y perdona mi tardanza, no sé dónde tengo la cabeza, jeje)
      Besotes!!

      Eliminar
  13. Hola, enhorabuena por la divertida reseña, soy nueva comentando por aquí y sólo quería decir que me ha parecido una novela muy intensa, con una chica con carácter, casí demasiado perfecta (va incluso a la cárcel a visitar a la pérfida) y con un personaje masculino del que había leído tantas cosas malas y sin embargo me ha encantado. No he podido dejar de ver (a pesar de la descripción de la autora que en algunas cosas no concordaba, pero yo decidía ignorar olímpicamente ) al mega muso Michael Fassbender encendiendo un cigarillo y marcando paquete cuál anuncio, ochentero of course, de Malboro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida por este blog!! Ella puede llegar a ser un poco cargante, la verdad, pero es que él... Ya me lo dijeron y tenían toda la razón: o lo odias o lo adoras. Yo lo adoré pero ahora encima que me lo pones como Fassbender pues creo que voy a perder la cabeza directamente!!!
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  14. Yo adoré esta novela. Bueno, adoré a Cash. Es de las pocas que releo cada cierto tiempo porque es uno de mis protagonistas favoritos. Y me pasa como a Bona que sigo leyendo todo lo que cae en mis manos de Sandra Brown esperando volverme a encontrar otra joyita como esta.

    ResponderEliminar
  15. Desde que comenze a leer (a los 14 años) este ha sido mi libro preferido desde entonces. Cabe destacar que fue el que me introdujo al mundo de la lectura. Me hizo adorar tanto a Belle Terre (y ni siquiera se como se pronuncia) no lo se, siento que lo tiene todo... Sandra Brown y sus libros!

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión de la novela, siempre con buen rollo y respeto. El estilazo suma puntos.
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)