martes, 10 de mayo de 2022

What If You & Me (Say Everything 2), Roni Loren

[Libro no publicado en español]
El mundo puede ser un lugar aterrador. Al menos, eso es lo que la ansiedad de Andi Lockley quiere que crea. No le ayuda que hace años escapara de milagro de un hombre peligroso o que cada relación que ha tenido desde entonces haya estado manchada por ese miedo que le ha quedado. Pero las cosas van mejor ahora y está volcando todo en su carrera como escritora de terror y podcaster de crónica negra. Incluso puede que su próximo libro sea el avance que necesita. Si tan solo su huraño vecino dejara de dar vueltas y hacer ruido durante toda la noche...
El bombero retirado Hill Dawson no puede dormir. Tras perder parte de una pierna en un rescate que se torció, está atrapado en una especie de limbo. Necesita averiguar qué hacer con su vida y no puede dejarse distraer por la guapa pelirroja de la puerta de al lado. Pero cuando alguien entra en casa de Andi, Hill no puede evitar acudir rápidamente y ejercer de héroe. Pronto, una tímida conexión se forma entre la extraña pareja y lo que empieza como un acuerdo vecinal se convierte rápidamente en la posibilidad de algo más... si Andi puede apartar su miedo y confiar en ella (y en el amor) de nuevo.
Goodreads ❤  Amazon


Hoy vengo a daros una noticia. Hoy yo, la haggard rubia, os vengo a decir que he leído un libro que me ha gustado.

Kim celebrándolo

Bueno, si habéis visto la valoración veréis que es de tres Gandys y medio, algo que puede no parecer gran cosa. Pero, creedme, lo es, ya que la sensación que he tenido leyendo este libro ha sido tan estupenda que, aunque la nota no parezca muy allá (aunque yo por un tres Gandys no ma-to pero sí me dejo el dinerito), he terminado pensando que, por fin, estaba rompiendo mi nefasta racha de lecturas. ¡Y lo leí alternándolo con otro que me salió incluso mejor! Pero ya os contaré un poco más tarde sobre ese libro, que ahora toca hablar de la segunda parte de la serie Say Everything de Roni Loren. Conocimos a Andi Lockley en Yes & I Love You, el libro anterior de la serie, y aquí seguimos sus andanzas por los podcasts de crónica negra y de terror. Y de ambas cosas sabe un rato esta chica, no solo porque sea fan total de las películas de cagarse por la pata abajo sino porque, por desgracia, vivió una en sus carnes morenas, lo que la ha dejado traumatizada de por vida, acarreándole problemas de confianza en todos los niveles de su vida y especialmente en los que más nos interesan, el sentimental y el sexual. ¡Pero, tranquilas, que ya viene su vecino al rescate!

¡Aquí estoy!

Bueno, un vecino un poco más terrenal y menos superhéroe.

¡Aquí estoy!

Y un poco más perjudicadillo, que le falta una pierna.

¡Aquí estoy!

A lo mejor el hombre también necesita un poco de ayuda, para qué lo vamos a negar. ¡Pues has caído en el libro adecuado, porque esta historia va de salvación mutua! El vecino en cuestión es Hill Dawson, en cuya vida con todas las extremidades era un bombero top a punto de casarse pero al que el derrumbe de un edificio provocó el derrumbe de su vida. No solo perdió una pierna y su trabajo, sino también a su prometida, a la que no culpa por no querer cargar con un lisiado pero sí por cepillarse a un compañero de manguera. Hill se encuentra perdido y desorientado pero una noche el grito de su vecina despierta en él sus ansias protectoras. Y, cuando la conoce, también se le despiertan otras cosas...

La manguera nunca duerme

Pero ojo que esto no es conocerse y ponerse a chingar en el descansillo, que aquí hay verdaderos problemas difíciles de superar. Por supuesto que se superan (porque la romántica no existe para que nos peguemos un tiro antes las mierdas de la vida) pero no se olvidan ni se quedan aparcados. Aunque ambos llegan a este punto con las barreras bien levantadas, la atracción mutua y la sensación de comodidad que sienten cuando están juntos hacen que, de modo natural, vayan bajando las defensas. Y las ropas interiores. Porque, si ganas confianza, ¡al catre sin tardanza!

