martes, 23 de octubre de 2018

Duke of midnight (Maiden Lane 6), Elizabeth Hoyt

[SPOILERS DE LA SERIE MAIDEN LANE -¡incluso en la sinopsis!-]

[Libro no publicado en español]
Hace veinte años Maximus Batten fue testigo del brutal asesinato de sus padres. Ahora el autocrático Duque de Wakefield pasa sus días en el Parlamento... pero por las noches, disfrazado del Fantasma de St. Giles, merodea por el suburbio buscando al asesino de su familia. Y una noche encuentra a una dama que le mira sin temor a los ojos y no retrocede...Artemis Greaves es una dama de compañía que, bajo su sencillo vestido marrón, esconde el corazón de una cazadora. Cuando el Fantasma de St. Giles la rescata de un malhechor reconoce a un igual y queda intrigada. Y más intrigada quedará cuando se dé cuenta de la verdadera identidad del conocido Fantasma... Y así Artemis exigirá a Maximus su ayuda bajo la amenaza de descubrir su identidad secreta pero chantajear a un poderoso noble conlleva sus riesgos. Ahora que tiene la mano ganadora, ¿podrá Artemis resistir su ira... o la tentación de su abrazo?


Volvemos a nuestra calle favorita de enaguas poco resplandecientes, Maiden Lane. En este libro tenemos de maromazo ni más ni menos que a un duque y no a uno cualquiera, ¡a uno serio y estirado! Venga, fans de Marcus Marsden, protagonista de Sucedió en otoño, ¡haced la croqueta!


🍘🍘🍘🍘🍘🍘🍘🍘
[Ya sabemos que es una galleta de arroz pero esta gente no sabe lo que es una croqueta y aquí lo hemos adoptado como icono croquetil -lo negro que se ve delante es el mordisco que le acabo de dar-]

¿Y quién puede ser la pareja ideal de un duque? ¿Una rica heredera? ¿La hija del Conde-Mor? ¡No! ¡¡La dama de compañía de la que estaba destinada a ser su esposa!!

🍘🍘🍘🍘🍘🍘🍘🍘
[Las fans de las plain Janes también hacemos la croqueta]

Maximus Batten, duque de Wakefield, es el estirado hermano de lady Hero, la protagonista del segundo libro de esta serie, Notorious pleasures. En ese libro le conocimos y supimos de la tragedia que sufrió su familia (sus padres fueron asesinados) y de su obsesión por acabar con el terrible negocio de la ginebra. Lo que no supimos en ese libro es que...



[Bueno, queridas, no queda más remedio que poner el cartelito avisando de que no puedo reseñar el libro sin hacer spoilers de los anteriores (aunque la sinopsis ya se ha encargado de contar demasiado 😒). Supongo que si seguís leyendo es porque os da igual así que sigo con lo anterior]

Lo que no supimos en ese libro es que Maximus busca vengar la muerte de sus padres y acabar con el negocio de una ginebra de una tacada como...


¡El vengador de la noche! (Con abdominales de verdad y no en el traje)

¡Pero en versión enagüil! Sí, queridas, Maximus tiene una mente de día para el Parlamento y un cuerpo de noche para el saltimbanquismo cuando recorre las calles como el Fantasma de St. Giles, ¡el vengador enmascarado! Vamos, lo que os hemos dicho, un Batman en toda regla. Y venga trauma y venga obsesión y venga rictus inexpresivo y venga ganas de casarse con una heredera que le dé esplendor al ducado. Y en estas que se cruza en su camino la dama de compañía de esa rica heredera, Artemis Greaves, una chica normal, de esas que parecen de camuflaje porque no se ven. Nadie hace caso a Artemis (salvo lady Phoebe, la hermana de Maximus) pero eso no significa que nuestra protagonista no viva. Por desgracia, vive sin vivir en ella desde que perdió a sus padres, su hermano fue encerrado en Bedlam y ella pasó a ser la dama de compañía de una prima lejana. ¡Toma pistazo! Nadie puede ayudar a Artemis y a su hermano Apollo... ¿O tal vez sí? Tal vez exista alguien con el suficiente poder, no sé yo, un duque, por ejemplo, que pueda hacer algo por ellos. Y si esa chica normal supiera cierto secreto saltimbanquista sobre ese duque...

