lunes, 26 de noviembre de 2018

Foxes, Suki Fleet

[Libro no publicado en español]
Cuando el cuerpo de Dashiel aparece tirado en un descampado de Londres, su mejor amigo Danny se decida a buscar al asesino. Pero Danny tiene problemas para interactuar con la gente y necesita que su mundo sea pequeño y controlado para poder sobrevivir. De día vive en una piscina abandonada y arregla aparatos eléctricos a cambio de comida u otras cosas, pero de la noche, solo, caza "tiburones" en una búsqueda incansable de esos hombres peligrosos que acechan a los más vulnerables.
Un encuentro casual donde conoce a un chico americano que vende su cuerpo en las calles acaba desequilibrando su solitaria vida. Micky es problemático y frágil y Danny siente una necesidad desesperada de protegerle de algo, aunque no sabe de qué. Cuando Danny le va conociendo más se da cuenta de que Micky necesita ser salvado de la única cosa contra la que Danny no puede hacer nada. Para salvarle, Danny debe arriesgarse a abrir su mundo y afrontar algo que le da más miedo que cualquier "tiburón": confiar en que le aceptarán tal y como es. Si el crudo invierno, un sádico doctor y casi cinco mil kilómetros no les separan antes, claro.


Cuando Elsa nos regaló el Pride Month (porque estar un mes escribiendo para un sitio unos posts tan elaborados fue un verdadero regalo para este blog) ya nos dijo que Suki Fleet era, de entre los autores que recomendaba, su favorita, y este libro, el más especial. Así que cuando vi que lo ponía en el reto Doce meses, doce pares de boas me temblaron hasta los tacones porque sabía de lo que iba y no lo hubiera leído por iniciativa propia de borracha de Anís del Mono. Por eso hay que estarle tan agradecida porque (y me repito más que el ajo) me hubiera vuelto a perder una joya de libro. Eso sí, le debería poner dos velas negras por obligarme a leer un libro Young Adult donde, además, apenas hay sexo.


¡Apartad de mí esos libros!

Danny es una joya oculta tras la barrera de su físico y de la distante actitud que adopta para evitar que alguien se le acerque. Es un chico totalmente adorable, que percibe la realidad de un modo muy intenso y especial y que antepone la felicidad de los demás a la suya, sobre todo la de aquellos que le hacen ser feliz. Por eso, cuando la persona a la que más quiere aparece muerta, necesita encontrar al asesino, que probablemente sea uno de los clientes ("tiburones") de los chaperos que pululan por Londres, ya que su amigo vendía su cuerpo para sobrevivir. En esta búsqueda conoce a Micky, un chaval americano (también chapero) que hace que le invada calor, que aporta luz a su vida y que despierta en él el mayor instinto protector que jamás ha sentido (amén de hacer que se le levante la cola incluso a pesar de las nevascas).


El efecto Micky

Ambos están solos y en la calle pero, mientras Micky vende sus favores sexuales, Danny es muy especial y es casi incapaz del contacto con otras personas, con lo que se apaña como puede arreglando aparatos eléctricos y resguardándose por las noches en una piscina abandonada. Y todo esto en el Londres actual, uno que no puedes imaginar cuando vas de turisteo, digno heredero de los huerfanitos que pululan por nuestras enaguas de Maiden Lane o por el pasado de Derek Craven, lleno de chavales que venden su cuerpo intentando no perder su alma en el camino por lo poco que puedan sacar para seguir sobreviviendo. Porque ellos no viven, sobreviven. Era duro leerlo en esos libros pero verlo ahora, en nuestra época, es devastador. ¡Así que toma alegría de lectura!


Kim, disfrutando como una perra

Pues, por increíble que parezca, es un libro tan bien escrito que, a pesar de la dureza del ambiente que rodea a los personajes y de las vivenciaspasadas y presentes, transmite alegría y optimismo. Es sobre todo el personaje de Danny (el único narrador del libro -en primera persona-) el que hace este libro maravilloso, dulce e inolvidable sin que sea moñas. Su percepción de lo que le rodea es intensa, a veces obsesiva y agobiante pero no negativa, Y es muy sensorial, a veces puedes llegar a ver las cosas tal y como él lo hace, ver cómo Micky brilla, cómo se destaca de los demás (o tal vez esto solo me pase a mí, que ya sabéis que estoy medio grillada 😵😂). Es una gozada ver la vida a través de sus casi sheldonianos ojos, cómo gracias a lo que siente por Micky va intentando esforzarse, sale de sus zonas de confort e intenta evolucionar como un Pokemon. Y Micky es su perfecto complemento, capaz de entenderle sin que haya palabras de por medio (aunque también él tiene lo suyo...). Con tanta maravillosidad os estaréis preguntando que qué tal estos en el boa/boa guarreril, que por estos lares es básico. Pues ya os podéis leer Him si queréis guarrindonguismos porque aquí sexo hay muy muy poco y un poco peculiar..., porque como Danny apenas soporta el contacto físico, ya me diréis cómo van estos a darle al fornicio...