Esta me la apunto para decírsela a mi amigo el buenorro

Como Andy tiene verdaderos problemas en este aspecto, tiene que ser todo con consentimiento explícito total y sin ninguna presión, lo que hace los guarrerismos en este libro muy muy sexis y, además, los dota de mucho significado, ya aportan algo y hacen avanzar la relación entre ambos. En este aspecto, Roni Loren me parece espléndida. Sabe mezclar a la perfección los miedos de Andi (y de Hill, que también tiene lo suyo) con el palotismo y los sentimientos. En general, Roni Loren me parece una narradora estupenda, una de esas voces actuales que para mí se está convirtiendo en un sí automático (soy un poco cagaprisas porque solo he leído dos libros de ella pero dejadme con mis ilusiones). Creo que es capaz de contar una historia de lo más convencional dándole siempre un pequeño giro que la hace más intensa y profunda. Esta daba para mucho drama y, aunque lo tiene, Loren consigue hacer un libro sexi, a veces emotivo, a veces divertido y siempre difícil de dejar de leer. Y eso que no podemos decir que tenga un ritmo vertiginoso, ya que es más de los personajes y su recorrido personal que de una acción externa constante. Va intercalando de modo natural destellos del pasado de ambos con sus situaciones presentes para poder apreciar lo que ambos avanzan y lo beneficiosa (y hot) que resulta su unión. Es verdad que puede ser un libro coñazo si no pasa nada externo a los amoríos y comeduras de cabeza de la pareja pero justo cuando lo externo irrumpe es cuando el libro pierde fuelle. La autora añade una trama de intriga que mñe mñe, la he notado metida con calzador. Y luego va y se cae en la marmita de la cursilería.

El infierno para Kim

Ay, es que no puedo con la sobredosis de azúcar, ya me conocéis, y esa parte final me ha parecido tan cursi que me ha menguado un poco la sensación tan buena que llevaba. Pero vamos, que no me empaña la lectura. Además, le tengo que añadir a este libro el meritazo de darme ganas de leerlo cuando lo estaba alternando con otro que me tenía más feliz que una perdiz, Anhelos ocultos de Sandra Brown (ya caerá su reseña por aquí). Esto os lo cuento porque, aunque no tienen nada que ver, no podía evitar establecer comparaciones y ver lo sumamente distintos que son ambos, especialmente en el plano maromial. No os voy a dar una chapa cumlaudista sobre la evolución de la romántica porque tuve que elegir entre ser lista o guapa y la belleza me pudo, pero veía al maromo de la Brown y pensaba que si él viera al de este libro sacaría la voz de El Fary para decir que al hombre blandengue lo detesta. No voy a criticar a los maromos brownianos porque son una de mis debilidades pero adoro que podamos disfrutar igualmente de tíos majos, sinceros, que no se imponen, que escuchan, que te trincan cosa fina cuando tú les dices que pueden hacerlo. Y, oye, qué suerte la mía, que MeCaben todos y los puedo disfrutar a dos manos 😏.

En fin, que What If You & Me ha sido una lectura entretenida, sexi y dulce a la que damos en nuestro Gandymetro...

3'5. Hill, apágame los fuegos bragueriles


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

martes, 3 de mayo de 2022

La lista de Mr Malcolm, Suzanne Allain


Julia Thistlewaite está hecha una furia. Ella esperaba casarse con el honorable Mr. Malcolm, pero el aristócrata considera que la joven no está a la altura de llevar su apellido. ¿Y por qué? Porque Mr. Malcolm sabe perfectamente las cualidades que busca en su futura esposa y Julia está muy lejos de cumplir con su lista. Aunque a Mr. Malcolm sus exigencias le parecen razonables, Julia piensa que el joven es un esnob y merece un escarmiento. Decidida a vengarse de él, Julia acude a la gentil Selina, quien tendrá que interpretar el papel de la dama ideal y cumplir todos los requisitos del joven. Y cuando este caiga rendido a los pies de la bella Selina, ésta deberá rechazarlo, arguyendo que, según su propia lista de requisitos, Mr. Malcolm no es digno de ser su marido pero nuestros protagonistas no cuentan con que el destino siempre tiene otros planes.
Lluvias constantes en Murcia, polvo sahariano, nieve en abril... y la haggard morena escribiendo la reseña de un libro que, encima, es una NOVEDAD EDITORIAL. ¿Se acerca el fin del mundo?

