martes, 11 de diciembre de 2018

Enamorarse del diablo (Los huérfanos de St. James 3), Lorraine Heath


Frannie Darling es una chica huérfana que creció en las calles de Londres. Se crió rodeada de ladronzuelos, carteristas y toda clase de tipejos detestables. Sin embargo, a pesar de haber sobrevivido a una durísima infancia para convertirse en una mujer de incomparable belleza, Frannie no quiere tener nada que ver con los hombres que ansían su cuerpo ni con los granujas que frecuentan el club de juego en el que trabaja. Ella es perfectamente capaz de cuidar de sí misma y se siente segura estando sola. En su mundo está a salvo… hasta que aparece él. Y entonces, de repente, ese mundo que se le antojaba tan seguro, se convierte en un lugar muy peligroso.
Sterling Mabry, el octavo duque de Greystone quiere acostarse con ella, pero no quiere ni oír hablar de boda. Pero a Frannie no le gustan nada los arrogantes aristócratas que sólo están interesados en satisfacer sus propias necesidades. Entonces ¿por qué cada vez que piensa en abandonarse a un encuentro ilícito con el diabólico duque no puede evitar que un escalofrío de deseo le recorra todo el cuerpo? Su dispuesto cuerpo suplica la liberación y le pide a gritos que se abandone a una traviesa y maravillosa rendición.

Cada vez que cojo un libro de esta serie lo hago con emoción y ganas de disfrutar, ya que estos huérfanos me tienen robado el corazón igual que su escritora, de la que siempre que puedo me voy declarando fan (por la calle se lo digo a la gente con la que me cruzo, "¡viva la Heath!", grito). Pero ese fangirlismo no me impide ver la realidad y aquí, por mucho que me duela, debo deciros que Lorraine Heath no le ha dado a Frannie el libro que se merecía.


Yo que tenía tantas esperanzas...

Frannie Darling es la única muchacha de Feagan, con lo que ha crecido muy protegida por sus compañeros maromiales. Esa protección fue muchísimo mayor desde que, siendo una niña, sufrió una brutal agresión que marcó su vida pero, gracias a su fortaleza, su optimismo y al apoyo del resto de los muchachos, pudo superar ese trauma. Ahora es una mujer fuerte y una parte fundamental de Dodger's, el negocio de Jack, aunque eso no le impide olvidar sus orígenes y se vuelca en sacar de las calles a los huérfanos que crecen en ella. Frannie no necesita a nadie y no quiere mezclarse con la clase alta pero no le va a quedar más remedio que hacerlo cuando conozca al cuñado de Luke, Sterling Mabry, un duque palote que ha estado livin' la vida loca y que ahora regresa para afrontar sus obligaciones, vivir con un terrible secreto y buscar una duquesa que le dé un heredero. Es un poco rancio y estirado, de esos que desprecian a todo Penry, pero su boa baila por soleares desde el primer momento en el que sus ojos se posan en Frannie y decide que puede necesitar una esposa pero más necesita a esa pelirroja en su cama...


Sterling ya te está esperando

Reseño con un poco de penita, queridas, porque la sensación que me está quedando de esta serie es que el primer y maravillosísimo libro te pone los dientes largos con las futuras historias de los chicos de Feagan y luego te vas llevando pequeños chascos al leerlas ya que ninguna llega al croquetismo esperado ni al de ese primer libro. Enamorarse del diablo me ha resultado algo decepcionante ya que la historia de Frannie, que tiene un punto de partida bastante tremendo, acaba resultando en su tratamiento bastante superficial y mñe, es un libro sencillo, entretenido, un poco nadista y sin pretensiones. Puede que la Heath nos tenga acostumbradas a más intensidad sentimental en sus historias (o tal vez sea que yo las sufro demasiado) pero esta se me ha quedado muy corta, me parecía que tenía mucho drama para desarrollar y para hacer la historia más profunda (entre Frannie y Sterling tienen dramita para vender y dar fiado) y que se ha desarrollado de un modo simplón, sobre todo el drama de Sterling, resuelto en cuatro párrafos y un epílogo (bastante amable y bonito, que tampoco es cuestión de tirarnos por un viaducto). Si os gustan los libros con sopinstant (insta-lo que sea) no sé si este será de vuestro agrado ya que lo de Sterling y Frannie es un instapalotismo de libro, de mirarse y ponerse los bajos pelos de punta automáticamente. No es que esto me disguste pero claro, bye bye tensión sexual cuando ambos saben lo que hay. Así, yo pensaba que a la vuelta de la esquina al duque estirado se le iba a estirar algo más y a la chica de Feagan se le iban a poner las enaguas por la cabeza pero no, queridas, en este libro se ponen las cartas sobre la mesa bien rápido pero las guarrerías no tantoNo sé si ha sido por esto pero la primera parte del libro me ha parecido bastante lenta, me daba la impresión de que se daban muchas vueltas sobre lo mismo pero que la trama realmente no avanzaba. Luego avanza, vemos parte del oscuro mundo de las calles, algo de drama, etc. pero para mí ya no remonta el vuelo, sobre todo porque, como os he dicho, en la parte amorosa no había tensión de ninguna clase.


