viernes, 19 de septiembre de 2014

Cautivos en la noche (Serie Canallas 2), Loretta Chase


El intrigante conde de Esmond es de ese tipo de hombre por el que las mujeres se desvanecen y los hombres resoplan disgustados. Él está más que acostumbrado a este tipo de reacciones y explota sus múltiples encantos de forma brillante. Pero su carisma no hace mella alguna en Leila Beaumont, dueña de una mirada tan cautivadora como peligrosa y esposa del traidor corrupto que el atractivo conde tiene que meter entre rejas. Cuando, sorpresiva e inconvenientemente, éste aparece muerto, todos los esfuerzos de Esmond se centrarán en alejar a Leila de toda sospecha.


Y seguimos para bingo (o sea, leyendo para por fin llegar a Abandonada a tus caricias) con la segunda entrega de la serie Canallas, Cautivos de la noche (la primera novela es El encanto de un bribón).
Si tuviera que deciros algo ahora mismo sobre esta novela es que me ha parecido mñe tirando a muy mñe. Es decir, que se me ha hecho en determinados momentos pesada y ya la leía un poco en plan "y a mí qué me estás contando".
Comenzamos la historia con Leila Bridgeburton, una adolescente que presencia escondida el inicio de una conversación entre su padre y tres personas de extraño acento, una de ellas Ismal Devina. [Si habéis leído El encanto de un bribón, ya sabéis exactamente quién es. Si no, os diremos que es un albanés rubio de ojazos azules, mirada hipnótica y grandes habilidades. Y no las usa precisamente para realizar buenas obras...] El caso es que Leila intuye que de esa conversación no va a salir nada bueno y se esconde en su habitación. Horas después, despierta en un carruaje con un atractivo hombre, Francis Beaumont, que le informa de que conocía a su padre y que éste ha fallecido, pero que no se preocupe, que va a cuidar de ella y se la va a llevar a París.

¿Ein?

Pues sí, eso mismo pensé yo. Claro, Leila tiene diecisiete años y estará un poco empanada, pero aún así... Nueve años más tarde, nos encontramos a Leila y a Francis en París, casados pero nada felices. Leila es una reputada pintora y Francis un borracho y un vicioso al que su mujer rechaza. Una noche, Francis obliga a Leila a conocer a un admirador de su trabajo, el conde d'Esmond. Y cuando Leila lo conoce...

Chribitas que empiezan abajo y salen por los ojos

Ese pelo rubio y esos ojos azules la dejan patitiesa y también a nosotras, que enseguida sabemos quién es. ¿Pero qué haces ahí, loco? Además, no tiene ningún problema en coquetear con ella incluso delante de su marido, lo que hace que Leila pierda las bragas se espante. Pero el conde d'Esmond no se asusta tan fácilmente y se introduce en el círculo de Leila de manera constante y perturbadora para ella. Cuando Francis aparece muerto, todo apunta a Leila como culpable pero el enigmático conde se encargará de defenderla y protegerla, investigando hasta el fondo final. Y a partir de ahí...

SOCORROOOOOOO

Efectivamente, el lío padre. Qué jaleo de trama, queridas lectoras, en ocasiones ya no sabía ni de qué personaje estaban hablando, directamente. Por favor no me pidáis que os haga un resumen porque puedo morir en el intento.
Esta novela parte con un lastre desde el principio: es difícil tomarle cariño a un personaje como Ismal, que en El encanto de un bribón es el antagonista. Sé que hay muchas lectoras que no han podido hacerlo y eso sin duda marca toda lectura. A mí no me ha pasado porque era un personaje que me intrigaba mucho y Loretta Chase ya se molesta en explicarnos cómo ha sido su proceso de conversión y por qué ha cambiado tanto, pero es cierto que te sientes algo fría y distante con este personaje. El resto de personajes son mucho menos atrayentes que Ismal, incluída Leila. Es una mujer fuerte e inteligente pero no te llegas a poner en su piel, todo el enamoramiento parece muy forzado y extraño. 
Pero el principal problema de esta novela no es el carácter de los personajes sino su trama, liosa y rocambolesca como ella sola. A ver, tenemos la historia de amor entre el conde y Leila, la personal de Ismal (que se relaciona con el libro anterior, con lo que esa trama también se menciona), la de Leila (la de su padre y la suya propia con su marido) y la del asesinato de Francis, todo ello aderezado con las situaciones personales de un par de personajes secundarios. Así, con tanto jaleo, la trama amorosa se dilata demasiado en un intento fallido de mantener la tensión de la novela. ¡Y eso no, hija, no!

