martes, 17 de marzo de 2020

El juramento de un libertino (Los Cynster 2), Stephanie Laurens


A diferencia de los demás varones de su propia familia, Vane Cynster nunca quiso verse atado a ninguna mujer, por muy encantadora que esta fuera. Bellamy Hall, pues, le parecía el lugar perfecto para ocultarse durante un tiempo de las cazamaridos de Londres. Pero un día Vane conoció a Patience Debbington y comprendió que había encontrado a su pareja ideal. Pronto nació en su mente algo más que un deseo de seducción. Patience, por su parte, no estaba dispuesta a sucumbir a las sensuales proposiciones de Vane. Sus besos la dejaban aturdida, sus caricias la hacían derretirse, pero él era un hombre arrogante, presuntuoso e infiel, igual que cualquier otro. Patience se había prometido a sí misma que jamas se expondría a que le rompieran el corazón.


Antes de empezar esta reseña (escrita hace varias semanas), nos gustaría hacer un breve comentario sobre los momentos que estamos viviendo. Como bien sabéis, las haggards vivimos en España y actualmente estamos en estado de alarma, lo que significa que, salvo en determinados supuestos, debemos permanecer confinadas en casa. No es fácil y será muchísimo peor según vayan pasando los días pero, a pesar de parecer unas frívolas, hemos decidido mantener el ritmo habitual del blog. Estamos rodeados de miedo y de un bombardeo constante de información, así que creemos que ahora es más necesario que nunca un ratito de desconexión y de echarnos unas risas. No queremos quitarle importancia a la situación que estamos viviendo, creednos si os decimos que sabemos lo crítica que es. Pero también sabemos que muchas de vosotras os relajáis leyendo estas reseñas y no queremos que perdáis ese pequeño rato de desconexión. Ojalá logremos que durante un ratito se os vaya el mal rollo y la ansiedad constante que esta grave situación provoca. Seguid luchando, tened muchísima precaución, extremad la higiene y, si es posible, haced caso a Dorothy y pensad que no hay mejor lugar que nuestro hogar. Y si sois de ese porcentaje que debe salir y trabajar, os damos las gracias millones de veces, sobre todo a los que estáis luchando en primera línea para frenar el Covid-19 y para que el resto pasemos la cuarentena del mejor modo posible. Queremos que esto pase y que podáis volver a este blog sin preocupaciones y con la salud intacta. ¡Un abrazo enorme y mucho ánimo!

                                                                                   

Seguro que os pasa como a mí muchas veces, que un libro os deja picadas con el protagonista del siguiente y os veis en la obligación de leer esa historia y luego, claro, ¡cómo vais a dejar la serie colgada! Otro más que leéis y, al final, os habéis zampado la serie entera. Con los Cynster es algo complicado hace eso porque son ciento y la madre pero reconozco que, tras leer Diablo en el #RitaLaurens, decidí que, al menos, tenía que leer los seis primeros libros para quitarme la espinita que los primos Cynster me habían dejado clavada. ¡En qué momento! ¡Ojalá me hubiera dejado clavada la espina y el rosal entero! Con la buena pinta que tenía Vane y que Stephanie Laurens haya decidido utilizarle como somnífero...


Mejor que la melatonina

Tú y yo sabemos que los Cynster son unos fuckers enagüiles hasta que dan con su moza y ya se olvidan para siempre del resto de los xirris. Vane Cynster no está dispuesto a pasar por ese trance pero, claro, el personaje propone y su autora dispone, así que, cuando Vane conoce a Patience Debbington, poco puede hacer por frenar el despertar de su palote y dejar de pensar en ella. A Patience, claro está, le tiembla hasta el liguero, que no hay moza en su sano juicio que no haga ventosa con semejante varón, pero ni por asomo quiere meterse en líos de enaguas con un hombre de esa clase. Total, que ella es la sobrina de la madrina de Vane, Minnie, la cual aprovecha que Vane pasa por su casa (en la que hay más invitados que gente en el camarote de los Marx) para que intente resolver unos extraños robos que se han ido sucediendo y, de paso, desenmascarar al Espectro, una especie de presencia que les ronda y que puede ser o no el responsable de los robos. Parece interesante, ¿verdad? ¡Pues parece interesante, pero muermo es! 


Él también lo ha leído

Lo mejor que puedo decir de este libro es que se termina. Ha sido una lectura tediosa a más no poder, soporífera, aburrida, repetitiva... El más claro exponente de tener un buen personaje y darle una historia malísima (y desarrollarla peor). Al ser los Cynster como mis vampiritos favoritos (que, aunque no les huele el pito a canela, también pierden la percepción del resto del mujerío cuando conocen a su futura esposa), no hay ningún tipo de tensión amorosa porque Vane tiene muy claro que Patience es la elegida y no va a parar hasta que la consiga. Lo mismo pasó con Honoria en Diablo pero, claro, Honoria tenía sustancia y personalidad, y ese libro, gracia, algo de lo que Patience y esta historia carecen por completo. Lo único que Patience hace es aprender lo bien que te lo pasas cuando le das al refrote bajeril y poner excusas para no casarse con Vane (sin dejar de darse el gusto en los bajos, que el wantonismo -las ganas de mandanga- es fuerte en ella). No seré yo la que se queje de que ella se resista y él se la intente llevar al huerto pero, por Dior, ¿no se puede hacer todo de un modo más entretenido, con más gracia y menos coñazo? Es que este libro es lento, lento, leeeeeeeeeeeeeento. Stephanie Laurens se recrea en todas las palabras que escribe, especialmente cuando tocan guarrerismos, en los que echa mano de florituras literarias para meternos páginas y páginas de gloriosas sensaciones doradas y elevaciones por encima de tu cuerpo acompañadas de bellas tonadas tocadas por querubines para decirnos que echan un polvo y les gusta. Vamos, que las escenas guarreriles han sido un soberano coñazo que he terminado leyendo entre líneas.


