viernes, 3 de diciembre de 2021

Reseñas Reto Rita 5. Noviembre: Vi Keeland

¡Buenas buenaaaaaas! Aquí venimos a repartir calorcito en forma de maromos de Vi Keeland, que la mayoría son tan calurosos que salen casi sin ropa en las portadas, los pobres. El mes ha sido fresquete por España, ¿habrán conseguido estos maromos calentarnos corazones y bajos? ¿O será Vi Keeland una autora a la que no nos volveremos a acercar ni con wifi? ¡Vamos a comprobarlo!


Cassie ha leído...
Un hombre para un destino

Todo empezó con un vestido...
Cuando entré en aquella tienda de segunda mano, allí estaba: el vestido perfecto, con plumas y… una misteriosa nota de un tal Reed Eastwood. Parecía el hombre más romántico del mundo, pero nada más lejos de la realidad. Es arrogante y cínico, y ahora, además, es mi jefe. Necesito descubrir la verdad tras esa preciosa nota y nada me detendrá.


Quiero ser suave con esta novela, pero es que no voy a poder. Empecé y ya se me vino abajo todo, porque parecía una de las perpetraciones de cierta autora superventas patria, pero un poco mejor escrita: expresiones tontas, instalust describiendo al maromo con mucho aspaviento... El planteamiento es una tontuna enorme. Vale, entendí que esto no pretendía ser algo serio, sino una historia que no hay quien se crea y que, por otra parte, está trilladísima en romántica: chica torpe con mala suerte pero corazón de oro (Charlotte) conoce por una chorrada que no hay por donde agarrarla a Reed, tiazo forrado que no quiere saber nada del amor por un supuesto desengaño. La manera de conocerse es un rato ridícula (y ella ya empezaba a darme asquito por ser tan guay del Paraguay, tan loca, tan pffff), pero yo respiraba hondo y me seguía diciendo que esto era un teleflín que podría haber estado ambientado en Navidad y sería otra de las producciones moñas del canal Hallmark.

Acabando con todo el oxígeno del mundo para sobrellevar esto

Pero ojo cuidao que, a mitad de la tontuna y el tira y afloja de los dos protagonistas (porque esto, queridas, es el enésimo enemies to lovers) las autoras se nos ponen dramáticas y nos meten ahí unos giros que dan ganas ya de agarrar el libro y hacer una buena hoguera con él si no fuera porque es un Kindle Flash. Pero vamos a ver, ¿qué es esto de ir de jijijí, jujujú y de pronto colocarnos una cosa muy dura DESTRIPE VA, NO SIGÁIS LEYENDO SI OS INTERESA EL LIBRO Y NO LO HABEÍS CATADO como la esclerosis múltiple o la madre biológica de la otra agonizando porque tiene no sé qué coño derivado de la enfermedad de Crohn FIN DEL DESTRIPE y pensar que vamos a estar encantadas con ello, oiga? Porque de todos es sabido (ironía ON) que si no hay drama la historia no puede ser buena 😒. Pues me vais a perdonar, pero tener dos escritoras a cuatro manos y hacer semejante despropósito narrativo (porque lo de los dos puntos de vista es un coñazo) y argumental no tiene perdón.

Me puso todo de la misma mala folla que gasta Jenny

En cuanto a los personajes, yo es que no puedo con ninguno de ellos. Son dos arquetipos con menos profundidad que un charco. Reed es un machorro amargado que va de duro y, encima, resulta que lo hacen celoso porque las autoras deben considerar que eso nos mola mucho a las lectoras. Mira: NO. En un tipo del siglo XXI ni pega ni es sexy ni nada. Prefiero mil veces a su hermano Max, que nos lo ponen de pichabrava y follarín pero me cae mejor.

Ni con un palo me toques, Reed

Charlotte es la típica impulsiva que se atreve a hacer locuras y decide apuntar "cosas que hacer antes de morir" en una lista (mñé), cae bien a todo el mundo (más mñé) y, como era de esperar, conquista a la abuela del maromo desde el minuto 1 (requetemñé), la cual ve que es maravillosa y perfecta para el sieso de su nieto. Por supuesto, el resto de mujeres que rondan alrededor de Reed es un cúmulo de arpías. 

Os regalo al gilí éste

Para rematar la faena, entre lindezas tipo "Quiero llenarte con mi semen" o descripciones de bragas chorreando, se nos ponen relamidas y el final es de una cursilería insoportable, una cantidad de azúcar mortal. Y mucho rollo con el destino y la casualidad y NO PODÍA MÁS. Una historia moñas, un revoltijo que no se aclara porque no se sabe si es comedia, drama, guarrerías o vaya usté a saber. Juro que no entiendo el éxito de este tipo de historias. A mí no me sirven para evadirme, me dan vergüenza ajena, pero mucha. Y más siendo escritas por dos autoras con canas en el cardado, por no decir en otro sitio.

Por todo esto recibe en nuestro Gandymetro...

Cuatro manos para semejante guano

Kim ha leído...
The Baller
[Libro no publicado en español]
Conocí a Brody Easton en el vestuario, era mi primera entrevista profesional como periodista de deportes. El famoso quarterback decidió desnudarse entero. Y con eso no quiero decir que me contara sus secretos, no. El idiota arrogante decidió quitarse la toalla justo cuando le estaba haciendo la primera pregunta. Delante de la cámara. El MVP de la Superbowl rápidamente adquirió un nuevo hobby: fastidiarme. Cuando decidí contraatacar, pasó de querer fastidiarme a querer follarme. Pero yo no salgo con jugadores. Y no es porque sea una de las pocas mujeres que trabajan en el fútbol americano profesional, ya salí con un deportista. Es con otra clase de jugadores con la que no salgo, ya sabes, los guapos, fuertes, arrogantes, esos que siempre buscan un polvo. Brody Easton era de esos. Todas las mujeres querían ser la que lo cambiara pero, al final, lo único que necesitaba era una chica por la que él quisiera cambiar. Y resulta que yo era esa chica. Sencillo, ¿verdad? Afrontémoslo: nunca lo es. Hay una historia entre el "érase una vez" y el "vivieron por siempre felices". Y esta es la nuestra.