Me... encuentro... un... poco... maaaaaaaaaaaaaaaaaal...


Sabéis que agradezco mucho una novela romántica que no sea "te toco la mano, me pongo a cien, te echo diez polvos seguidos hago el amor y me doy cuenta de que ereslamujerdemividavamosahacerbebés"), pero hombre, por favor, ¡una trama que no sea Juego de tronos! ¡Que así una no se puede concentrar leyendo! En un determinado momento leía como una autómata y sin ganas. Y eso, para mí, es el mayor pecado que puede cometer un libro, que no me haga leer sin parar.

No puedo restarle a Loretta Chase su mérito. La novela está bien escrita, no es rancia y está llena de diálogos inteligentes, de momento es este aspecto Loretta Chase me gusta bastante (no es Laura Kinsale, eh). Pero, a pesar de sus múltiples intentos, no he logrado conectar con ella.

Así, a Cautivos de la noche le damos en nuestro Gandymetro...

No me has despertado los fuegos internos


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

miércoles, 10 de septiembre de 2014

El encanto de un bribón (Serie Canallas 1), Loretta Chase


A Esme Brentmor no le importa lo más mínimo que el deseo de venganza no sea un sentimiento adecuado en una mujer. Está decidida a vengar el asesinato de su amado padre, un enigmático aristócrata que vivía en un exilio autoimpuesto. Preservar el honor de la familia requiere que nada ni nadie se cruce en su camino. Y eso incluye al guapo caballero que acaba de enredarse en su vida, cuyo encanto no es capaz de ocultar su carácter perezoso e irresponsable. Varian St. George, lord Edenmont, ha malgastado toda la fortuna familiar y ahora vive de su ingenio, preferiblemente entre las sábanas de alguna mujer rica. Lo último que desea es verse envuelto en la cruzada de una mujer temperamental. Pero obligados a viajar juntos a través de una tierra exótica, la extraña pareja pronto descubrirá que el roce puede producir sentimientos peligrosos... ¿Sucumbirán a los peligros de la venganza o de su propio deseo?


[Espero que Cassie sepa apreciar esta maravillosa portada. ¡Especialmente para ti, chata!]

A Loretta Chase tenía yo muchas ganas de hincarle el diente por su archiconocidísima Abandonada a tus caricias (de próxima lectura haggardiana). Pero, oh, sorpresa, ¡es la tercera novela de una serie! Seriously??

http://big.assets.huffingtonpost.com/Nick-Carter-nick-carter-30425232-280-210.gif
Por qué me persiguen las seeeeeerieeeeeeesssssss

Pero una se debe a su público y hay que ir descubriendo lecturas y escritoras. ¡Y dadme a mí caraduras y canallas!
El encanto de un bribón nos narra la historia de Esme y Varian, dos personas de mundos opuestos y totalmente distintas unidas de un modo accidental y destinadas a amarse y complementarse a pesar de tramas políticas, egos y rencores familiares. Esme es hija de Jason Brentmor, inglés exiliado en Albania y al que llaman el León Rojo. [Ojo a la historia de Jason, que comienza la novela con su cuñada Diana, a la que Jason llama trigo por no llamarla Rodrigo, porque no es únicamente su cuñada, IYKWIM... Y resulta que su cuñada tiene un hijo, Percival, con el mismo pelo rojo que Jason y Esme y al que su padre no soporta, obviamente... El padre, que es hermano de Jason. Trocotró.]

http://www.vertele.com/files/2011/10/vieja-visillo-6001.jpg
¡Jesús, qué culebrón! ¡Esto se lo cuento a la Mari Juli ahora mismo!