Todas al búnker, que viene el meteorito

Pues no, pero casi, porque las reseñas de esta lectora se pueden contar con los dedos de una mano y suelen ser para nuestro querido Reto Rita, el cual me ha dado alegrías y también mucho chasco lector. Y hoy vengo con algo que no es precisamente para tirar cohetes, pero creo que, al ser una publicación reciente y de la que se está haciendo versión en película (que tiene una pinta bastante mñé para mí), creo que era necesario dejar por aquí mi opinión. Que para una vez que leo algo de actualidad no me voy a quedar callada.

Enter at your own risk

No creáis que he dejado de leer romántica, pero han sido cositas para el Reto Love4Romance de Mi Rinconín de Lectura que ya estaban reseñadas por estos lares por mi querida Kim, como Hasta que llegaste a mi vida o, chasco grande, no han sido precisamente románticas (el caso de Ponte en mi piel). Para el mes de abril tocaba una comedia romántica. Tenía en la guantera Jane juega y gana, recomendada por Kim, pero la publicación de La lista de Mr Malcolm me hizo aparcarla al ser la otra contemporánea (que ya sabéis que a mí no me suele entusiasmar). Rauda me compré el libro en cuanto salió. La portada de la edición española ya me tiró para atrás, qué cosa más horrenda y más descuidada. Pero no juzguemos un libro por sus tapas. ¿O sí?

¿Pero qué truño es estoooo?

PUES SÍ. Porque esta novela es un bluff total. Hay que ver lo que hace el marketing y el bombo. Me hacía ilusión leer una historia de época que fuera ranciedad friendly y que no tuviera dramas, intrigas o aires religiosos como los de la Klassen, sólo buenos diálogos, algún enredo gracioso y personajes atractivos. Pero aquí se queda todo en agua de borrajas. Es tan plana que se le ven todas las costuras de que esto está escrito para ser llevado a la pantalla. No en vano la autora es guionista.

Suzanne, a una haggard no se la meten doblá

El planteamiento me parecía atractivo: soltero de oro que tiene una lista con las condiciones que debe cumplir su futura esposa. Joven despechada que quiere vengarse usando para ello a una amiga y darle al estirado Mr Malcolm a probar su propia medicina. Pero nada, no ha conseguido ni arrancarme una sonrisa ni tampoco el más mínimo interés. Menos mal que es corto.

Corto pero pesadico

Si bien la protagonista no es una pichote y desde el primer momento no está muy de acuerdo con el plan de su amiga (la despechada), enseguida se enamora del otro y el otro de ella. Lo que podría haber dado mucho más de sí se queda en cuatro o cinco situaciones de medio enredo o malentendido, pero sin chispa ni chicha. Para mí le falta "algo". Me da la sensación de la escritora se ha subido al carro de la moda bridgertoniana para hacer una novelita sin más complicación y tratando de emular a Jane Austen, pero le falta ahí de todo para llegar a su nivel, claro. Que aquí nos creemos que la insigne autora del XIX es fácil de copiar y no. Al menos ha intentado hacer algo más o menos apropiado y no como otras, que se apuntan a la estela de la Regencia  y te plantan un tocho infumable time travel que da vergüenza ajena (ya sabéis de quién hablo).  En definitiva, un mñé total, otra lectura que pasa sin pena ni gloria. 

Por todo esto, se lleva en nuestro Gandymetro...

Mr Malcolm, coge tu lista y piérdete de mi vista


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

martes, 26 de abril de 2022

Beauty and the Baller, Ilsa Madden-Mills

[Libro no publicado en español]
El magnífico y brillante quarterback de la NFL Ronan Smith tiene el mundo en sus manos. Pero tras perder su carrera y a su prometida en un accidente de coche cae en un pozo de pena y malas decisiones. Cuando una chica misteriosa aparece en una fiesta, se siente atraído por ella y la hace suya... por una noche.  
La antigua reina de la belleza Nova Morgan tiene una misión. Escasamente disfrazada como una princesa de una galaxia muy, muy lejana, se cuela en una fiesta de perfil alto para llamar la atención de su quarterback favorito. Pero sus esperanzas se rompen tras un espantoso lío de una noche.
Adelantemos dos años. Arruinada y desesperada, Nova regresa a su hogar en Blue Belle, Texas, donde, gracias a un giro cósmico del destino, su sombrío vecino resulta ser Ronan, el flamante nuevo entrenador del equipo de fútbol americano que todo el mundo adora. Pero él no tiene ni idea de quién es ella.
Los inversores del equipo le presentan constantemente mujeres a Ronan para mantenerle en el pueblo. ¿Su solución? Le propone a Nova que finjan ser pareja. Pero las cosas se ponen calientes de verdad cuando él se da cuenta de que ella es la chica con la que se enrolló una noche.
¿Habrá encontrado esta hastiada belleza a su jugador para la eternidad o les separará su pasado?
Goodreads ❤  Amazon