No es que Vi Keeland me vuelva loca pero por esos maromos que nos pone en la portada estoy yo dispuesta a leer hasta el prospecto del ibuprofeno (ya sabéis que yo leo todo por la historia... 😏). Antes del #RitaVi había leído Bossman y Sex, Not Love, con desiguales opiniones pero con la misma sensación: ambos estaban cortados por el mismo patrón. Tras leer The Baller me reafirmo en mi impresión de que leer un libro de Vi Keeland es meterte en el día de la marmota literario, todos repiten el mismo esquema. Hay un maromo muy pagado de sí mismo, arrogante, bajabragas encantador cuando quiere al que se le despierta el palotismo supremo con la protagonista y una heroína que le planta cara y le sigue el juego mientras que da palmas con el xixi por él. Mucha atracción y tensión sexual, guarrerismo hot y de dirty talk, y un pasado que interfiere de alguna manera para dar profundidad a la historia y aportar dramita. Ya depende de cómo lo vaya manejando la escritora en cada libro para que me guste más o menos. En Bossman me gustó, en Sex, Not Love, no y en The Baller...

Batista dicta sentencia

Desde luego, mis sensaciones iniciales no hacían prever la opinión final. Brody Easton es un quarterback estrella de sonrisa bajabragas y cola rápida que pone sus miras guarreriles en Delilah Maddox, la Sara Carbonero de la NFL. Delilah conoce los entresijos del fútbol americano desde la cuna, ya que su padre fue también jugador, y sabe que las entrevistas en los vestuarios son un aspecto más de su trabajo. Lo que no esperaba era que, en su primera entrevista a Brody, este se comportara con ella como un gilipollas machista y, además, le demostrara de modo visual por qué le apodan Subway...

Si tienes hambre, Brody te da fiambre

A partir de ahí, os podéis imaginar cómo va la cosa. Brody va a saco a meterse entre las piernas de Delilah y esta, que está que se chorrea cada vez que Brody la mira, dice que no, que solo amigos, porque claramente Brody es de sacar su Subway en cuanto que puede a ver si se lo come alguna y a ella eso NO. Así que amigos. Obviamente, empezarán como amigos pero de tocarse el higo, porque en el primer tercio del libro, en cuestiones chingatiles, está todo el pescado vendido. Esa parte del libro es la única que he disfrutado, el momento de la conquista, de la tensión sexual, del querer retozar pero frenarse las ganas. Cuando ya por fin se dan alegría para el cuerpo Macarena me quedé un poco chafada, la verdad, porque me parecía que quedaba mucho libro para solventar traumitas varios y que se enamoren. Y efectivamente, era mucho libro que Vi no ha sabido manejar, al menos para mi gusto. Como la historia la conocemos desde los puntos de vista de ambos (en primera persona), sabemos que Delilah tuvo un novio cuya ausencia no ha logrado superar, así que tiene miedo de volver a pasar por el mismo proceso. El pasado de Brody lo vamos conociendo lentamente y, si bien no es un misterio para Delilah, es lo que usa Vi Keeland para crear tensión entre ambos. Y para eso introduce un tercer personaje que se carga por completo todo. Y no me refiero a la relación entre ambos sino al libro, ya que dicho personaje obtiene un punto de vista propio que es totalmente innecesario y que, además, corta el rollo amoroso de la historia.

Mi alegría leyendo

En serio, incomprensible por completo ya que, al ser un personaje relacionado con Brody, podríamos ver qué impacto tiene su reaparición únicamente el punto de vista de este y crear el dramita desde ahí. La irrupción de este personaje y su punto de vista propio solo sirve para que no veas nada de la relación amorosa entre Delilah y Brody y te corte el rollo. Por si esto fuera poco, este personaje desaparece tan súbitamente como vino pero sin que podamos vivir la resolución de su trama, eso es algo que conocemos después porque Brody lo cuenta. En serio, ¿¡¿te pasas medio libro intentando crear un conflicto para luego no dejarnos ver cómo se resuelve?!? Mira, de más es que no te doy una estrella. Y no lo hago porque inicio y planteamiento son muy entretenidos, se crea la tensión sexual de modo genial y disfrutas, además de que es un libro que, incluso en los momentos que menos te interesa, se lee de modo muy rápido. Pero lo que empezó muy bien, acabó más cerca de lo fatalmente fatal, así que le damos en el Gandymetro...

Brody, esto no lo salva ni tu body

Nota.- Un último apunte. Basta ya de tener que demostrar que el maromo está megabueno poniendo siempre mujeres a su alrededor que lo miran como si fuera lo más apetitoso que se van a comer en su vida y miren con desprecio a la mujer que le acompaña, ¡basta ya! Estoy hasta el moño que empieza por "c" de eso. Escritoras, demostrad esas cosas de otro modo, que las mujeres nos nos vamos chorreando en público por un maromo y matando con la mirada a la acompañante que este lleve. Si eso, nos dedicamos a hacerle un traje en un grupo de Whatsapp... 😆

🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

Vero ha leído... 
Bossman

Un sexy y pelín capullo maromo salva el culo de nuestra prota en una cita y, un mes más tarde, acaba siendo su jefe en esta 🔥 historia que ya reseñamos por aquí

Nos cuenta Vero en la entrada de las rinconinas que no iba muy convencida, era su primera vez con la autora y eligió este libro al tuntún. Desde el principio se enamoró del protagonista masculino. Está como un cencerro, es un picarón muy divertido y sexy a rabiar. Es un cliché de protagonista masculino rico y protagonista femenina independiente que se le resiste. Pero Chase no es un gilipollas, es adorable, se hace querer y quieres que Reese le quiera y caiga rendida a sus pies. La mayor parte del libro no pasa gran cosa pero en un determinado momento ocurre algo y esto cambia. No es la historia de su vida ni el libro del año pero Vero se enganchó y se echó unas risas, disfrute lector 👌🏼👌🏼👌🏼. 

Ale ha leído... 
Stuck-Up Suite

Recoger el teléfono que un desconocido ha perdido es una buena obra. Recoger el teléfono del estirado buenorro que iba gritándole a alguien en el tren sigue siendo una buena obra. Husmear su contenido y dejarle una foto guarrindonga antes de intentar devolverlo ya es más cuestionable. Pero claro, si eso te conduce a acabar retozando con dicho buenorro... 

