martes, 12 de diciembre de 2017

Amor en la tarde (Los Hathaway 5), Lisa Kleypas


Aunque ha asistido a varios actos sociales en Londres y posee una belleza clásica y un espíritu libre, Beatrix Hathaway nunca se ha enamorado. ¿Habrá llegado el momento de que la Hathaway menos convencional se conforme con un hombre ordinario sólo para evitar permanecer soltera?
El capitán Christopher Phelan planeaba casarse, al regresar de la guerra, con Prudence Mercer. Pero el campo de batalla ha hecho mella en su alma, y tiene dudas... Beatrix decide ayudar a su amiga Prudence redactando las respuestas a las cartas de Christopher. Entonces, ocurre lo inesperado...



Una parte de tu corazoncito lector llora lágrimas de tinta cuando llegas al final de una serie que te ha hecho pasar estupendos momentos y eso es justo lo que me está pasando al cerrar las páginas de Amor en la tarde, el último libro de nuestros locos Hathaways. ¡No quiero despedirme de Leo ellos! Pero hay que ser valiente y ponerse por última vez a escribir sobre esta familia. A no ser que dentro de unos años Lisa Kleypas decida hacernos un Gabriel St. Vincent y sacarse de la manga otra serie con los hijos de esta saga...

Ahí te lo dejo, Lisa, gratis y todo

¿Qué pasaría si el más bello y elegante pura sangre estuviera sometido durante años a terribles tratos y crueles experiencias? Probablemente se volvería un animal salvaje incapaz de volver a exhibirse y a relacionarse como antes lo hacía. Pues eso es lo que le pasa a Christopher Phelan, encantandor pichabrava enagüil que fue destinado a la Guerra de Crimea, lo que hizo que por el camino se dejara la picha brava (¡¡¡no literalmente, por Dior!!!) y el gusto por los placeres mundanos. Lo único que le mantiene con esperanza es casarse con la bellísima Prudence Mercer, amiga de Beatrix Hathaway y destinataria de sus cartas desde el frente. Pero cuando la petarda bella de Prudence no sabe qué contestar al valiente capitán, Beatrix decide ayudarla... ¿Y es que quién es la única capaz de taimar al más conflictivo de los animales? Nuestra Hathaway más peculiar (y la única soltera que queda, ejem). Y así carta tras carta se va entablando una relación cada vez más estrecha entre Christopher y Beatrix. ¡Ay, que no, que las cartas las firma Prudence!

¡Terror supremo!

Jijijijiji, buenos pistos ha decidido regalarnos Lisa Kleypas en el último de esta serie. Y, sin embargo, esto que os he comentado es únicamente el comienzo... Hay mucho más dentro del nadismo de esta serie y, sinceramente, teniendo en cuenta que Beatrix era la Hathaway que menos me gustaba, cogí el libro con muy pocas expectativas y creo que por eso lo he disfrutado más. No llegamos a conocer al Christopher pichabrava pero sabemos que no sentía especial cariño por Beatrix, de la que comentó que no debería salir de los establos. Lógicamente, Beatrix le hubiera dado una coz si fuera habitante de los mismos. Por eso su amor no se llegaría a dar si uno de los dos no cambia y aquí es Christopher el que lo hace, no motu proprio sino obligado por sus vivencias de la guerra, que le dejan de regalito su estupendo cuerpazo surcado de cicatrices y un trauma similar al de Damien en Corazón de hielo (así que ya sabes, si tu lema lector es Traumaditos are the best, aquí tienes uno que además es muy adorafollable). 


¡Me ponga usted tres!

Eso sí, no penséis que este libro va a ser de cartitas y equívocos porque NEIN. Christopher vuelve de la guerra y se lanza sobre Prudence como yo sobre David Gandy y dejo a vuestra imaginación si es capaz de enterarse de algo o la cola le nubla la vista y únicamente tiene ojos para la petarda de Prudence. Nuestra querida Beatrix debe aprender a convivir con el lío en el que ella misma se ha metido y sin comentarlo con nadie, sabiendo encima que Christopher y Prudence van a comprometerse. ¡Ah, frputa vida! Menos mal que Lisa Kleypas no es autora perversa y aquí no vamos a estar llorando por los rincones por un amor imposible. Bien pronto nos da con las cartas en la cara y nos cuela una historia de amor sencilla y bonita, con pocos guarrerismos bien narrados (#ChorreosFree) y con un protagonista que lleva el peso de la novela. Y todo esto me hizo dar vueltas croquetiles y, a la vez, retorcer el morrete.