Si me froto más las manos hago fuego

¡Toma ya con Artemis! Y toma ya de nuevo con un libro de esta serie cuya historia transcurre por derroteros distintos a los que yo imaginaba. ¡Y bien que lo he disfrutado! Duke of midnight une dos topics que suelen ser de los que más gustan: el noble estirado y la chica normal que se lleva el maromo al agua. Eso sí, no acaban juntos del modo que yo esperaba... Y es que no te comas a Artemis de vista, que puede parecer una pavisosa pero de eso nada, bien que le encuentra el truco a Maximus y lo explota. Y, ay, ese duque tan estirado cuando por fin encuentra a una mujer capaz de enfrentarse a él... No le queda más remedio que buscarle a su Batmóvil una Batcueva calentita, si sabéis lo que quiero decir.


Maximus ya te está esperando, Artemis

Por supuesto, en el mundo de Elizabeth Hoyt esas secuencias están estupendamente bien narradas, descriptivas y muy hot. No se abusa de ellas pero ya sabéis que a mí, secuencias calentorras buenas, échame las que quieras así que las rancias no sé cuánto disfrutarán de ellas. Sin embargo no penséis ni que es un libro lleno de comidas de tetamen tras una cortina o bailes con miraditas. Hay guarrerismo y hay cenas pero hay una sensación de pena y de agobio constante, entre la situación de Maximus y, sobre todo, la de Artemis y su hermano. De nuevo aprovecha la Hoyt para meternos nuevos personajes y nuevas historias que desarrollará en libros posteriores (ya sabéis que yo no miro las sinopsis así que no sé ni quiénes serán los protagonistas del libro que viene pero digo yo que en algún momento llegaremos a las historias de los dos maromos del epílogo -quietas, fans del 🐍/🐍, que va a ser que no). Bueno, y ya que os he contado lo que he disfrutado del libro, os voy a contar lo que me ha hecho disfrutar algo menos.


No hace falta, Kim

Bueno, sí hace porque he tenido momentos en los que pensé que este libro no me iba a gustar y casi todos estaban relacionados con Maximus, ya que me ha costado conectar con él. Sinceramente, Batman siempre me ha parecido un coñazo de tío y verlo ahora en versión enagüil no me ha entusiasmado. En mi ranking de Fantasmas de Maiden Lane, Maximus sería el último. Es tan serio, tan estirado, tan sumamente cabezón con lo de casarse con Penelope... Menos mal que llega Artemis y da la vuelta a la balanza. Y es que es una protagonista femenina estupenda, que hace lo que sea necesario por conseguir lo que quiere, es consecuente con sus actos y con su corazón y, a pesar de la inmensa pena que lleva encima, no deja que eso la paralice ni la deprima eternamente. Ella ha salvado mi relación con Maximus y, a pesar de que al principio me ha costado creerme la química entre la pareja, cuando Maximus se ha ido abriendo a Artemis (y Artemis a él, IYKWIM) me he ido creyendo todo y me he zampado el libro sin darme cuenta. Eso sí, saltándome los dichosos fragmentos de cuento que sieeeeeeeeempre nos pone al empezar cada capítulo. Ah, y que no se me olvide antes de terminar el párrafo: el capitán Trevillion me perturba y me descoloca. Obviamente tendrá todo su explicación pero llevo dos libros con cara de WTF con su comportamiento. ¡Elizabeth Hoyt, una explicación quiero!


Que se me quite esta cara, por favor

Duke of midnight es un libro ágil y entretenido pero con un poso de pena y amargura que lo dota de profundidad. No son unas enaguas divertidas ni nadistas ni un disfrute croquetil de guarrerismo pero, si os interesa la romántica histórica con personajes más profundos e injusticias de la vida, este libro y esta serie son para vosotros.

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

Maximus, ven a guardar tu Batmóvil en mi Batcueva guarreril


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

7 comentarios:

  1. Hola, Kim!

    Pues a mí me llama muchísimo, pero como huyo de las series largas como si no hubiera un mañana, no la voy a empezar. La dejo pasar por floja que soy 😂

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno que tiene esta serie es que, a pesar de ser tan larga, ya está terminada, así que ya lo sabes, por si alguna vez te apetece.
      Gracias por pasarte y comentar, chata!

      Eliminar
  2. Estupendísima reseña, como siempre 😘

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post a tener en cuenta, tiene muy buena pinta! anotada esta, besos

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Me la leo en diagonal, y me quedo con esos 4 Gandys, que sabes que es una serie que (no sé en qué vida) quiero leer ;)
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien en leer en diagonal porque, aunque en los tres primeros libros hay cosas que se relacionan, el cuarto, quinto y sexto sí están muy unidos y, cuanto menos sepas previamente, mucho mejor!
      Gracias por pasarte, Pepa!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)