Cuenta Ale en la entrada de las rinconinas que ya había leído a Vi Keeland en otras ocasiones y sus experiencias con ella fueron bastante diferentes. Puede que no sorprenda mucho con sus tramas y personajes (suele utilizar los mismos recursos en sus libros y sus protagonistas tienen un perfil muy determinado), pero cree que al final logra crear historias que enganchan. Aunque sus personajes no se caracterizan por ser cursis y adorables, a algunos los dota de un lado tierno y acaban cautivándote. Stuck-Up Suit tiene un planteamiento sencillo y disfrutable. La protagonista es Soraya, una chica alocada y algo excéntrica que trabaja como ayudante en una columna de consejos amorosos. Podemos leer muchos de estos consejos, que a Ale le han hecho reír por las ocurrentes respuestas que da Soraya a las cuestiones que le plantea la gente, y que a la Vi le viene estupendamente relacionar con situaciones que vive nuestra pareja. Soraya le ha caído muy bien. No es la típica que se quiera hacer la graciosa, sintió que sus arrebatos eran naturales y espontáneos. El maromo es Graham, un empresario severo, arrogante, buenorro y forrado en billetes. Al principio pensó que era un capullo, ya que es un hombre desagradable e incluso maleducado que tiende a mirar por encima del hombro a todo el mundo. No obstante, después te va descubriendo una faceta de él que te acaba conquistando. Tenemos algunos clichés, como que la pareja se atrae prácticamente al instante y no tardan demasiado en intercambiar fluidos, pero Vi Keeland lo conduce de modo que no te aburres y no pierdes el interés. La relación amorosa mantiene una buena tensión sexual, el libro no pierde fuerza porque los protagonistas ya hayan chingado, otra cosa que Ale ha agradecido. Entre la pareja hay bastante química y sus diálogos son graciosos, llenos de dobles sentidos. Los que se desarrollan durante las escenas sexuales son bastante guarrers y esas escenas, estupendas. Destaca de esta autora que, aparte de crear unos maromos irresistibles, las secuencias que escribe son muy sensuales y de lo más hot. Lo más flojo para Ale ha sido la parte dramita. Entiende el propósito de la autora, pero para Ale ha fallado en esta cuestión porque considera que la escritora no se desenvuelve del todo bien en ese área. No es una historia inolvidable, pero le ha hecho pasar unos ratos agradables. ¡No dejéis de leer su opinión completa en Mi Rinconín de Lectura!

Vosotras habéis leído...

Un hombre para un destino

Algunas de vosotras habéis compartido con Cassie vestido de segunda mano, notitas y maromo.

🌟 Noemí nos dice que le ha encantado, ¡lo ha devorado! Se le ha hecho corto, está bien escrito y te engancha. Le ha parecido divertidísimo, sobre todo por la protagonista, que está como una cabra y tiene unos momentos que te saca una sonrisa. Él también le ha gustado mucho, le gusta el tira y afloja de los dos, son el día y la noche pero se nota la química entre ellos desde el primer capítulo. También hay un momento del libro que te deja con las patas colgando y hace que te enganches todavía más. Todo lo que lleva leído de esta autora hasta ahora le ha gustado mucho, le gusta cómo escribe.

🌟 Pepa le da dos estrellas y comenta en su reseña que se ha sentido un poco engañada con la novela, ya que pensaba encontrar una novela divertida y todo se fastidió cuando las autoras meten temas serios en los que no profundizan y no resuelven.  Ese giro dramático le ha estropeado una lectura que, hasta entonces, estaba siendo bastante entretenida. Comenta que Charlotte, la protagonista, ha tenido mala suerte en todo, hasta que un día comete una locura y llega el cambio. Pepa admira esa valentía del personaje, que se arriesgue para conseguir sus sueños, pero también lo ha visto bastante irreal. Reed, el protagonista, al principio le ha gustado (Pepa siente debilidad por los maromos estirados). Superada la irrealidad del inicio, la relación que empiezan le ha gustado (enemies to lovers), pero las actitudes posesivas y celosas de él, no, no le parecen románticas. Además, no es algo circunstancial sino que gran parte de la relación se basa en el tira y afloja constante que tienen por esa actitud. El libro le ha parecido muy repetitivo, parecía dar vueltas constantemente a los mismos temas. Empieza siendo una comedia y en un punto en concreto, da un giro hacia el drama que ha dejado a Pepa traspuesta y engañada, ya que considera que el lector quiere leer lo que le han prometido y, si vendes una comedia romántica, no metas ciertos temas muy serios sin darles la seriedad que se merecen. En ese momento, la historia pierde su frescura para intentar profundizar en temas que se terminan resolviendo sin mayores complicaciones y culminar en un epílogo que busca la lágrima sensiblera. En definitiva, no le ha convencido. Ha sido una lectura que está bien pero con unos protagonistas poco construidos que tienen actitudes y comportamientos en algunos momentos totalmente contradictorios, con una línea general que empieza con una comedia y termina siendo el gran dramón. ¡No dejéis de leer su reseña al completo para conocer toda su opinión!

🌟 BeatrizLo también le da dos estrellas y nos dice que ha sido una decepción, esperaba mucho más. No ha acabado de conectar con la historia y sus personajes. Con Charlotte ha estado en tensión en muchos momentos pensando a ver ahora por dónde iba a salir y cuándo metía la pata 😅. Y Reed, bien pero tampoco nada especial. Es cierto que es un libro que se lee bien, rápido y fácil pero no es de los que recordará en el futuro. No vio tensión sexual entre los protagonistas en ningún momento. Hay atracción, sí, ellos te lo cuentan pero BeatrizLo no la sintió. Cuando se resuelve ha pasado más de la mitad del libro y es en plan: "ah vale, bien, me alegro". Y cuando se resuelve más todavía 😅 le dejó bastante fría e incluso la narración le pareció plana, por no decir zafia. Los dramas que tienen los protagonistas son interesantes pero no acabó de llegarle a la patata, el de ella un poco más, eso sí. Y con el final le pasó parecido a la tensión sexual, le pareció normalico tirando a soso. No ha acabado de llenarle y no lo va a recordar mucho ni a recomendar.

Stuck-Up Suite

Alguna de vosotras habéis compartido con Ale curiosidad por el estirado maromo de este libro.