No entiendo ni jota, Kim

Me encantó que Lisa Kleypas no centrara toda la novela en las cartas (que adoré) o en el equívoco de la autoría de las mismas y me merendé casi literalmente el resto del libro. ¿Cuál fue el problema? Pues que era un punto de partida tan estupendo para haberlo estirado algo más... ¡Lisa Kleypas, que te lo pules bien rápido! Luego nos queda un nadismo estupendo que no quiere hacer más intenso explotando el trauma de Christopher, lo que me parece bien (porque bastante ha sufrido y, además, fastidiaría el tono general de alegría que destilan tanto el libro como Beatrix) y, a la vez, mal (porque es otra oportunidad perdida de hacer el libro menos plano). Con mis hombreras tamaño jugador de los Chicago Star en la mano os tengo que decir que es un libro en el que prácticamente no pasa nada, que lo poco apocalíptico que pasa se desarrolla rápido y mal (¡ese final!) y que, si me descuido, me lo leo en un día de lo ricamente que estaba con él entre mis piernas manos.


Esto... Nada, que no me entero

Es la realidad, queridas, no puedo negarlo: he disfrutado mucho de este libro a pesar de que antes de cogerlo no esperaba nada y de que al empezar a leerlo, me esperaba algo más intenso #VivaKimLaCiclotímica. Es gratificante leer un nadismo de la Kleypas y más para finalizar esta serie porque Beatrix se merecía un maromo tan adorafollable como Christopher que, además, le permitiera volcar todo su amor curativo en un humano. Ciertamente creo que la historia podría haber sido más intensa en todos los aspectos pero Beatrix no se merecía los sufrimientos que han pasado sus hermanos y Lisa Kleypas no se los ha querido dar. Lo que sí nos ha dado a nosotras son unos protagonistas estupendos y unos momentos familiares de los Hathaway que me han hecho disfrutar tantísimo como siempre. No va a ser la historia que más recuerde de la serie pero no puedo negar que me lo he pasado genial mientras la leía. 


👏👏👏👏👏👏👏👏👏
Aplaudamos que Kim no se entiende ni ella misma

En definitiva, Amor en la tarde es el reposo de la guerrera familia Hathaway, el remanso de paz tras las locuras de toda la familia. Es un libro extremadamente fácil de leer y tan poco complicado que lo devoras sin darte cuenta. En su sencillez reside su grandeza, queridas. Me despido con la lagrimilla en mis ojazos azules y con la alegría en el corazón de haber conocido a esta familia de adorables locos. 

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...


Christopher, si tu soldadito está herido con besitos te lo cuido


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

12 comentarios:

  1. Hola!!
    Tengo que buscar tiempo (no sé ya de dónde) para releer esta serie... me gustó mucho también y de éste casi no me acuerdo... más que me recordó a Cyrano de Bergerac. si soy sincera me acuerdo del 2 y del 3... esos sí que me acuerdo de que me encantaron
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé si releería la serie entera pero puede que sí los que tú mencionas, el segundo me encantó.
      Muchas gracias por pasarte, Pepa!

      Eliminar
  2. Me gustó mucho este libro, excepto la vuelta del final que me pareció innecesaria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esa parte final... Pero bueno, quedémonos con lo previo, que es mucho mejor.
      Gracias por pasarte y comentar!!

      Eliminar
  3. Bravo!!! Secundo la propuesta de una serie con los hijos. Solo de imaginar los hijos de Leo, me muero XDDD.
    Me encanta esta serie. La re-leo todos los años.
    Un besote cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, lo que sería leer sobre los hijos de Leo, lo más!!!
      Me alegro de que disfrutes tanto con esta saga, es fantástica.
      Muchas gracias por pasarte y comentar!!

      Eliminar
  4. Hola!! Todavía no leí nada de Lisa Kleypas pero veo que es una escritora que tiene muchas fans, así que seguramente trataré de leer alguno de sus libros algún día.
    Ya empecé a seguir el blog :)
    Te invito a pasar por el mío donde hay un sorteo internacional de Murmullos de seda, un romance histórico de la escritora Isabella Abad. ¡No te lo pierdas!
    http://soldeechesortu.blogspot.com.ar/2017/12/resena-y-segundo-sorteo-internacional.html

    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  5. Al final me habéis adelantado con esta serie porque justamente, a mí me falta por leer esta entrega, quizás, como a vosotras, porque Beatrix no es a priori de los personajes que más me gustaban de todos (me sigo quedando sin dudas con los romanies).
    Me alegra saber que al final la historia ha superado vuestras expectativas (a pesar de que no ocurra casi nada, jajaja !) y espero que a mi me ocurra lo mismo.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDD La verdad es que daba perecita leer su libro pero oye, la historia es muy bonita y él, maravilloso, así que a pesar del final, ha sido un libro bastante decente. Ya nos contarás cuando lo leas!
      Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar
  6. Tengo una cita pendiente con esta autora, ayyy si el día tuviera 48 horas... jajajaja muy buen post como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDDD A Lisa Kleypas le tienes que hacer un hueco, Noe! Que es una de las grandes! XD
      Besotes!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)