En fin, que en esa conversación con Diana conocemos ya la fama de nuestro maromo lord Edenmont, Varian, un aristócrata de veintiocho años sin un puto duro blanca y que se dedica a vivir de las mujeres y (me) tiro (a otra) porque me toca. A través de Percival (y por una serie de vicisitudes que madredelamorhermosoquécomplicadasdedescribir) Varian conoce a Esme que tiene ya sus dieciocho años aunque aparenta unos cuantos menos. Esme no es una inglesita delicada, su padre la ha educado para que sea fuerte y sepa desenvolverse en Albania, así que tiene los ovarios como dos campanas mucha personalidad. Varian se comienza a sentir atraído por ella pero hasta los canallas como él tienen sus escrúpulos. Aunque, claro, esto es acercar el fuego a unas hojas secas, al final eso se calienta, se calienta y los fuegos se te suben hasta el cerebro (de abajo) y... Vamos, que no se puede ser un follarín y luego pedirle castidad al lado de una moza pelirroja de ojazos verdes. Y a Esme también le pica el xixi la curiosidad cuando ve a Varian. ¿Que por qué? Pues, entre otras cosas, por esto:

http://us.cdn281.fansshare.com/photos/henrycavill/henry-cavill-twilight-1855028715.jpg
Soy Varian y sé qué es lo que te gusta. Ven que te lo enseño


[Grrrrrrrrrrrrr]
A ver, lo que nos interesa. La historia de amor me ha encantado. Esme y Varian son una pareja sorprendente, tan sumamente distintos que son perfectamente complementarios. Esme es la fuerte, la que tiene las manos morenas y trabajadas, la que tiene dos cicatrices de disparos. Y Varian es el típico aristócrata inglés, de manos blancas, dedicado a los placeres de la vida y a pulirse el patrimonio familiar e ir de cama en cama. Sin embargo, es un buen hombre, perfectamente consciente de sus múltiples carencias sin estar orgulloso de ellas. Esme le vuelve loco por sus tretas, por su valor, por su sinceridad. En ningún momento niega lo que siente hacia él, abraza sus sentimientos y les da rienda suelta. Varian sí intenta luchar contra ellos pero...

-Tienes unos pies muy delgados -dijo él con un leve tono de sorpresa en la voz-. Con unos huesos finos y delgados, como los de un pajarillo.
Luego pasó uno de los dedos por su tobillo, y el fogonazo de calor que le provocó esa caricia ascendió por las rodillas de ella y la hizo temblar.
Él levantó la cabeza y cuando la miró fue como si el aire que los separaba se hubiera puesto a vibrar como las cuerdas de una mandolina. A la luz ambarina del dormitorio su cara recién afeitada brillaba limpia como el mármol blanco y pulido, pero sus ojos grises parecían negros abismos con una extraña y absorta mirada. Un mechón de cabello negro le caía sobre una ceja y a ella le dieron ganas de apartárselo de la cara. Aquel deseo le hizo sentirse débil y melancólica.

¡A ver cómo se te queda el cuerpo después de esto!

http://alongstoryshortblog.files.wordpress.com/2013/07/large.gif
Yo, en primer plano. Mis ovarios, detrás

Me caes muy bien, Loretta, porque has creado una protagonista que no es más tonta que Pichote, que diría Cassie. Es inteligente y, cuando cree en una causa, hace lo imposible por defenderla y salirse con la suya. Pero Varian también lo es. Y es un tío sincero con ella. He adorado cada momento que pasan juntos, sus conversaciones llenas de ironía y de humor. Las escenas ahfsakjfhkjashs están narradas con buen gusto, tomándose su tiempo para crear el clima necesario. Y los malentendidos, que los haya pero que se solucionen rápidamente. Seguro que os ha pasado más de una vez eso de leer una historia que decíais: "¡Pero tontaaaaaaa! ¡¡Dile ahora la verdad y ya verás que se soluciona todo!!". Bueno, pues aquí no te da ni tiempo a pensarlo porque ya lo hacen ellos. Claro que se ocultan cosas, como hacemos todos, pero Esme nunca puede dudar del amor de Varian porque él no tiene ningún problema en decirle lo que hay, que la quiere y que él es un perdido de la vida que no se la merece.

http://stream1.gifsoup.com/view7/3524470/hilarious-fainting-goat-o.gif
¡Ven aquí y haznos tuyas, Varian!

