martes, 24 de octubre de 2017

Always to remember, Lorraine Heath

[Libro no publicado en español]
Tras negarse a combatir por la Confederación, Clayton es rechazado por todos en su pueblo natal de Cedar Grove. Para Meg, que perdió a sus hermanos y a su marido en la guerra, la presencia de Clay es una constante ofensa. Como castigo,Meg le encarga a Clay la creación de un monumento en recuedo a los héroes del pueblo caídos en la contienda. Pero mientras pasa meses viendo a Clay trabajar, sus sentimientos hacia él comienzan a cambiar...


Lorraine Heath es una autora a la que tenía muchas ganas porque veo que a todo el mundo le encantan sus enaguas (las que escribe, no las que lleva) y tiene unas portadas bonitas y unos interiores llenos seguro de nobles palote, de los que somos muy fans por este blog. Por eso, obviamente, tenía que empezar... por una novela situada en Estados Unidos tras la Guerra de Secesión 💃💃💃💃💃. Después de mi buena experiencia con Texas Destiny me dio la fiebre del oro y tenía que seguir leyendo las incursiones de esta mujer por esa época y, en un estupendo buddy read con mi sweetie Gema, me sumergí en el secarral tejano en el que se sitúa Always to remember. Bueno, secarral es hasta que te pones a leer, porque luego...


¡Que me llevan por delante las lágrimas de las lectoras!

Clayton Holland es un cobarde al que el culo le arde. Así lo considera su pueblo, Cedar Grove, tras negarse a combatir en la Guerra de Secesión junto al resto de valientes hombres que fueron reclutados por los confederados. Nadie sabe que Clay no quiso pelear porque no apoyaba ni la esclavitud ni la secesión y tampoco quería matar por defender sus creencias pero sus motivos no les importan, él está vivo y sus seres queridos, no. Como todas sabréis (y si no, os lo digo yo #WiKimpedia -o que os ilumine Norte y Sur-) los confederados serían todo lo valientes que quisieran pero perdieron la guerra y casi todos los de Cedar Grove que pelearon en la contienda murieron, entre ellos el marido y los hermanos de Meg Warner, a la que le hierve la sangre cada vez que ve a Clay. Está ahí la mujer pergeñando un plan para dar porCullen a Clay y que sufra como han sufrido los demás cuando recuerda que Clay era un escultor maravilloso y le encarga que haga un monumento en memoria de los caídos en la guerra. Y para asegurarse de que va a hacerlo, ella misma se va a plantar en su cobertizo con una sillita y va a ver cómo lo realiza. En secreto. Ellos dos solitos en el cobertizo.


Ay, que esta tía va a ser un poco tonta

Sí, lo sabemos todos menos ella. Como odia a nuestro prota, cree que el hecho de que él haga el monumento es un castigo supremo pero a Clay se le iluminan el alma y la boa cuando ve a Meg, por la que siente cositas desde que era jovencito y de la que sabe muchas cosas debido a que se casó con su mejor amigo. No entiendo yo mucho a esta mujer que, para inflingir un castigo a Clay, se lo inflinge a ella misma, ya que se obliga a estar hora tras hora encerrada viendo a Clay trabajar. Pero nosotras sabemos que nuestro maromo es lo más maravilloso que ha visto ese pueblo y, poco a poco, van cayendo los prejuicios, los odios, las vergüenzas... y la ropa.

Vivan los odios que se convierten en refrotes

Pero no quiero engañaros: éste no es un libro de vaqueros palote a lo Un largo atardecer. Hay libros que directamente desde el principio te das cuenta de que van a ser "otra cosa" y éste lo es. No esperéis follamientos tras un seto o pasiones irrefrenables que culminan en incursiones bajeriles a medianoche. Aquí hemos venido a sufrir, a ca*arnos en tó por las injusticias y a pasear con orgullo el lema de nuestra casa:


SUFRO ERGO DISFRUTO

Y aquí lo paseamos cosa mala, qué manera de leer con el nudo en la garganta, con la lagrimilla al borde de la pestaña postiza, con el rímel por la cara que ni Alice Cooper. El hecho de que el narrador nos haga partícipes de los sentimientos y deseos de los personajes añade un poquito más de sal en la herida. Ya en el prólogo se nos da la primera hostieja y desde ahí es un no parar, todo son bombitas emocionales, descubrimientos que hacen que adoremos más a Clay y que nos deshidratemos un poco más por el lagrimeo constante ante la injusticia sufrida. Menos mal que Meg saca a paseo su pichotismo y nos da vidilla, ya que si hay una cosa que disfrutamos casi tanto como el sufrimiento son las ganas de mandar a la 💩 a un personaje y aquí Meg nos sirve de desahogo.