No creo que te sorprenda mucho, fiel lectora de este blog, si te digo que hoy te traigo una reseña de un libro que pensaba que me iba a encantar y que ha sido otro chasco. Yo a estas alturas del año lector lo único que le pido a un libro es que me entretenga. Ni que me emocione ni que me mueva el suelo ni que sueñe con él, que me entretenga y punto pelota, que tenga ganas de seguir leyendo para ver qué me cuentan estos personajes. Creí que Beauty and the Baller podría ser uno de esos porque sporty melofós a mí, así que, como estaba disponible en Netgalley, allá que fui. Además, tenía el incentivo para mí de estrenarme con Ilsa Madden-Mills, ¡una nueva escritora, un nuevo mundo para conocer! Pues mira, de este mundo me bajo en la primera parada.

Kim queriéndose bajar de este carro

No puedo decir que haya sido una castaña pero me ha parecido un batiburrillo de cosas, un picafloreo de temas que hace que no sepa dónde enclavar este libro. ¿Tiene drama? Sí, pero no es dramático. ¿Tiene risas? Sí, pero no es comedia. ¿Tiene guarrerismos? Sí, porque ya lo último del mundo es que no los tenga pero no son nada memorables ni son lo básico en la pareja. Es un libro "aprendiz de todo, maestro de nada", toca mucho y en nada destaca. Os cuento un poco. Ronan Smith era un quarterback (que digo yo que si no hay más posiciones en el fútbol americano) al que se le jode la vida cuando tiene un accidente de tráfico en el que fallece su prometida y él queda contrahecho. Una noche de tantas en las que se ahoga en alcohol se le aparece una chica vestida como la princesa Leia cuando Jabba la tiene secuestrada (si es Leia en la fase batamanta no tiene el mismo morbo, claro) y una cosa lleva a la otra, catapum chimpún que se la trinca. Y la llama por el nombre de la muerta.


Obviamente, la mañana siguiente la vas a pasar con tu *uta madre si me haces eso, justo lo mismo que piensa la Leia de Hacendado, que sale por patas dejando a Ronan sintiéndose fatal. Un par de años más tarde, Ronan está entrenando a un equipo juvenil, le dan una fiesta en su casa que se ve interrumpida por la vecina que, tachán tachán...

Obi-Wan, ayúdame a que baje la música

Leia tiene un nombre, Nova Morgan, y ha regresado a su pueblo natal tras el fallecimiento de su madre para hacerse cargo de su hermana adolescente y ver qué hace con su vida. Reencontrarse con Ronan le afloja la gomilla de las bragas porque esa noche significó mucho para ella pero tal vez no lo mismo para él, ya que no la recuerda.

Nova, encantada con la noticia

Y podría seguir contando cosas e insertando gifs porque esto tiene de todo: enemigos que se trincan vivos, segundas oportunidades, fake dating, instalust sopinstant, trincamiento de una noche... En serio, demasiadas cosas para tan poco libro. Mi lectura ha sido un poco errática porque personalmente casi siempre necesito algo que me ancle, algo que sea un punto al que aferrarme y decir "vale, de esto va el libro", y eso no lo he encontrado aquí. Primero pensé que iba a ser sobre cómo se reencontraban y él intentaba compensarla por esa noche y poco a poco se enamoraban y bla. ¡ERROR! Bueno, pues sería entonces sobre fingir ser pareja, despertar celos de algún antiguo amor y que al final haya pelea de boas por la chica. ¡ERROR! Pues entonces sobre cómo Nova se adaptaba de nuevo al pueblo y tenía líos al más puro estilo Sugar Beth mientras intentaba salir de ese ambiente asfixiante que... ¡ERROR DE NUEVO! ¿¡¿Y entonces de qué va?!?