Me ha sorprendido gratamente Loretta Chase. El encanto de un bribón es una novela trabajada y bien documentada, en la que la historia de amor es muy importante pero está íntimamente relacionada con el resto de la trama, de índole política. Y aquí entramos en el "pero" de la novela. El macguffin, que diría Alfred Hitchcock, es una trama relacionada con el gobierno de Albania, que afecta directamente a Jason y a su familia. No me quejo de ella, me ha parecido interesante y bien ejecutada, con unos personajes complejos, pero es larga y densa, sobre todo para mezclarla con una historia de amor. Creo que puedes llegar a perderte en la historia, con tantas idas y venidas de los personajes. Personalmente no me importa demasiado pero es cierto que en determinados momentos esta trama acapara un excesivo protagonismo, cuando tú lo que quieres es leer más momentos de Varian y Esme.
En definitiva, me ha encantado poder comenzar con tan buen pie con Loretta Chase. He disfrutado mucho de su escritura y de la pareja formada por Esme y Varian, que me han dejado con una gran sonrisa al cerrar el libro. 

Por todo esto y sintiéndome generosa por no haberme llevado un chasco (tan habitual últimamente), le damos un nuestro Gandymetro...


Varian, bribones como tú quisiera yo en mi cama


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

viernes, 5 de septiembre de 2014

El diablo tiene ojos azules (Serie Travis 2), Lisa Kleypas


Hardy Cates está determinado a llevar a cabo su venganza contra la familia Travis, como ya quedó claro en Mi nombre es Liberty. Probablemente por ello, se ve impelido a colarse en la boda de Liberty y Gage. No obstante, la boda de su antiguo amor es el lugar donde conoce a la mujer que, sin él saberlo en ese momento, lo significará todo para él: Haven Travis, la hermana de Gage.Haven Travis es la rebelde heredera de una familia tejana de magnates del petróleo. Dos años después de haberse casado con un hombre que los suyos desaprobaban, Haven se separa y vuelve a casa, decidida a dar un nuevo rumbo a su vida. Y Hardy Cates, un enemigo jurado de los Travis, es la última persona que le conviene encontrar rondando su puerta…...


[El mono loco de las sinopsis strickes back...]

Hola. Me llamo Kimberly Carrington-Fox y estoy enamorada de Hardy Cates. Tenía que decirlo, sabias lectoras. Ya sabéis que necesité varios días para superar la mala hostia frustración que me dejó leer Mi nombre es Liberty, primer libro de esta serie y presentación del protagonista de El diablo tiene ojos azules, Hardy Cates.   


