lunes, 25 de abril de 2016

Una apuesta peligrosa, Jennifer Crusie


Minerva Dobbs es una treintañera con algunos kilos de más que piensa que la felicidad es un cuento de hadas. Cal Morrisey es un donjuán que detesta el compromiso y que la invita a cenar para ganar una apuesta. Cuando la cena termina, cada uno de ellos piensa que nunca volverá a ver al otro. Pero el destino tiene otros planes, y Minerva y Cal inician una relación casi involuntaria en la que median un ex novio celoso, unos padres impresentables, un gato demasiado inteligente y muchos donuts, y que concluye con la mayor de las apuestas: el amor verdadero.
Goodreads ❤  Amazon


Antes de comenzar a hablar sobre Una apuesta peligrosa, pongamos el cerebro en su modo adecuado.



Mono con platillos ON

Y es que éste es uno de esos libros de lavar el cerebro y desconectar de traumas y de sufrimientos. Veamos si ha conseguido parar mi cafetera mental...


Minerva Dobbs es una actuaria treinteañera a la que el gilipollas de su novio David acaba de dejar. Y no la deja por estar rellenita, no. La deja porque ella no ha querido ñiquiñiquear con él (normal, porque a David se le ve el gilipollismo a la legua). ¡Y encima el que se rebota es él! Así que, con una lógica ausente aplastante, para vengarse de Min le propone una apuesta al guapísimo y picaflor Calvin Morrisey: si se la tira en el plazo de un mes le paga 10.000 dólares (¿veis cómo David es un gilipo**as?). Cal, que piensa lo que nosotras sobre David, le propone otra apuesta: 10 dólares a que se la lleva a cenar. Pero, ay, que Min ha escuchado parte de las apuestas cruzadas...


Desde luego que es pa cagarse pero en ellos

Total, que con cierta confusión (no aclarada, obviamente) Cal se lleva a Min a cenar y pasamos a ser testigos de la peor cena/primera cita/primer contacto de la historia, de la que lo único que puede salir es un "buenas noches, joputa", "buenas noches pa ti y pa tu culo, so petarda". Min ya va cabreada por lo de la apuesta y le lanza dardos a Cal en lugar de palabras. Y Cal no es que los reciba de buen grado. A pesar de todo, cenan. Y a pesar del haterismo y de su gusto por diferentes Elvis, se siguen viendo. Y Cal puede apreciar que Min no se corta un pelo y que tiene un excelente gusto para los zapatos. Y Min puede comprobar que Cal es mucho más que un tío buenorro que te cagas, que no le importa que esté gorda y que le gusta mirarle los pies y el escote. Y, para colmo, Cal descubre que tentar a Min es muuuuuuuuuuy placentero y le pone palote, sobre todo si lo hace con donuts, la perfecta unión prohibida de carbohidratos y grasuza que vuelve loca a Min .


El paraíso

Pues nada, no hay que ser adivino para saber cómo va a ir evolucionando esta relación. Es genial ver cómo se llevan fatal pero aún así se siguen viendo. No penséis que Min es apocada por ser la gordita y poco agraciada del grupo. ¡Menuda lengua tiene! En ocasiones hasta se pasa de borde, hay que decirlo. Y Cal... Si tienes corazón, te lo va a robar casi desde el primer minuto. Ya sabemos que es guapísimo y blablabla, pero el modo de hablar con Min, el modo de tratarla, el humor que tiene y esa parte hot hot final del libro en la que JHFÑAHFÑlJASHDKJHGKMELOFÓRAITNAUJGFLKAJSGFSHGADJL lo convierten en un sueño hecho realidad.


¡Y que se adelanten las Navidades a mañana!

Queridas, si la novela fuera únicamente la relación entre Min y Cal, saque usted los cinco Gandys que aquí se termina la reseña. Pero no, tenía que haber algo más que me fastidiara la lectura. Esa pesadez más que previsible con la comida y esos personajes secundarios totalmente caricaturescos. Que sí, que ya sé que eso es siempre de mucha risa pero aquí hay mucha gente por todos lados y la mayoría es simple y pueril (ya puedo tachar la palabra de lista que me tocaba decir hoy). Las amigas locas, las amigas perras, la ex que es psicóloga petarda, las familias que son de mandar a tomar por Cullen... Todo metido tan mal que parece que te los tiran a la cara. Muy extremo, muy manido, muy brasas. ¡Que no nos interesan las teorías del caos y de su abuela en bicicleta! ¡Ni las madres frías/locas/quequierenmásaunmuñecoqueasushijos! De verdad, cada vez que aparecía gente por ahí pegando bolsazos o diciendo tonterías me sacaban de la novela. No todos, eh, Bonnie es un encanto, los amigos de Cal molan y su sobrino es genial. Pero joer, la novela es genial cuando están Min y Cal y pesada cuando aparecen los demás, por no hablar de lo previsibles que son algunas situaciones, que parecen escritas por mí cuando me tomo unas copas y me creo escritora.