Supongo que de curar las heridas tras una experiencia traumática y volverte a abrir al amor, pero para mí ha sido una especie de extraño viaje lector pensando que el libro iba por un lado para luego ir por otro para luego ir por otro. Teniendo importancia, no me ha parecido que el eje de la trama fuera la relación amorosa entre Nova y Ronan sino el viaje de ambos hasta un lugar en el que puedan estar cómodos ellos como personas y ellos como pareja. La relación entre ellos no está mal, es dulce, hot y guarrer, con puntos divertidos, y es lo que hace que lo valore un poco más alto pero ni tiene suficiente peso ni sirve para salvar el libro. A Beauty and the Baller no le he visto nada destacable y no me parece que esté escrito de un modo atractivo, ya que no engancha ni con su escritura ni con lo que ocurre, dejando pasar todos los puntos en los que podía haber dado más chicha a la historia, tanto por la parte dramática como por la comedia. Estás ahí a ver qué te cuenta y tampoco es que cuente nada.

Así que otro chasquito más para el bote. Beauty and the Baller está muy bien valorado y parece que la gente lo está disfrutando bastante pero yo no le he visto el encanto por ningún sitio. Es un libro simplón, que no tiene nada destacable, con unos personajes planitos que podrían haber dado mucho más de sí pero que se contagian de la pereza de la escritora y se dejan llevar. Mñe.

Por todo esto, se lleva en nuestro Gandymetro...

Entrenador, no me mueves el marcador


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

martes, 19 de abril de 2022

The Ex Talk, Rachel Lynn Solomon

[Libro no publicado en español]
Shay Goldstein ha sido productora en la emisora pública de Seattle durante casi una década y no puede imaginarse trabajando en otro sitio. Pero últimamente ha sufrido los choques constantes con su compañero más reciente, Dominic Yun, recién salido de un máster de periodismo y convencido de que sabe todo sobre la radio pública.
Cuando la emisora entra en problemas y necesita un formato nuevo, Shay le propone a su jefe uno al que este da luz verde de modo entusiasta. En The Ex Talk, dos personas que han sido pareja darán consejos en directo sobre relaciones. El jefe decide que Shay y Dominic son los locutores perfectos, viendo lo mal que se llevan. A ninguno le gusta la idea de mentir a los oyentes pero es eso o el paro. La audiencia se involucra rápidamente y no pasa mucho hasta que The Ex Talk se convierte en el programa de escucha obligatoria y sube en las listas de los podcasts más escuchados.
Según va creciendo el programa, crece también el engaño, sobre todo cuando Shay y Dominic empiezan a enamorarse. En una industria que valora la verdad, que les pillen podría significar el fin de algo más que sus carreras...
Goodreads ❤  Amazon


Ya sabéis (por soy una pesada y lo cuento siempre) que llevo un año horrible en cuestión de lecturas (y de reseñas, que está el blog abandonadito, el pobre), así que nada mejor que un libro de portada colorinchi para ver si remontaba el tema. Bueno, pues no.

Fruta vida

Vamos a ver, algo sí ha remontado, porque este libro logra un aprobado en el Gandymetro, con lo que ya me puedo dar con un canto en los dientes, pero reconozco que ha supuesto una pequeña decepción porque fue una de las lecturas más destacadas del año pasado en Romancelandia y yo no le veo nada para que destaque. El planteamiento me resultó de lo más atractivo, con dos enemigos laborales, Shay Goldman y Dominic Yun, que se ven obligados a fingir que han sido pareja para sacar adelante un programa de radio. Los enemigos que se trincan vivos con uno de mis clichés románticos favoritos y, además, la radio y el formato podcast me encantan, así que me lancé a la lectura con grandes esperanzas.

Siempre vas igual, siempre te das la leche

Y no es que haya sido una mala lectura, es que ha sido una normalita, lo que chocaba con esas grandes esperanzas con las que lo cogí. El libro es entretenido y se lee bien, lo que para mí es algo meritorio si tengo en cuenta que últimamente me distraigo hasta con el vuelo de una pelusa imaginaria. Que se llevaran como el culo y tuvieran que trabajar codo con codo fingiendo haber sido pareja me enganchó desde el principio pero esa enemistad dura más bien poquito, ya que rápidamente se le ve la patita a Dominic y sabemos que en él es más real lo de querer trincarse a Shay que lo de ser su enemigo (a nosotras, que tenemos ya el culo pelado en estas historias, nos la van a dar... ¡Ja!). A Shay sí se la da con queso, claro, ya que conocemos toda la historia a través de su punto de vista y le cuesta más que a nosotras darse cuenta de que Dominic y sus tersas pechugas solo tienen de bordes con ella la imagen que muestran. La tensión sexual está bien creada pero creo que se resuelve demasiado rápido y ahí ya empieza a flojear la cosa, ya que la relación sufre ciertos vaivenes que a veces me resultaron bastante incomprensibles, sobre todo porque se supone que ambos son adultos y se acaban comportando como unos niñatos. Sin embargo, ellos dos juntos son muy cuquis y necesitas más momentos suyos, sobre todo en el plano guarreril donde, sin ser nada estratosférica la cosa, he disfrutado bastante de ciertos guarrerismos que se salen del metesaquismo habitual y que me han resultado de lo más hot.