Soy Gandy Cates. Cuando quieras me quitas la corbata con los dientes

Empecé El diablo tiene ojos azules con la mejor de las intenciones, deseando quitarme la sensación de la novela anterior y vivir aventuras locas con Hardy cuando, de repente, ¡me veo en la boda de Liberty! WTF??? Pero Lisa Kleypas (a la que, a pesar de los disgustos, no le vamos a quitar el título de "maestra" -de momento-) nos mete en la situación y en el resto de la historia a través de los ojos de Haven Travis, la hermana de Gage (esta novela mantiene la misma estructura que Mi nombre es Liberty, todo contado por ella en pasado y el epilogo, en presente). Haven nos cuenta la primera vez que ve esos ojos azules que nos levantan las enaguas con una mirada y, claro, lo que pasa en la boda es de ajfhdafjkxakkfjdskfhghshsj-sujétamelaspiernasquenometengo-akjfhkjahflkshlkas. Pero Haven y Hardy toman caminos separados. Haven se casa y es una experiencia desastrosa. Me quito la pamela ante la maestría de la Kleypas a la hora de contarnos esto. Haven sufre maltratos por parte de su marido, tanto psíquicos como físicos. Me ha llegado especialmente esta parte, el modo en el que se nos mete en la mente de Haven, sufrimos con ella su descenso a los infiernos, el borrado de su personalidad y su anulación como persona, de un modo progresivo y casi sin darse cuenta. Obviamente esto se muestra de un modo concentrado pero me parece un tremendo acierto que Lisa Kleypas aproveche la novela para remover y despertar conciencias y, esperemos, para ayudar a alguna lectora. 
Haven consigue escapar (aunque, por desgracia, el tema no termina aquí) y, ayudada por Gage y Liberty, comienza el largo proceso de recuperación de su vida y su autoestima. Y por ahí aparece Hardy, que se va a emplear a fondo para que Haven vuelva a tener confianza en sí misma y orgasmos devolverle la alegría.

Tú no ves a Hardy pero está ahí e.e

Debo reconocer que no sabía si Haven me iba a gustar o no, ¿quién iba a ser mejor para Hardy que Liberty? Pues no sé si Haven es mejor o no pero a mí, desde luego, me ha gustado más. Es inteligente pero con inseguridades, una persona real. Para mí ha sido imposible no verme reflejada en Haven, en sus pensamientos, en determinados modos de actuar (#TodasSomosHaven), haciendo cosas tan tontas pero encantadoras como ésta:

Así que me quedé con la chaqueta, tal como estaba, todo el fin de semana. De vez en cuando me inclinaba sobre ella y aspiraba su olor. Aquella dichosa chaqueta, con el olor de Hardy Cates presente en la tela, era puro crack. Al final no pude aguantar más y la llevé puesta un par de horas mientras veía una película en DVD.

[Sabias lectoras, sí, yo soy así. Y este gesto me ha parecido adorable]
¿Y qué os voy a contar de Hardy Cates? Que no es que sea adorafollable sino tres pasos más allá. Es el paradigma de la masculinidad ("a mí sólo me interesan los envoltorios que llevan tetas"), un HOMBRE, hecho a sí mismo, que de la clase más baja ha sabido subir a lo más alto sin dejar de ser él. [Sí, Lisa Kleypas, esa tontería que le haces cometer en Mi nombre es Liberty no la reconozco, ¿me oyes? ¡No la reconozco! ¡Fue un modo facilón de quitártelo de encima! Ale, ya lo he dicho]. Es un hombre que consigue todo y que, cuando lo tiene, sigue sintiendo que le falta algo. Uy, un momento, esto me suena a mí de antes... ¡Pero pero PERO! ¡Lisa Kleypas! ¡Si Hardy Cates es Derek Craven! Vaya, vaya...


Lisa Kleypas, te hemos pillado con el carrito del helado

[Bueno, chica, te querremos igualmente porque ya sabes que Derek Craven es uno de nuestros amores supremos, ais...]
Hardy Cates es un hombre de esos que no puedes olvidar fácilmente, de respuesta directa y sincera y de mirada bajabragas embrujadora, que intenta superarse día y día y, como no podía ser menos, con un pasado tremendo, como nos gustan a nosotras.