Ojo cuidao que voy a escribir

Y Jennifer Cruise como escritora me ha parecido buena y mñe a la vez. Ella escribe bien, la historia de Min y Cal me ha parecido genial, muy bien llevada, fresca, divertida y adictiva, estaba deseando pillarla y no soltarla. Pero en el resto patina, lo veo a veces sin sentido y apresurado, como tirado a puñados. En fin, que si los secundarios hubieran sido más secundarios estaría más que encantada con la novela, pero como no ha sido así prefiero olvidarme de ellos y quedarme con Cal y con la sensación con la que he terminado el libro.





Una apuesta peligrosa es un libro que cogí con muchas ganas y que me ha dejado sentimientos agridulces, mezcla de la diversión y palotismo que destilan Cal y Min y del bajón que te pegan tres cuartas partes de los demás personajes. Aún así se lee muy fácilmente y te relaja el cerebro que da gustito

Por todo esto y mucho más le damos a Una apuesta peligrosa en nuestro Gandymetro...



3'5. Cal, dame un besarraco y unos donuts


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

16 comentarios:

  1. Mono con platillos XDDDDDDD #VerdadVerdadera
    Uy, uy, uy los donuts, ñam! qué escenas por Dior!
    A mi la amiga del cuento de hadas me resultó petarda, la otra que repartía hostias XD me hizo más gracia. Lo de la ex y el ex se me hizo pesado le 90% de sus apariciones.
    La escena de la cuenta atrás fue de traca-película-telefilm XDDDDD

    Muuuuaks ;-****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mono con platillos es la representación perfecta de este tipo de libros XDDDDD
      A mí es que la tipa cada dos por tres soltando bolsazos me acabó cansando. Min y Cal, un amor (él sobre todo, grrrrrrrrrr) pero lo demás lo leía como desconectada por completo. Una pena :(
      Gracias por comentar, chata!!
      Besotes!

      Eliminar
  2. Uff, con tres Gandys todavía me mantengo en la lista amistosa.
    Pues así somos de gustos y demás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves. Estos libros hay que tenerlos apuntados porque a veces apetecen cosas sencillitas y ya. De todos modos te digo que está muy bien valorado por ahí, puede que sea uno de esos casos en los que yo soy la excepción.
      Gracias por pasarte!!

      Eliminar
  3. Ufff lo dejaré para cuando tenga ganas de cambiar de ambiente entre libro y libro,y así prueboo autora nueva!!!
    UFFF que pena que no haya terminado de cuajar, =S Buen post como siempre,besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay que ir descubriendo autoras nuevas! Jennifer Crusie no me ha disgustado, seguiré leyendo cosas de ella. Si te animas ya me cuentas!
      Gracias por comentar!!

      Eliminar
  4. Ayyy, yo he leído este libro! Hace años. Y me había gustado mucho...era divertida y tranqui...sis. Q recuerdos, jejejej. Gracias amores!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que lo disfrutaras! Supongo que lo releeré en algún momento a ver si me gusta a mí tanto.
      Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar
  5. Mare mía, al menos este libro lo dejo al final de la cola. Llevo mucho sin poder leer y la pila de pendientes crece y crece. ¡Besotes, querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma en cuenta mi opinión pero no te bases mucho en ella porque lo mismo es un casa de "no eres tú, soy yo", que todo el mundo adora este libro menos yo! Ya me contarás si en algún momento te pones.
      Besotes!!

      Eliminar
  6. Ay, qué pena, penita pena, porque a mí... ¡me encanta este libro! Es uno de mis favoritos de todos los tiempos. Pero bueno, no todos reaccionamos igual ante el mismo libro, cada lector somos un mundo. Lo que veo es que si este no te ha convencido, no me parece fácil que vayas a conectar con ningún otro de Jennifer Crusie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ciertamente cada lector es un mundo y es muy raro que yo no haya conectado con este libro pero por desgracia así ha sido. Ya te digo que no ha sido una pérdida de tiempo ni mucho menos, la historia principal me ha encantado pero lo demás me ha sobrado. Tal vez lo relea en algún momento para ver si me vuelve a pasar.
      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  7. Me quedé enganchadísima gracias a tu reseña. ¡Ahora lo único que quiero es leerla y enterarme de qué pasa entre Cal y Min.
    Gracias por tan divertida reseña

    Amanda Laneley, autora de "Lo que amo de Dublín".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya picado la curiosidad!!! Cal y Min son una pareja excepcional! A ver si tienes más suerte que yo y te enganchan los secundarios, entonces seguro que vas a disfrutar mucho el libro!
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  8. ¡Hola! os acabo de descubrir y me parto con vosotras, me encantan vuestras reseñas! bueno, ya os lo twitteé de hecho. En cualquier caso me apunto este libro, necesito relajar el cerebro y tiene buena pinta para ello.
    ¡Gracias hermosas y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida por aquí también!!! Esperamos que te sientas cómoda y te quedes con nosotras!
      Sí, éste es uno de esos libros que te desconectan el cerebro estupendamente. Espero que lo disfrutes más que yo!! Si te pones, no dejes de contarnos!
      Gracias por comentar!!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)