Audiencia en shock tras esta revelación

Vamos, por favor, es que yo no he visto momentos más infumables en la vida. El libro, además, es tonto tontísimo, ya que adereza la historia entre Vane y Patience con un misterio que lo único que hace es molestar, ni tiene gracia ni está bien resuelto (no he visto resolución más pueril y tonta en mucho tiempo). No es que no mantenga la tensión, es que no sabe crearla. Sé que escribo esta reseña al terminar de leer y vengo calentita por la soporífera lectura, pero si hay algo que no soporto en un libro es que me aburra y se me haga eterno y os juro que llevaba una cuarta parte y ya tenía la sensación de haberme leído la mitad de la Biblia. En un determinado momento parece que sales del sopor con un cambio de escenario y la aparición de más Cynster, pero es un espejismo que te hace plantearte que lo bueno de los Cynster es verlos juntos y que, en este libro, no vas a tener esa suerte (aunque deja abierta la posibilidad de que el siguiente libro sí tenga una historia más interesante y ya me ha sembrado la duda sobre si volver a ejercitar mi masoquismo con esta mujer).

En definitiva, El juramente de un libertino es un libro extremadamente aburrido, sin interés alguno, con una historia de amor de lo más tonta y un misterio más tonto aún, escrito, además, de un modo rimbombante y hueco. Una pérdida total de tiempo que se lleva en nuestro Gandymetro...

Vane. la historia de tu amor me produce sopor


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

19 comentarios:

  1. Mira Kim, ya solo por el primer párrafo introductorio que has escrito sobre la situación actual , me quito el sombrero y te aplaudo fuertemente 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

    Sobre el libro, yo leí el décimo
    para el reto del año pasado y no estuvo mal aunque de momento no llevo intención de leer más de la serie😬

    Buena reseña👏🏼 divertida como siempre 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni se te ocurra acercarte, muchacha! Fus fus XD
      Muchas gracias por comentar!!

      Eliminar
  2. Gracias a vosotras que en estos momentos no viene mal un poco de humor haggardiano.
    ¡Sois magníficas! ♡♡♡
    En cuanto al libro, con "Diablo" ya tuve más que suficiente y eso que se supone que era el mejor. Así que yo con el resto, ni tocarlos con Gandy debajo.
    Ánimo, si te da por ejercitar ese masoquismo tuyo, que ni los doce trabajos de Hércules XD
    Muchas gracias por la reseña y por sacarnos unas risas
    ღゝ◡╹)ノ♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tengo que pensar mucho seguir ejerciendo el masoquismo, eh, telita con este libro XD

      Eliminar
  3. Gracias Kim, por aquí, en Bilbao, parece que ha caído una bomba atómica, yo soy de las que tengo que ir al trabajo y es una sensación extrañísima, la calle desierta, espero que pase pronto y de la mejor manera posible😷😷😷.
    Los Cynster? Los Cyyyyynsteeeer? Pppero... como se te ocurre?😱😱😱😱 No te leíste "Diablo", o que?🤪🤪
    Jajajaja, yo pienso leer todo el tiempo que pueda, que será mucho, pero a Dior pongo por testigo✊ que... no será a la Laurens.😂
    Tu reseña buenísima, como siempre✌.
    Un beso (virtual) fortísimo y cuidaos mucho. 😘😘😘

    ResponderEliminar
  4. ¡Ésa es mi Kim! Siempre con el sentido común en todo lo alto del cardado. Love you, dear, por estar siempre ahí.

    ResponderEliminar
  5. Mejor dejar este libro para el último de la lista por lo que veo, jejeje Muy buen post y gracias por alegrar el día, besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la crítica y compartir vuestro buen humor. No lo perdáis nunca, que el bicho te coge lo mismo si eres un estirado que si te descojonas. Quienes tenéis el don de la alegría hacéis un favor a la sociedad. Bastante drama tiene la vida como para encima vivirla amargada. Así que gracias. Yo soy de las que tiene que salir a trabajar y me siento afortunada de poder hacer algo por los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Bona. No queremos pasar por frívolas pero creo que justo ahora es cuando más necesitamos evadirnos.
      Muchas gracias por tu esfuerzo y mucho ánimo! Cuídate!

      Eliminar
  7. Qué buena reseña!!! Me ha hecho reír y, eso sí, me ha quitado las ganas de leer a la Laurens!!😊 Gracias por tomaros el tiempo para escribirla y amenizarnos la estadía en casa!! Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Hola!!!
    gracias por la reseña y por las risas. Con este no me pillas, leí Diablo ya ya me pareció un muermo. Es de las pocas autoras que con solo una novela ya sé que no es para mí, por su estilo, así que sí... soy una hereje jajajaja Pero parece que no estoy sola ;) a ver si te animas con los 4 que te quedan
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este es peor que Diablo, imagina XD

      Eliminar
    2. Halaaaaaaaa! Peor que Diabloooooo?😱😱😱.
      Me has convencido(no es que hiciera falta mucho, la verdad 😂) acabo de borrar de mi BQ y de mi biblioteca todo lo que tenía de la Laurens. Hay que hacer sitio a todas las novelas bonitas que hay por ahí, hombrepordior.😍📚
      Muchas gracias por estar al pie del cañón, abrir el blog y leeros es de los mejores ratos del día.
      Cuidaos mucho!
      Seguimos por aquí 😘😘😘

      Eliminar
  9. Gracias por estar ahí, en estos tiempos tan duros somos muy afortunadas por teneros. En cuanto a la Laurens no me acerco a ella ni con un palo, quedé escarmentada con Diablo 😆😆😆. Muchos besos.

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)