Sí, Grey, Hardy también se mea en ti

La historia entre Haven y Hardy es bastante bonita y, en realidad, bastante sencilla, una historia de amor influída por el pasado de ambos, por los traumas y experiencias que arrastran. No es un "aquí te pillo, aqui te mato", el ambiente se va preparando como debe ser, a fuego lento (pero vaya fuego, grrrrrr). Me gusta especialmente que ellos son imperfectos y lo saben, que nos hacen ver que las cosas no van a ser siempre maravillosas pero que en su amor establecen su fortaleza para encarar la vida
Agradezco de verdad esta dosis de realismo en estas novelas pero en ésta, a pesar de lo maravilloso de los protagonistas y de los momentos en los que he llegado a soltar una carcajada, noto una especie de aura amarga (lógica, por otro lado) que me ha impedido cerrarla con esa sensación de haber leído una novela de cinco Gandys, aunque reconozco que he disfrutado enormemente con la socarronería de Hardy (joer, con todo lo suyo, ¡me tiene loca!).
No puedo terminar sin mencionar a los personajes secundarios, importantes y bien tratados. Liberty y Gage tienen bastante protagonismo en la primera parte de la novela (por fin he podido adorar a Gage como se merece), mientras que en la segunda parte es Jack quien coge el relevo, supongo que para que le cojamos el cariño necesario de cara a Buenas vibraciones, el tercer libro de la serie del que él es protagonista.
En definitiva, El diablo tiene ojos azules es un libro que hay que leer aunque sea únicamente para conocer a Hardy Cates, porque es uno de esos personajes que te alegran la vida y dejan huella. 

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

Hombres de mis sueños, dejad un hueco enorme para Hardy Cates


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

martes, 2 de septiembre de 2014

Mi nombre es Liberty (Serie Travis 1), Lisa Kleypas


Liberty Jones alberga sueños y tiene una gran determinación. Esto la llevará lejos de Welcome, Texas... si consigue que su mente no se deje dominar por su apasionado corazón. En cuanto a Hardy Cates, también sus ambiciones van mucho más allá de Welcome, y Liberty constituye una complicación que no necesita. Sin embargo, algo más fuerte que ellos mismos los atrae intensamente...
Cuando Hardy se marcha de la ciudad para intentar alcanzar sus objetivos, la vida de Liberty sufre un cambio radical, un cambio que la llevará a conocer a un hombre mayor que ella, poderoso y protector. Y también a descubrir secretos de su propia familia... Dos hombres. Una mujer. Una elección que puede salvar a ésta o hundirla.


Mira, Lisa Kleypas, te voy a decir una cosa: te doy tres Gandys en esta reseña por no darte tres hostias sopapos que es lo que te mereces. Y dicho esto...

Hola, queridas y sabias lectoras. Con estas amables palabras dirigidas a la escritora, vamos a comenzar la reseña de su novela Mi nombre es Liberty (su título original es Sugar Daddy, así es como llaman a los viejunos con pasta que colman de regalos a señoritas únicamente por su compañía, IYKWIM -pero, ojo, que el maromo no es viejuno, la sinopsis la ha hecho un mono loco-), debut de la Kleypas en la romántica contemporánea. Empecé esta reseña ayer al más puro estilo HAGGARD ENFURECIDA (si no sabéis lo que es una haggard, os recomendamos un paseo por nuestro otro blog, Fungirleo de haggards, el paraíso del fangirleo y las risas. Fin de la publicidad). ¿Por qué? Pues porque a mí no se me toma el pelo, Lisa Kleypas. ¿Me escuchas? ¡¡No se me toma el pelo!! ¿Qué es eso de presentarme a Hardy Cates, hacer que Liberty y yo nos enamoremos de él y que luego él no sea el maromo de la novela? WTF????? Ya me lo hiciste con Derek Craven en Cuando tú llegaste, pero ahí al menos fue algo sutil. ¡Aquí Hardy y Liberty sí que se pegan el lote! ¡¡Y están enamorados!! ¿PERO CÓMO ME HACES ESTO?

Kim leyendo Mi nombre es Liberty
 
Pero como ya sé que, por suerte o desgracia, vivo demasiado los libros y me dejo llevar, me sometí a un periodo de relajación, tres visionados del último capítulo de Outlander y un par de copazos tilas y ahora estoy en condiciones de hacer una reseña menos enfurecida. Creo.
La novela narra la vida de Liberty Jones, una niña de catorce años que llega con su madre a vivir a un pueblo de Tejas, Welcome, el típico pueblo americano de esos que da calor, con casa prefabricadas, rodeos y chicos sacados del anuncio de Marlboro. Bueno, un chico en concreto, Hardy Cates, de diecisiete años, problemático pero responsable, bueno, majo y...