¡Te queremos, Meg!

No os voy a engañar, queridas, pasar, pasa poco en este libro, es más bien una historia de personas que estaban destinadas a una vida sencilla a las que la guerra cambió por completo, llevándose por delante sus sueños, y de lo difícil que es volver a vivir y a tener ilusiones. Empezamos a leer in the middle of the pisto, con la guerra terminada y Clay viviendo como un paria, despreciado hasta por su familia. Él es el protagonista total y absoluto de la novela, un personaje de los que llega al corazoncito, planta la tienda de campaña y de ahí no se mueve. Es tan bueno, tan tierno, tan sumamente encantador que tienes que adorarle sin remedio. ¡Y sin ser moñas! Me ha conquistado con la firmeza de sus convicciones y con que no tenga miedo a ir con la cabeza alta y a decir las verdades si lo cree necesario. Incluso a Meg, por la que sabemos desde el principio que bebe los vientos, le dice lo que piensa y la obliga a que afronte la realidad de su situación y de sus sentimientos, aunque tenga que mandarla a tomar viento (¡bien por Clay! ¡Ya estoy yo para cobijarte entre mis tetas brazos!). Y es que Meg tiene cierta vena pichote que me ha sacado de quicio en algunos momentos. No es que haya sentido deseos de tirarla por un precipicio pero estar tan cegata y no plantar cara al pueblo una vez que le pica el xixi tiene sentimientos hacia Clay es algo que me enerva y me provoca giros de cabeza cual niña de El exorcista. También tengo que decir que es pichote en grado medio, lo justo para que te ponga 😒 pero para que también admires su valentía y su vena frescachona a la hora de conseguir que Clay deje de ser un Jamie Fraser de la vida.


Me remango las enaguas y me tiro en plancha

A pesar de que todo gira en torno a Clay, hay personajes secundarios y, además, importantes, ya que son claves en ciertos momentos, ayudan a definir a los protagonistas y algunos nos brindan momentos sublimes, como los hermanos gemelos de Clay, unos niños a los que adoro to the moon and back.



Sí, ya lo sé, yo adorando a unos niños, ¡quién me ha visto y quién me ve! Pero es que es que ES QUE, son absolutamente maravillosos, inocentes, encantadores, divertidos, NADA ÑOÑOS, todo lo que un niño literario debe ser. Si ha habido momentos en los que tenía el corazoncito encogido leyendo en casi todos estaban ellos. Qué bien se le da a Lorraine Heath escribir ese tipo de personajes, necesitados de amor y, a la vez, encantadores y cariñosos. Pero claro, ¿qué no escribe bien esta mujer? Bueno, los finales, pero eso os lo cuento luego. Always to remember es un libro muy bien escrito, de gran carga emocional pero bien llevada, sin histriónicas explosiones sentimentales y sin azúcar. Lorraine Heath (al menos en sus libros de esta época, aún no he catado los enagüiles) tiene un modo de escribir que me enamora, sencillo pero no simple, muy cuidado, con una extraordinaria capacidad para transmitir los sentimientos y las sensaciones claramente pero sin perder la sutileza. No es pesada (es cierto que hay cosas que las repite demasiado pero, oh, milagro, no me ha importado) ni descriptiva en exceso, no es moñas ni cursi ni terminas con los dedos pegajosos del azúcar que chorrean las páginas. Ni qué decir tiene que aquí tampoco hay chorreos de otra clase... Aquí los guarrerismos son refrotes de bajos hechos con mucho amor. Y hay momentos encamados pero dentro del huracán de sentimientos que es lograr algo largamente (¡como la 🐍 de Clay!) deseado, fijándonos en los pequeños detalles, en el deleite de descubrir la seda que es la piel femenina (menos las piernas, que estarán llenas de pelos, claro), la fascinación que produce escuchar gemir de placer a otra persona. Y tú leyendo con cara de tolili, claro, emocionada pasando página tras página


Y si te gusta tanto, ¿por qué no le das 5 Gandys?

Pues por el final, queridas. No es que sea una castaña ni mucho menos pero la historia era tan complicada de resolver que sólo había un par de formas de hacerlo y Lorraine Heath ha escogido la más facilona. Me hubiera gustado algo un poquito más elaborado, más a la altura del resto del libro y con Meg espabilando mucho antes, no haciéndolo cuando no e queda más remedio. Vamos, cincuenta paginillas más para dejarlo todo niquelado y que fuera un libro perfecto. Ah, ¿sabéis también lo que le falta? ¡¡QUE LO TRADUZCAN AL ESPAÑOL!! Y lo pongo en mayúsculas porque ya está bien de husmear por esos blogs de Dior o por Goodreads y ver joyitas que aquí no se traducen. Mierdas, todas las que queramos, pero libros que merezcan la pena vemos traducidos menos que pichas al aire.