🌟 Bona Caballero le da tres estrellas y nos cuenta en su reseña que el principio de este libro le pareció estratosférico, de ir leyendo mientras caminaba por la calle. Tras comentarnos cómo se conocen (bueno, más bien cómo conoce Soraya a Graham, estando él en el tren siendo un poco gilipollas con alguien por teléfono antes de que este se baje y pierda el dispositivo), dice que comienzan un intercambio de mensajes en los que ella le explica lo idiota que él le parece y él, viendo determinadas fotografías de ella, va a saco por completo. Hay una provocación sexual constante que es sensual y, a la vez, divertida. Entre ellos saltan chispas y, cuando empiezan a tratarse en persona, la química entre ellos es brutal. Ella prefiere ir despacio y se lo dice, mientras que él está convencidísimo de que acabará cayendo en sus redes y se divierte con el desparpajo de ella. Un esquema de personajes manido que, si hay química, funciona bien. Dice Bona que toda esa parte en la que se conocen y tontean es estupenda, pero luego meten cierto conflicto que convirtió eso en algo teleflinesco que no le interesó (culminado con un epílogo cursilón). El problema de la narración en primera persona no ha sido grande ya que Soraya le pareció muy divertida pero, claro, elimina toda la tensión dramática. En cualquier caso, le dejó buen sabor de boca. ¡No dejéis de leer su estupenda reseña para conocer todo lo que nos cuenta!

Bossman

Varias habéis ido con Vero a comprobar cómo os manda este jefe.

🌟 Isa Meléndez le da cuatro estrellas y comenta que es la segunda vez que lee esta novela y no recordaba que fuese tan divertida. Chase es un hombre divertido y con mucho desparpajo, con una agilidad mental envidiable, siempre tiene una respuesta para todo y por supuesto, sexy y guapo a rabiar. La atracción entre Chase y Reese es inmediata. Son una pareja con mucha química y la tensión entre ellos es palpable en cada escena. Reese tiene claro que no quiere mezclar trabajo y vida personal, le encanta su profesión y se dedica a ella en cuerpo y alma. Le ha gustado mucho Reese, es trabajadora y buena persona, también inteligente y tiene su parte divertida sin convertirla en una loca, como algunas protagonistas femeninas que se ha encontrado. Chase es implacable y comienza un acoso y derribo para conseguir llevarla a su terreno. Ese tira y afloja es muy entretenido, difícil lo tiene ella para resistirse, porque Chase sabe ser encantador y no se rinde. Los diálogos entre ellos son ágiles y le han sacado la sonrisa en varias ocasiones, además sus escenas juntos están llenas de pasión y sensualidad. Una historia que le ha enganchado, como la primera vez y con la que se ha divertido, con su pequeño drama que desencadena un conflicto que nos lleva a un final bonito y un epílogo que le ha encantado, donde Chase saca otra vez ese puntito de locura divertida de la que hace gala en la mayor parte de la novela. Además le ha parecido bastante romántico. Le ha gustado esta pareja y su historia, la ha disfrutado mucho 🥰.

🌟 María Teresa dice que no le ha durado ni un día. Es lo primero que lee de ella y le ha encantado 🤩. Ha sido una lectura superdisfrutada 🥰.

🌟 Alba Turunen le da cuatro estrellas y dice que es otra de las novelas denominadas dirty office, que ocurre en Nueva York y donde conoceremos la historia de Reese y Chase. Reese es una joven moderna que se dedica al marketing de cosméticos. Una noche en un restaurante en que le pide ayuda a una amiga para salir de una cita que es un muermo le ayuda un sexy y guapo desconocido que está saliendo de los baños. Más tarde y cuando Reese ha cambiado de trabajo, descubre que su nuevo jefe es ese guapo y sexy desconocido. Entre ellos empieza un tórrido romance con muchas pullitas, bromitas y un chico encantador como Chase, que hace la delicia entre las lecturas. La suya es una novela atrapante y con mucha química que gustará sí o sí. Sólo ha habido un detalle que le ha impedido darle cinco estrellas en Goodreads y es que los capítulos finales se le han hecho muy cuesta arriba, cuando todo va muy bien algo lo estropea y se convierte en un drama y autocompasión a su juicio mal llevado. Pero por lo demás se ha llevado todos sus hurras, le ha gustado mucho.

🌟 Ángela Azul no le da estrella alguna porque lo ha abandonado tras leer un tercio, no ha podido soportar al protagonista 🙈. Dice que se topa ella con esa especie de acosador pasivo agresivo y se lía a patadas con él. Comenta que igual es ella y no el libro (siempre son ellos, Ángela 😆), porque no es mucho de contemporanea, pero no cree que sea eso, porque ha tenido algunas buenas experiencias en este reto con novelas actuales. Igual no era el momento

🌟 Raulymar nos cuenta en su reseña que debuta con esta escritora gracias al reto. Del libro dice que, aunque tiene escenas entretenidas y sensuales, son los personajes y ciertas situaciones específicas de la trama los que impiden que le agrade del todo. Se ve leyendo la reseña de Raulymar que sus principales problemas con el libro vienen de la mano del protagonista, Chase, del que dice que muchas de sus acciones rayaban en acoso. Lo peor es que la escritora lo romantiza (o se da a entender que está bien porque es guapo, adinerado y a la protagonista le atrae). La parte “misteriosa” de la historia está relacionada con la última relación seria Chase tuvo y a Raulymar le enfadó leer cómo él solo se enfocó en su dolor e ignoró completamente lo que Reese, la protagonista, atravesaba. Es una relación que tiene mucha tensión sexual y le gusta cómo Keeland logra transmitir dicha tensión, excepto cuando esto va acompañado con acciones o palabras denigrantes hacia la protagonista. Dice que no le incomodaron por sí mismas las conversaciones sucias que a veces tenían, pero eso sumado a todos los gestos de posesividad y acoso sí le resultó molesto. Comenta que hay acciones, palabras y gestos que deja pasar en la romántica histórica debido al contexto histórico-cultural donde se desarrollan, pero que en un libro de romántica contemporánea se normalice y romantice a un hombre invalidando la negativa e incomodidad de una mujer siendo celoso, posesivo y en algún punto un stalker es penoso. Tampoco le gustaron los capítulos cortos desde la perspectiva de Chase, donde se ven una serie de interacciones con su expareja y que dan la sensación de que en realidad eso no ha sido superado. Le ha parecido una historia simple, con una carga sexual importante y un protagonista con gestos, palabras y acciones polémicas y cuestionables que no deben ser glorificadas. Disfrutó algunos tramos pero esperaba algo diferente de un libro con opiniones tan positivas. ¡No dejéis de pasar por su reseña para conocer su opinión al completo!