Te ponen sonrisilla y perraquilla

Y, además, son guarrerismos en los que se comportan de un modo natural, hablan, se ríen, disfrutan... Esas cosillas que hacen la relación más real y, para mí, mejor. Sin embargo, el gran pero que le pongo al libro es que la relación de Shay con Dominic parece quedar en un segundo plano con respecto a la otra relación importante de Shay: la suya con la radio.


Shay y Dominic trabajan en la radio pública y, si existiera la posibilidad de que un humano se casara con un ente, no sé yo si Shay no le daría la patada a Dominic y le daría el "sí, quiero" a la radio. Madre del amor hermoso, esta muchacha quiere tanto a la radio que no sé cómo LeCabe Dominic ahí abajo en el corazón. Sinceramente, entiendo que te guste la radio desde siempre y que adores trabajar en ella pero de ahí a estar enamorada de la Cadena Ser hay un trecho. Para Shay la radio es algo que le une a su padre y a sus sueños, y se pasa todo el libro sufriendo por su historia de amor con ella, algo que se estira como un chicle y acaba cansando (sobre todo porque el libro es actual y ahora, en el mundo de los podcast y del juanpalomismo audiovisual, el problema que se crea en la mente de Shay queda un tanto desfasado). Otra cosa que le quita espacio a la pareja son los secundarios, todos relacionados con Shay y no con ellos dos. Es un libro muy inclusivo en el que raro es que no encuentres representación, da igual tu color de piel, procedencia, orientación sexual... Seguro que hasta los gatos de escayola se verán representados. Sin problemas por ese lado. El problema viene cuando varios de esos secundarios tienen tramas que quitan espacio a la relación amorosa, que si Shay con su madre, Shay con su amiga, Shay con un señor de Murcia... Para mí lo importante en una novela romántica es que el eje de esta sea la relación amorosa y aquí me han parecido más importantes Shay y sus circunstancias que Shay y Dominic, lo que hace que como novela romántica sea un poco decepcionante. A pesar de todo, el libro resulta ágil, con una mezcla de formatos que te mantiene entretenida, una pareja atractiva con una buena tensión sexual y unos momentos hot muy decentes, así que me quedo con los bueno y me doy con un canto en los dientes, que podría haber sido peor.

Por todo esto, se lleva en nuestro Gandymetro...

Este periodista a esta haggard conquista


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

martes, 29 de marzo de 2022

The Prince of Broadway (Uptown Girls 2), Joanna Shupe

[Libro no publicado en español]
Como propietario del casino más exclusivo de la ciudad, Clayton Madden tiene las fortunas de las familias más prominentes en sus manos cada noche. Hay una familia en concreto que ansía arruinar y que, sin embargo, ha escapado... hasta ahora.
Florence Greene no es tonta. Sabe que Clayton Madden la usa para arruinar a su familia pero ella también lo está usando a él. Tiene intención de aprender todo lo que pueda del misterioso propietario del casino y luego abrir ella uno solo para mujeres.
Con la venganza en mente, Clay accede a ser el mentor de Florence. Sin embargo, pronto Florence se descubre como una alumna más avanzada (y atrayente) de lo que Clay imaginaba. Cuando sus planes de venganza se ve amenazados, Clay debe decidir si está dispuesto a apostar todo su imperio al amor.  
Goodreads ❤  Amazon


En este año aciago que estoy llevando, una de las pocas alegrías lectoras que estoy teniendo me la están dando las relecturas. Releí justo antes de The Prince of Broadway uno de mis favoritísimos, Sueño contigo de Lisa Kleypas (que, si no lo habéis leído, os recomiendo encarecidamente que lo hagáis). Con la felicidad que me proporcionó reencontrarme con esa historia cogí este libro de Joanna Shupe y, vaya por Dior, me encontré con un protagonista que parece un calco de Derek Craven. Y, ay amigas, cuando te encuentras con una copia de algo sublime e inimitable...