😡😡😡😡😡😡😡😡😡😡

En definitiva, Always to remember es un libro maravilloso, muy sentimental, que te va cargando de emociones poco a poco hasta que te encuentras leyendo agarrándote una teta (es decir, con el corazón en un puño). Escrito de un modo soberbio, nos brinda una bonita historia de amor y un maromo de los que dejan huella en el corazón y un reguero de rímel por la cara.

Por eso le damos en nuestro Gandymetro...


Clay, tu cuerpo está hecho para que lo soben esculpan mis manos


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

11 comentarios:

  1. XDDDDDDDD LLoro de risa con el gif de "Vivan los odios que se convierten en refrotes" ya frase es buena pero el gif tronchante.
    Madre mía! niños molones!?!? Esta vez el porro no se lo fumó la autora sino la lectora XDDDDDD
    Bueno como recientemente he descubierto a esta maravillosa mujer, que no fuma cosas mientras escribe, y ya soy chachifan este lo terminaré leyendo, a saber cuándo porque primero van los huerfanitos palote ♥♥♥

    Muuuuaks ;-****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDD Tía, la Heath escribe unos niños maravillosos pero los de este libro son ya de morir de amor por ellos. Y que diga yo eso! Es un libro estupendísimo, tienes que leerlo!
      Besotes!!

      Eliminar
  2. Oye pinta muy bien el libro, lastima que este en inglés, pero oye nunca se sabe y a lo mejor me pongo ya las pilas con leer en inglés jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final no queda más remedio que leer en inglés porque te pierdes joyitas como ésta. Si te pones avisa!
      Muchas gracias por pasarte, guapa!

      Eliminar
  3. Hola!!!
    pataleta de las grandes!!! quiero que lo publiquen en castellano... ♥♥
    Al final cada vez me estoy planteando más seriamente leer en inglés, A ver, pouedo hacerlo pero mi problema es que me falta muuuuucho vocabulaio y muchas veces no sé si estan encima o debajo jajajajaja Y eso hace que disfrute mucho menos la lectura. Pero al final, lo haré.... porque basta ya!!! que nos tienen abandonadas las editoriales
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo decidí hace mucho tiempo que no quería perderme maravillas por no leer en inglés y, con mucha paciencia y el diccionario del kindelito, al final lo he logrado. Todo es ponerse! Es que es una pena perderse libros tan bonitos como éste.
      Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. XDDDDD, me parto con las piernas llenas de pelos. Bueno con todo.

    He leído a esta autora en español, la serie de enaguas, y me he puesto de muy mala leche, saber que no puedo leer libros como éste. Aunque, si te soy sincera. He leído algunos libros en ingles (si, malamente, pero leído) que luego los han traducido al español, y ¡Sorpresa!, menuda cagada que han realizado.
    En fin, por ahora me conformo con leerte y tal vez tirarme a la piscina y leerlo en inglés.
    Como siempre, maravillosa reseña.
    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tenía mcuhas ganas de ponerme con sus enaguas pero empecé por las del Oeste, ya ves. Y bien bonitas que son las que he leído. Al final no me ha quedado más remedio que leer en inglés y, mira, lo que dices, casi mejor que no traduzcan si lo que van a hacer es una mierda.
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  5. Mira, este es uno de esos libros que tengo en mi lista virtual de libros pendientes de leer, pero todavía no tocaba. Esta crítica me anima a darle una oportunidad antes, a ver si es verdad... Por cierto, mi boli rojo de maestra de escuela se siente obligado a señalar que los castigos se imponen o infligen, no se infringen. Sorry por la corrección, pero es superior a mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arg!! Muchas gracias por la corrección! Hazlo siempre que veas algo, eh (lo peor es que conozco perfectamente la diferencia y, a pesar de ello, lo he puesto mal y varias veces! Horror! Ya está corregido).
      Ya hablando del libro, estaré atenta a tu reseña si finalmente lo lees. No sé qué tiene esta escritora que me llega especialmente y esta novela me pareció bastante redonda. A ver qué te parece a ti!
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  6. Holaaaaaa!
    Yo si soy de esas adoradoras de LH y sus protas que la derriten a una como nieve al sol... este libro no lo había visto 😱 pero si está ambientado en la Guerra de Secesión me lo apunto que son de mis favoritos 🙋🏻😆 además, ando bien caritativa y si me gusta tanto como a ti hasta le podría dar los 5 en el Gandymetro jajaja

    Saludos!!!

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)