🌟 María le da tres estrellas (y media) y nos cuenta quChase es un encanto, su propensión a contar historias imposibles le ha gustado mucho. Pero es demasiado perfecto, todo en él, incluso cuando da el giro sigue siendo el chico ideal. Por eso le ha dado una sensación de irrealidad que no ha hecho que disfrute en exceso de este libro. No sabe si eso tiene sentido pero ha sido así. Reese es un desastre con mantener relaciones fuera del trabajo. Ya lo puede intentar lo que quiera... Pero si le ponen a un jefe como Chase no ayuda. Le ha dado la sensación de un instalove que no le ha terminado de cuajar. Sin embargo los problemas y remordimientos, así como sus conversaciones sobre estos le han gustado mucho.

🌟 Beatriz le da tres estrellas y la encontró una lectura fresca, sensual y divertida que disfrutó mucho. Le encantaron todos los personajes, en especial el protagonista masculino, Chase Parker, hasta que… “se le fue un poco la olla” en el conflicto final. Esa dramatización tan poco creíble y que se haya incluido una escena que podría haber dado mucho jugo, pero que se queda en algo sin ton ni son, le decidieron a darle esa puntuación.

Inappropriate

Cuando a nuestra moza la despiden por comportamiento inapropiado fuera de la empresa, el cabreo que se pilla es tan supremo que le escribe al CEO para decirle por dónde se puede meter su empresa. Lo que ella no sospechaba era que ese jefazo le iba a responder y de ahí a acabar retozando hay un paso muy fácil de dar...

🌟 Floripiquita nos dice que se lo suele pasar muy bien con las historias de esta autora, aunque repita fórmula como el ajo. Este romance de oficina no es una excepción en ese sentido, aunque no es de sus novelas que más le han gustado. Comienza muy bien, pero se desinfla a medida que pasan las páginas y le ha costado creerse algunas cosas, los protagonistas tampoco le han enamorado y toca un tema importante de manera superficial y hasta inapropiada (y no cree que esa fuera la intención de la autora con el título, la verdad). Para pasar el rato, pero no es nada memorable.

🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

¡Otro mes que trae bajo el brazo opiniones de lo más variadas! Por la casa haggardiana no ha ido especialmente bien la cosa, pero nos alegra ver que varias de vosotras habéis disfrutado mucho de vuestra lectura y que otras, aunque no la vais a tener como autora de cabecera, tampoco habéis sentido ganas de prenderle fuego al libro. ¿Habíais leído antes a Vi Keeland? ¿Volveréis a leerla?

Si has leído alguna novela de Vi Keeland y no ha dado tiempo a que entre en este post, puedes añadir tu opinión en los comentarios de esta entrada. ¡Cuantas más tengamos sobre ella, más ayudaremos al resto de los lectoras que quieran conocer si es una escritora que les puede gustar!

¡Nos vemos el mes que viene con el resumen de todas nuestras opiniones sobre el #RitaKleypas!


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

martes, 30 de noviembre de 2021

The Love Hypothesis, Ali Hazelwood

[Libro no publicado en español]
Como estudiante de tercer año de doctorado, Olive Smith no cree en las relaciones amorosas duraderas pero su mejor amiga sí y eso es lo que la mete en este lío. Convencer a Anh de que está saliendo con alguien y de camino al "felices para siempre" va a requerir más que un gesto de mano y un truco de mente de Jedi ya que los científicos necesitan pruebas. Así que, como cualquier bióloga que se precie, Olive entra en pánico y besa al primer hombre que encuentra. 
Ese hombre no es otro que Adam Carlsen, un joven y macizo profesor... y un reconocido idiota. Por eso Olive queda muy sorprendida cuando el tirano de los laboratorios de Stanford está de acuerdo en mantener la farsa en secreto y ser su falso novio. Pero cuando un gran encuentro de ciencias se tuerce, poniendo la carrera de Olive en el mechero Bunsen, Adam la sorprende de nuevo con su inquebrantable apoyo y su más que inamovible... tableta de abdominales.
De repente, su pequeño experimento se acerca peligrosamente a la combustión y Olive descubre que la única cosa más complicada que hacer una hipótesis sobre el amor es poner su propio corazón en el microscopio.
Goodreads ❤  Amazon


Si yo fuera vosotras, llegara a una nueva reseña de este blog y viera que es de un libro con portada colorinchi, me agarraría los machos ante la previsión de una reseña nefasta, ya que tres cuartas partes de los libros que leo con portadas de esa clase me parecen tan buenos como comer barro (no suele quedar constancia en el blog porque soy de una generosidad suprema y no quiero amargaros el día, pero aquí podéis ver que me doy hostiones constantemente). En fin, que pensé que este año con The Spanish Love Deception y Josh and Hazel's Guide to Not Dating ya había cubierto el cupo de colorines que te hacen pensar en romcoms croquetiles y te acaban dando lo que esperas, pero no sabía yo que me esperaba en el kindelito una de mis mejores lecturas del año. ¡Y de manos de un maromo calculín!

Era solo cuestión de tiempo que os volviéramos locas

Mira, NO. Podéis compartir lumbrerismo e inteligencia, porque Adam Carlsen, nuestro maromo, es un investigador estrella y profesor de doctorandos en Stanford, pero desde luego no parece salido de The Big Bang Theory sino de mis sueños húmedos. 