Fail

Este libro, más de ver a la pareja retozar por salones y rincones varios, va de ver la evolución de ambos, de cómo dos personas que llevan sus penas encima aprenden a confiar y a apoyarse en el otro para sobrellevar mejor la carga, que el amor aligera el peso. El que más evoluciona es Sterling, que comienza siendo un egoísta y acaba hasta ayudando huerfanitos, fíjate tú qué majo. Sí, también le da alegría a la boa porque Frannie no es una damisela de clase alta que vaya a negarse los placeres de la carne y del corazón con el amor de su vida (amor imposible *guiño* *guiño* *codo* *codo* por la diferencia de clases) pero no es un libro muy sexual, las escenas son pocas y no muy destacables. Bien escritas, por supuesto, como todo lo que hace Lorraine Heath pero vamos, que acabo de terminar de leerlo y no me acuerdo de ninguna.



Un detalle que me ha gustado mucho es que parte de este libro transcurre en paralelo a los de Luke y Jack, algo que hace que lo puedas encuadrar dentro del tiempo de la serie y que no te olvides de los maromos que previamente has adorado. Bueno, olvidarlos es imposible ya que son maravillosos y, como siempre en esta serie, juntos se llevan los mejores momentos. He disfrutado mucho de verlos a todos juntos defendiendo el honor de Frannie ante Sterling. Mención especial merece Jim, la gran revelación del libro (y protagonista del siguiente de la serie) al no que atribuíamos esos sentimientos tan sumamente maravillosos y que nos ha hecho ponerle una vela a Santa Lorraine Heath de los Libros de Emoción Suprema para que le haya hecho una novela a la altura de su maravillosidad. 

Enamorarse del diablo es una lectura sencilla y amena pero que carece de la emoción y de la profundidad que yo espero en un libro de Lorraine Heath. Teniendo en cuenta el nivelazo del inicio de la serie me ha resultado algo decepcionante pero es un libro amable y correcto para pasar un buen rato y olvidar rápidamente.

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

Sterling, me gustas más enamorado que como duque estirado


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

10 comentarios:

  1. Sí, yo también me quedé un poco desilusionada. Como el primero, ninguno. (ʃƪ♡₃♡) Luke!

    ResponderEliminar
  2. anotada tengo la serie, cuando le meta mano ya os contaré, buen post como siempre, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esta está traducida, Noe, así que no tienes excusa! XD
      Gracias por pasarte!!

      Eliminar
  3. No me acuerdo ni lo que puse en GR, pero ahora mismo tengo buen recuerdo, buenos protas pero si que hay una diferencia con el primero mñe. Pero si lo comparamos con lo que tiene que venir... y si lo comparamos con la Macombiana ya ni te cuento, le pones ahí 15 Gandys bailando la jota XDDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDD Las comparaciones es lo que tienen, que te pueden hacer maravilloso o una puta mierda XDDD.
      Gracias por pasarte, chata! Besotes!!

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    La novela no estuvo mal pero se nota mucho el bajón, sin embargo, Sterling me sorprendió para bien porque en anteriores libros me parecía un estirado de cuidado. Esperaba más de la historia de Frannie y fue gracias a Sterling que le subí puntuación. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Sterling es de lo mejorcito del libro, pero me esperaba mucho más, la verdad. Ay, las expectativas, qué malas son...
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  5. Hola!!
    Lo leí hace tantao que apenas me acuerdo más que de lo estirado del protagonista (y eso es algo que me chifla) qsí que seguramente lo disfruté más que tú. Eso sí, como el primero y el segundo, no... creo que hasta que no llegues al relato corto y último (que a mí me encantó también) lo mejor ya lo has pasado
    O quizás el siguiente te sorprenda, jajajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me queda justo el relato final, a ver si hago huequecillo y lo leo. Para mí esta serie se ha ido desinflando poco a poco, una pena.
      Gracias por pasarte y comentar, Pepa!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)