A lo mejor vestidos así...

Realmente es más una novela de amor que una romántica pero no voy a poner mi cartelito favorito porque algo hay y a las boas sí les da el aire, así que no quiero que ninguna Amiga de la Ranciedad me tire un zapato a la cabeza. A pesar de este poco guarrerismo y de que ellos tengan apenas dieciocho años (dos de las cosas de las que huyo en la romántica) he leído este libro con corazoncitos en los ojos y penita en el corazón. Es un libro escrito con mucha delicadeza, con un lenguaje que parece acariciar las páginas. Eso sí, Danny y Micky viven en un mundo sórdido y eso no hay delicadeza lo que cambie. Es duro leerlo, especialmente pensando que es real. Ambos son productos del trato de la sociedad hacia lo distinto, lo que no queremos/sabemos entender, ya sea una enfermedad, una patología... Esa maravillosa sociedad a la que tanto queremos pertenecer suele rechazar rápidamente a aquellos que no se ajustan a lo que ella considera "normal" y tanto Mickey como Danny sufren las consecuencias. Sin embargo, hay muchos modos de contar esto y, mientras que otros autores te dan palo tras palo y se regodean en todo lo malo, Suki Fleet decide contarlo de un modo especial y delicado (que no moñas, repito), haciéndonos creer que hasta en lo peor hay un rayo de esperanza y la posibilidad de una vida mejor. Debo reconocer que algunas cosas no me han convencido demasiado (como la búsqueda de tiburones y su resolución y un par de cosillas más) pero si le subo la nota a este libro es por la sensación que he tenido leyéndolo y la que me queda tras un par de días de reposo, la de alegría por haber vivido esta lectura y haber conocido a Danny.

Foxes es un libro bellísimo dentro de la sordidez del mundo que cuenta. Una preciosa historia de amor y de salvación de almas dañadas, muy bien escrita y con menos dramatismo del esperado, que te deja con la sensación de que a las buenas personas, finalmente, les acaban pasando cosas buenas. ¡No me los maltrates en la segunda parte que estás escribiendo, Suki!

Por todo esto se lleva en nuestro Gandymetro...


Dos pollofollables tan maravillosos se merecen 5Gandys bien hermosos


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

10 comentarios:

  1. tiene muy buena pinta!!!!! habrá que leerlo, muy buen post

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Que buena pinta tiene la novela, me la apunto. La rabia que me da es que no esté publicada en español en fin...
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad, nos perdemos historias tan bonitas por el hecho de que no las traduzcan:.. Ojalá alguien se animara!
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  3. Le hago el quite a la romántica juvenil ... y no leo libros en inglés, si bien tengo facilidad con el idioma, me da pereza hincarle el diente a lecturas en ese idioma. Por ahora paso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está claro que este libro no es para ti XD (aunque también te digo que a mí lo YA no me gusta nada y este me ha encantado).
      Gracias por pasarte y comentar!!

      Eliminar
  4. Hola!!
    Me tiran muy para atrás dos cosas: la edad y la temática.
    pero con esa puntuación lo anoito seguro, no sé si me animaré, mis pendientes ya me están ahogando, en serio. Y es que este año estoy leyendo mucho menos de lo que "debería"Te cuento cuando me anime.-..-.me ha gustado eso de que es una novela de amor!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, el agobio de los libros pendientes! Te entiendo tanto...
      A mí ya sabes que el YA no me va nada pero este libro no se parece a otros YA que he leído y, a pesar de la dureza de la temática, la historia de amor es muy bonita. Ojalá te animes y te guste!
      Gracias por pasarte y comentar, Pepa!

      Eliminar
  5. De vez en cuando leo YA no me importa, siempre que me digan que el libro está bien paso de arriesgarme XDDD, pero este libro le tengo miedo tía, jajaja, no quiero morir ahoga en lágrimas y acongojadita de la vida, jajajaja. Llevo mucho con el libro en la toread y pensé que este mes estaría con "el humor necesario" para leerlo pero... es que no me siento valiente para el sufrimiento.
    Ay madre segunda parte!?! o.o

    Buena reseña chatina, incitas a leerlo pero... necesitaré supradim para hacerlo XDDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le tengas miedo porque es un libro muy bonito. Las circunstancias son duras pero su amor es tan especial... Anímate!
      (Y sí, está haciendo una segunda parte, miedito me da)

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)