Tráeme la probeta y deja que te la met*

[Realmente la escritora se inspiró en Adam Driver pero no me gusta, así que saco a paseo a mi Gandy]

Sin embargo, el físico de Adam se ve ensombrecido por su hosco carácter, capaz de hacer que salgan llorando de su despacho todos los alumnos que pasen por él. Olive Smith no es una de esas alumnas pero también está haciendo su investigación sobre el cáncer de páncreas allí. Por romance reasons (expresión favorita de Sarah MacLean y Jennifer Prokov en su podcast Fated Mates con la que hablan de cualquier excusa que nos la pela y que hace que avance la trama amorosa), Olive necesita besar urgentemente a un maromo y, vaya por Dior, es Adam que pasa por allí, así que trocotró morreril. Cuando Olive se da cuenta de que se ha besado con el tío más rancio y ogro de todo el departamento, le tiemblan las canillas, algo que se acrecienta cuando le pide que se haga pasar por su novio por las mismas romance reasons... y Adam acepta.

Olive ante su falso cambio de estado civil

Es un planteamiento tan nadista y de mono con platillos que empecé a hacer la croqueta y, afortunadamente, así seguí hasta el final. The Love Hypothesis es una comedia romántica de libro, con todos los clichés habidos y por haber pero bien utilizados, un montón de romance reasons que hacen que los personajes tengan que pasar tiempo (y espacio 😏) juntos y que aprovecha el camino para adentrarnos en el mundo de la investigación académica y el abuso de poder. ¡Y ojo que de toda esa mezcla no sale un churro! Sale un libro estupendo. A pesar de tocar temas algo sensibles, la autora decide darnos dos pinceladas y seguir adelante, porque aquí no venimos ni a amargarnos la vida ni a hacer un perfil psicológico de los personajes y sus relaciones. Conocemos lo justo de todos para que nos hagamos una idea de cómo son y el resto del tiempo nos dedicamos a Olive, su mundo y su relación con Adam. Cada capítulo (todos desde el punto de vista de Olive en tercera persona) se inicia con una hipótesis que más bien parece una ley de Murphy, ya que nos acerca al pensamiento inseguro de Olive. Esa inseguridad la vemos reflejada en su comportamiento con Adam, del que sabe que está abusando y espera constantemente que la mande al pairo, ya que la mira como si fuera una marciana. La habilidad de la escritora para hacernos croquetear y no ponerle dos velas negras a Adam consiste en dejarnos pistas obvias de lo que este siente por ella. Porque el maromo taciturno y callado está muy bien pero no el que se cierra en banda y no nos deja entrever sus sentimientos (a Kulti me remito). Aquí vamos viendo poco a poco y cada vez más claramente lo que Adam siente, pero sin que él se lo deje claro a Olive. Tenemos un maromo 100% respetuoso con los deseos de Olive, que no la presiona ni con sus palabras y que dejar que sea ella la que decida por dónde va a ir su falsa relación. Olive cree que a ningún sitio, ya que jamás se le pasa por la cabeza que pueda llegar a sentir algo por Adam, entre otras cosas porque ella no es capaz de sentir deseo si no tiene una fuerte conexión emocional con la otra persona (algo que ahora tiene nombre, demisexualidad). En fin, que Olive es la primera sorprendida de querer pasar más tiempo con Adam y de que el xirri se le haga Pepsicola con él, así que puede ser muy insegura pero no tan tonta como de dejar escapar la oportunidad cuando, por romance reasons, obviamente, esta se presenta.

Los fuegos de Olive pidiendo que Adam se los apague

¡¡Ay, ay, aaaaaaaaaaaay, lo que son esos guarrerismos!! Chica, fuego para mis pestañas. Que Adam será un p'adentrista de manual pero también un palotista de pro y llegan ambos a ese momento que si les acercas una cerilla se prende sola. Hay pocas secuencias sexuales pero son extensas y descriptivas, porque los científicos son muy concienzudos en lo que hacen 😏, más emocionantes por lo que significan para ambos (y ambos callan). Además, estas secuencias son una clara demostración de que mostrar el consentimiento explícito en la parte follardil puede ser algo extremadamente sexi si sabes hacerlo (y Ali Hazelwood lo hace muy bien). Además, Adam es un personaje maravilloso que apoya por completo a Olive desde el principio, incluso en cuestiones en las que el más seguro podría dudar, todo fruto de que es un hombre que esconde mucho más de lo que Olive cree...

Nosotras ya lo sabíamos

En algunas cosillas el libro se me ha quedado corto, como en un par de tramas secundarias que merecían un poco más de peso o en la parte final, donde la autora nos deja con un palmo de narices cortando abruptamente una secuencia en la que nuestro cuerpo pide más (supongo que para que se nos pase la frustración ha escrito algo desde el punto de vista de Adam que podéis pedir aquí -y que 🔥🔥🔥🔥-). Reconozco que me hubiera gustado un poquito más de proactividad por parte de Adam, ya que está bien que todo el manejo de la relación recaiga en Olive pero es que no abre el boquino el jodío ni cuando tiene que hacerlo. Pero bueno, este es uno de esos libros en los que ya estás tan comprada que ni las cosas que flojean te hacen cambiar tu opinión global. Ha sido una lectura estupenda, una romcom de manual, llena de romace reasons y humor en la que lo que menos importa es el final y sí el fantástico camino que nos lleva a él.

Por todo esto, se lleva en nuestro Gandymetro...