A mejor no vamos a ir

No digo yo que la autora haya tenido intención de inspirarse en Craven, ¡anda que no habrá dueños de casinos surgidos de la miseria que se han hecho a sí mismos! Pero las comparaciones son odiosas e inevitables y, antes de comentaros este libro, os aconsejo que no lo leáis teniendo Sueño contigo reciente porque os van a saltar las similitudes a la cara y eso puede estropear vuestra lectura. Yo intenté que no me afectara pero tampoco es que Joanna Shupe nos haya brindado una historia que atrapara de tal modo que nos haga olvidar a Derek (es imposible, lo sé). Y eso que llegas a este libro con ganas, porque en el anterior nos quedamos con la mosca detrás de la oreja con el misterioso acuerdo al que llegaron Clayton Madden y Florence Greene. En este libro hacemos un salto en el tiempo que ni en Outlander y regresamos al pasado, donde, de modo paralelo a la historia entre Frank y Marnie, se empieza a desarrollar la de Clay y Florence. Marnie y Florence eran asiduas a un casino, para desesperación de Frank y curiosidad del dueño del local, Clay, ya que no era este un local para mujeres. ¿Por qué van allí? Pues porque son unas rebeldes y blabla, pero Florence tiene, además, otro motivo: quiere montar un casino solo para mujeres

Espera que le busco el sentido

¡Con la de guarrerismos que ocurren cuando juegas a las siete y media con maromos! En fin, que las mujeres no pueden pasar a los casinos y por eso quiere montar uno, que ellas también quieren disfrutar. Pero Florence no tiene ni idea de cómo llevar ese negocio, así que decide pedirle a Clay que le enseñe todos los secretos de su oficio. Y tú y yo sabemos que Clay le va a acabar enseñando hasta tó lo negro.

Clay enseñando a Florence sus habilidades

Y para negra, su alma, tal y como nos repite mil veces. Clay era paupérrimo y lo pasó fatal de pequeño, sobre todo cuando sus padres malvendieron su casa engañados y eso los dejó mucho peor de lo que estaban. Clay juró acabar siendo más rico que Craso y vengarse del responsable de la desdicha de su familia, y Florence le pone en bandeja dicha venganza, ya que el hombre al que odia desde hace tantos años no es ni más ni menos que el padre de la muchacha. Y no es que os esté destripando el libro porque el odio de Clay hacia el padre de Florence y las ganas del maromo de trincarse a la moza no se le ocultan a la protagonista en ningún momento.

Hasta luego el misterio

Eso de dejar todo a las claras desde un principio es un movimiento de lo más arriesgado, ya que le quita mucha tensión a la novela, pero también nos evita tener que ir sufriendo porque nosotras sepamos y Florence, no. Lo que pasa es que, como casi todo en esta novela, me ha parecido mal llevado, no queda nada que te incite a seguir leyendo esperando ansiosa el apocalipsis final. Al saber todo (o casi todo) lo que hay, nos dedicamos casi a ver las horas pasar, viendo cómo Clay le enseña cosas (de toda índole 😏) a Florence y ambos se van quedando colgados el uno del otro. Pero esa evolución que tenemos que ver en unos personajes tan distintos que se van enamorando yo no la he notado. No me he logrado enganchar a la lectura por mucho que lo he intentado, los personajes han resultado excesivamente planos y algo tontones, y el único personaje más interesante, el del padre de Florence, en lugar de tener una personalidad con muchos matices, parece sufrir bipolaridad. Lo único que he disfrutado ha sido una secuencia guarreril tremendamente hot que hace que le suba un Gandy, pero el resto no es nada memorable y sí bastante simplón. Los protagonistas son muy superficiales y, sinceramente, de Clay esperaba algo más, no un hombre tan cerrado de mollera que solo parece cambiar cuando no le queda más remedio peor no por convicción personal. Además, Florence, para todo lo echada para delante que es, parece un pasmarote a merced de lo que decidan Clay o su padre. La autora parece estar todo el rato remarcándote un modo de ser de los protagonistas que tú no ves por ningún sitio y me ha costado la vida leerlo porque no he encontrado ningún incentivo, tampoco en el modo en el que está escrito. En fin, que ha sido un libro decepcionante que casi olvidas cuando lo terminas de leer.

Por todo esto, se lleva en nuestro Gandymetro...

Clay, yo no te echo ni un cinquillo


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This