¡Tachán! Hola, soy Hardy Cates. Trocotró

No es coña. Hardy Cates es igual que David Gandy. ¡Os juro que no es obsesión, que la Kleypas lo describe así! Cómo no me iba yo a enamorar de él, por favor... Le comía hasta el reloj ¡Qué guapo!
En fin, Liberty va creciendo y viviendo su adolescencia sin dejar de estar enamorada de Hardy. Él también se enamora pero tiene muy claro que no puede quedarse en ese pueblo y convertirse en su padre (en el trullo está) y permitirse amar a Liberty significaría no salir jamás de allí y hacer de los dos unos desgraciados. Así que Hardy se va del pueblo y allí se queda ella. Ahora tiene una hermana pequeña a la que cuida como si fuera su madre hasta que... Algo pasa que hace que su vida cambie por completo. Y de eso va el libro, de ver cómo va creciendo y madurando, soportando los golpes de la vida y labrándose un futuro que ella jamás hubiera esperado. Y en ese camino vital conoce a Gage Travis...

Sus ojos eran de un brillante gris claro fuera de lo común, brillantes y de mirada afilada y, durante un instante, reflejaron el ímpetu contenido que se escondía tras su serena fachada, un tipo de energía tensa y retenida que sólo había percibido en otra ocasión antes, en Hardy. Aunque el magnetismo de Hardy constituía una invitación para acercarse a él, mientras que el de aquel hombre constituía una advertencia para mantenerse alejado. Su energía me alteró tanto que me costó estrecharle la mano.

(Mira que describir a Gage citando a Hardy... ¡MAL!)
Puede que en un principio no os emocione pero intentad no pensar en Hardy y dadle una oportunidad, que Gage es muy adorafollable. Y le da a Liberty y a sus bajos emociones nunca antes sentidas, IYKWIM.

¡Aaaaaaahhhh! Voy a levantar la pata a ver si Gage se pasa....

Una de las críticas que se hace de esta novela es que no es romántica propiamente dicha porque se pierden muchas páginas en la descripción de la vida de Liberty y su hermana Carrington (¡muy fan de ese nombre!). Sinceramente, a mí esta parte me ha gustado. Independientemente de las tendencias homicidas que esta mujer me haya despertado, Lisa Kleypas escribe muy bien (tranquila, Cassie, que ya habíamos quedado en que estaba borracha cuando escribió La antigua magia). Me gusta cómo nos cuenta su vida de adolescente, cómo describe Welcome y a los tejanos, cómo nos cuenta su periplo vital... Y me gusta cómo nos cuenta el folletisco las escenas de amor, creando el ambiente necesario, tomándose su tiempo, describiendo lo justo y haciéndonos sentir lo que siente Liberty (mentira, qué más quisiéramos que leer esas cosas y que las sintiéramos a la vez, afjbaslkjfhsakjhf).
No os puedo engañar, aún intento sobreponerme al chasco de lo de Hardy, pero no sería justo para esta novela que le diera un Gandy por un cabreo mío. La novela no está mal pero si buscáis una de polvo amor fácil, ésta no lo es. Ésta es la historia de una vida, del paso de niña a mujer de Liberty, de sus amores frustrados, de sus amores reales y de cómo la vida a veces te juega la mala pasada de traerte aquello que tanto deseabas en el peor de los momentos. 
Pero eso sí, te digo una cosa, Lisa Kleypas. Me encanta cómo escribes (salvo excepciones e.e) pero no te perdono lo que me has hecho con esta novela. Estoy deseando leer El diablo tiene los ojos azules porque Hardy vuelve a escena y como protagonista pero ESTO NO SE HACE. Para mí, has estropeado la novela, a Hardy, a Gage (que no se merece estar eclipsado) y has hecho daño a mi corazoncito.

Por todo esto, se lleva en nuestro Gandymetro...

Ay, lo que podría haber sido y no fue...


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This