Adam, te voy a lengüetear hasta el tubo de ensayo


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

jueves, 25 de noviembre de 2021

Reto Rita 5. Diciembre: Lisa Kleypas

No queríamos que llegara este momento pero no podemos parar el tiempo y aquí estamos, presentando a la última autora del Reto Rita 5, una de las grandes del género (y de nuestras favoritas por aquí), Lisa Kleypas. Lisa nació en Texas pero se crió en Concord, Massachusetts, lugar que muchas conoceréis al vivir allí Louisa May Alcott, la escritora de Mujercitas (de hecho, la casa de Lisa estaba en la misma calle que la casa de Alcott). Siempre le gustó leer e inventar historias. Su primer contacto con la romántica fue con doce años, cuando leyó La llama y la flor de Kathleen Woodiwiss, novela de la que no entendió la mitad pero de la que sacó la fascinación de ver a un hombre poderoso ser domado por el amor de una mujer. A pesar de escribir cada verano, nunca pensó en dedicarse a ello hasta los dieciséis años, cuando escribió una novela bastante mala y sus padres la animaron a que siguiera escribiendo mandándola a una conferencia de escritoras de novela romántica. Ahí, viendo el ambiente y conociendo gente, Lisa supo que en algún momento lograría publicar un libro. En la época del instituto, era la típica chica bajita y acomplejada pero participaba en los típicos concursos americanos de talento. Poco a poco, la adolescencia fue haciendo su trabajo mutante y Lisa empezó a participar en concursos de belleza, llegando incluso a competir por el título de Miss América. Sin embargo, no perdió de vista ni sus estudios (Ciencias Políticas en la Universidad de Wellesley) ni su pasión por la escritura. Cuando estaba a punto de graduarse, su padre le dijo que no podía estar toda la vida escribiendo en el sótano y tendría que buscar un trabajo, así que pasó el tiempo que le quedaba libre entre clases y exámenes escribiendo una novela muy de la época, florida y con secuencia bodicerripil, que consiguió vender y publicar bajo el título de Donde la pasión nos lleve. Lisa considera sus cuatro primeros libros (Donde la pasión nos lleve, Amar para siempre, Amor, ven a mí y Dame esta noche) como su época de aprendizaje, ya que son muy diferentes a su actual estilo de escritura y muy distintos a lo que una lectora de romántica le pide a un libro suyo (avisadas quedamos). El punto de inflexión en su carrera como escritora vino cuando su editora le insistió en que no escribiera como las demás y buscara su propia voz. Eso fue lo que hizo y, con la publicación de sus siguientes libros, Cuando tú llegaste y Sueño contigo, nada fue igual. En esas obras, Kleypas comienza a definir su estilo y, de paso, nos presenta a uno de los mejores maromos de la romántica de todos los tiempos, Derek Craven (no es opinión, es la realidad 😂). A partir de aquí, éxito de ventas, fama, premios y el favor de las lectoras que sigue en pleno apogeo.

Aunque tiene varias series contemporáneas, Lisa Kleypas escribe sobre todo romántica histórica. Sus libros están llenos de intensidad sensual y emocional, así como de humor. Los diálogos inteligentes, rápidos y con sorna son una de sus marcas personales. Lo que mejor se le da son los maromos hechos a sí mismos, con conflictos personales, que logran su estatus a base de trabajo, grandes ideas y una arrolladora personalidad. Ellas suelen ser mujeres fuertes, también de gran personalidad, ideas propias y, a menudo, trabajadoras. Como la misma Lisa ha explicado, participar en concursos de belleza le hizo ser más consciente de sus propias inseguridades y muchas veces las vuelca en sus heroínas, así que no encuentras en su obra la típica protagonista perfecta que todo lo hace bien, las mujeres de la Kleypas son reales. Le gusta situar a los personajes en la época histórica en la que viven y es bastante fácil ver cómo aprovecha para, a través de ellos y sus circunstancias, contar al lector cómo es la sociedad y qué avances se han producido. Escribe de un modo ágil y aparentemente ligero, sin florituras ni palabras rimbombantes, pero no de un modo nadista a lo Julia Quinn, sus libros suelen ir más allá de contar una historia de amor. Sus secuencias hot son extensas y descriptivas pero con buen gusto

Algunas de sus novelas más destacadas son:

✨ La serie Las florero
✨ La serie Tahures del Craven

Y no ponemos más por no extendernos, pero es una de nuestras autoras favoritas y tenemos bastantes novelas suyas reseñadas, por si nuestra opinión os sirve de algo. Si queréis saber más sobre ella, podéis echar un ojo a su página en El rincón de la novela románticaGoodreadssu web. Os recomendamos también la entrada que Bona Caballero le dedicó en la sección Mis favoritas de su blog Romántica, no rosa. Aunque ya tiene unos años y Lisa ha escrito más, Bona hace un estupendo resumen de la trayectoria de Lisa y de por qué es una de sus (y nuestras) autoras favoritas. Ya sabéis que podéis leer cualquier libro de su obra (valen las relecturas) pero que solo publicaremos una reseña por lectora (si mandáis varias reseñas, decidnos cuál incluir en la recopilación final o añadiremos la primera recibida). Tenéis todo el mes para hacerlo y esperamos vuestras opiniones preferiblemente antes del 24 de diciembre, fun fun fun (porque el día de Navidad estamos con las galas puestas y no trabajamos). ¿Los cauces? Los de siempre: un comentario en esta entrada, un email a aquelarrita@gmail.com o a través de Twitter, con el enlace de vuestra reseña y el hashtag del mes, #RitaKleypas (también echamos un ojo a #RetoRita5). ¡Es importantísimo que pongáis bien alguno de los hashtags o no encontraremos vuestra reseña!

Si no os apetece leerla, os recordamos que podéis leer una de nuestras autoras opcionales Courtney Milan y Penny Reid o echar mano del Comodín Viejuno (nuestras #RitaViejuna), donde podéis leer un libro de Kathleen Woodiwiss, Barbara Wood o Mary Jo Putney. 

¡Y con esto y unos lagrimones como puños nos despedimos de las autoras del #RetoRita5! 😭😭😭

¡Que la Kleypas y las fiestas os traigan alegría y felicidad!


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

martes, 16 de noviembre de 2021

The Cheat Sheet, Sarah Adams

[Libro no publicado en español]
Hola, me llamo Bree Camden y estoy totalmente enamorada de mi mejor amigo y estrella del fútbol americano Nathan Donelson (también lo está la mitad de América, si te fías de lo que dicen los periódicos y de la cantidad de citas que tiene). El primer paso es admitirlo, ¿verdad? Excepto que a él no se lo puedo decir porque no me ve de ese modo y lo último que quiero es que las cosas se pongan raras entre nosotros. 
¡Solo una buena y de toda la vida (sin tocar al hombre más sexi que existe) platónica amistad para nosotros! ¡Justo lo que me gusta! Sí. Estupendo. (No estoy llorando, solo estoy cortando cebolla). Nuestra amistad va como la seda hasta que accidentalmente (y debido al tequila) le cuento mis sentimientos a una periodista y ahora todo el mundo cree que Nathan y yo estamos juntos. Ay, ¿he mencionado que tenemos que fingir en público durante tres semanas que estamos saliendo juntos hasta que llegue la Superbowl porque hemos firmado un contrato? Ay, ¡había olvidado que no puedo decírselo a nadie! La cuestión es que ahora mi mejor amigo está borrando todas las líneas y actuando conmigo de un modo muy poco platónico, y yo solo intento que mi cuerpo no eche a arder cada vez que me toca. ¿Cómo voy a sobrevivir a tres semanas de fingir que salgo con Nathan sin que nada cambie entre nosotros? Sobre todo cuando parece que él está luchando por que las cosas sí que cambien... 
¡Mandad ayuda!
Besos, Bree.
Goodreads ❤  Amazon


Pues ya estamos por aquí con otra reseñita de portada colorinchi, que ya sabéis que me las meten dobladas con los colorines pero, como me atraen con la misma intensidad que un buen pechote maromial, ahí sigo yo, buscando uno que me haga faliz. El caso es que este lo pedí en Netgalley, no me lo dieron pero me picaba leerlo y, como está en Kindle Unlimited, de cabeza que fui, que una no se resiste ni a los colorines ni a un sporty melofó ni a unos amigos que se refrotan el higo. Y está bien eso de que ellos acaben contentos, porque lo que he sido yo...

Sospecho que no os sorprende a ninguna

Es una sensación extraña la que me ha dejado este libro, porque estaba pasándomelo bien (sin exigir mucho, todo sea dicho) hasta que he empezado a notar cosas raras (no, no estaba sentada encima del vibrador) y en un determinado punto el libro ha sufrido una caída que ni el crac de 1929. Obviamente, y como cada reseña que hay por aquí, es una opinión puramente subjetiva, ya que este libro lo he visto reseñado por Instagram y ha gustado mucho, pero yo he quedado decepcionada. Resulta que tenemos a Nathan Donelson, un quarterback buenorrísimo que ya lleva un anillo de Superbowl en sus viriles manazas, y a su mejor amiga desde el instituto, Bree Candem. Nathan está en la cresta de la ola y Bree (casi) siempre ha estado a su lado. Tan juntos están que la churri que tenga Nathan tiene que acostumbrarse a que Bree se pasee por casa de Nathan cuando quiera (tiene llave y le da buen uso), a que tengan sus momentos inamovibles que no se los puede saltar ni un galgo y a que, si obliga al maromazo a elegir entre ella y su mejor amiga, ahí tienes la puerta, churri de paso. Nathan adora a Bree y, como tú y yo sabemos, Bree perdió las bragas hace años por su mejor amigo y lleva sufriendo su amor en silencio como las hemorroides, porque prefiere tenerle para siempre como amigo antes que ser otra más de sus chatis. Y así fantasea con lo que sería ser su novia sin darse cuenta de que Nathan también lleva toda la vida enamorado de ella...

Hagamos como que nos sorprendemos

No es que yo os destripe nada, es que hay cero misterio. El libro se narra (en primera persona, Diorcito) desde ambos puntos de vista y lo primero que sabemos es que los dos llevan enamorados en secreto desde el instituto. La vida ha pasado, los sueños se han convertido en realidad o en un fracaso, las parejas han ido y venido... y el amor de estos sigue inamovible. Y en secreto. ¿Por qué? Pues mira, yo qué sé. Entiendo que ellos tengan miedo a abrir la boquita y romper su amistad o que cuando uno estaba solo, el otro siempre tenía pareja, pero me cuesta creer que con la relación tan estrecha que tienen hayan sido capaces de no soltar ni un indicio de sus sentimientos, ni siquiera cuando alguno se ha pillado una cogorza. En fin, hay que creérselo porque aquí hemos venido a eso, aunque reconozco que era una cosa que me venía constantemente a la cabeza y me sacaba del libro. Pero bueno, esto es un nadismo de mono con platillos para echarte unas risas y no le pides tanta credibilidad. Por cuestiones novelísticas (romance reasons, que diría la MacLean en su podcast), tienen que fingir que son pareja y ahí es donde entra la cheat sheet del título (que, por lo visto, es una chuleta que llevan los jugadores de fútbol americano para recordar las jugadas ensayadas), ya que los compañeros de equipo de Nathan (que adoran a Bree, como no podía ser de otro modo) le ayudan a concretar qué pasos debe dar con ella para salir de la friend zone y ver si Bree estaría dispuesta a los refrotes bajeriles con su mejor amigo.

Yo sí estoy dispuesta, Nathan, por si a Bree le da pereza

La cheat sheet me parece que llega tarde al libro pero esas tontunas me encantan, así que estaba yo dispuesta a disfrutar viendo cómo Nathan tachaba cosas en pos del amor y goce guarreril. Pero lo que parecía la excusa del libro acaba olvidada porque Nathan no tiene que hacer mucho para enamorar a la que ya tiene enamorada. Como os digo, misterio cero. Piensas que por algún lado aparecerá alguna clase de conflicto, incluso aunque sea un malentendido (recurso que no es santo de mi devoción, ya sabéis, pero bien puesto te anima cualquier soserío), pero nada, ni conflicto ni conflicta. ¡Y un momento, que se cuela la ansiedad entre las páginas!

He venido a cambiar el libro

Pues no, que es otra cosa que parece que va a ser importante y tal y como llega, se va. El medio libro que te pasas viendo cómo están secretamente enamorados y tienen que fingir estar enamorados sin saber que realmente lo están de modo recíproco (minipunto si no te has liado) es entretenido y divertido, pero luego empieza eso a perder fuelle para, cuando se destapa todo, caerte dentro de una peli de Hallmark rebozada en azúcar. ¡Y encima no hay ni un triste guarrerismo en la página! Me indigno cosa mala porque son años de pensar en hacerse marranadas sexuales y resulta que, cuando lo tienen al alcance del nabo de la mano, lo alargan hasta la saciedad, solo ves besitos y acabas por tener que imaginártelo. Que no es que sea algo malo (bueno...) pero, como el resto no me ha compensado, ha sido la guinda del pastel de mi chasco. A pesar de todo, el libro ha sido agradable y lo he leído rápido y bien, pero claro, también me resulta fácil leer las instrucciones de mi secador de pelo (y probablemente tengan la misma profundidad, ya que el libro se queda muy superficial en cosas que daban para más). En fin, que hay muy buenas intenciones pero creo que de ahí no pasa.

Por todo esto, se lleva en nuestro Gandymetro...

Maromo adorable en libro olvidable


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This