jueves, 17 de septiembre de 2015

El escandaloso matrimonio de Lady Isabella (MacKenzies & MacBrides 2), Jennifer Ashley


Lady Isabella Scranton escandalizó a la sociedad londinense la noche de su baile de presentación al fugarse con el atractivo sinvergüenza lord Mac Mackenzie. Tras varios años de turbulento matrimonio, volvió a escandalizar a todo el mundo, en esta ocasión abandonándole. Casi cuatro años después Mac se ha reformado, convirtiéndose en un hombre todavía más carismático que antes, cuya única meta es recuperar a su esposa; traerla de vuelta a su vida, a su casa... y a su cama. Y está dispuesto a comportarse como el intachable caballero que no es, si de esa manera lo consigue. Pero un peligro les acecha. Aparece en sus vidas un hombre muy parecido físicamente a Mac, capaz de imitar el peculiar estilo de sus pinturas, que quiere suplantarle en todos los aspectos de su vida y pretende incluso arrebatarle a Isabella. Ese canalla va a poner en peligro su prestigio, su fortuna e incluso su vida...


Ay, los hermanos MacKenzie, cómo prometían en la primera entrega de esta serie de novelas... Porque junto a Ian, Cameron y Mac tenían una historia detrás que se dejaba ver un poco entre las aventuras del loco MacKenzie y Beth. 

Los MacKenzie a punto de enseñar la flor de su secreto

Cuando conocí a Lord Ian, me llamó mucho la atención la relación entre su hermano Mac y su mujer, Isabella. Estaban separados aunque se veía que ahí todavía ardían bajos enagüiles y kilterianos, porque ojo cuidao con Mac: viste kilt frecuentemente y le gusta ir a boa suelta, cosa que todas aplaudimos. De hecho, el tío se dedica a pintar y lo hace a pechote descubierto y ataviado con la falda escocesa que tanto nos hace imaginar. 

Soy diestro con la espada, la boa y el pincel, que viene a ser lo mismo, lassies

El caso es que estaba deseando ver qué había pasado entre este tiazo y su encantadora esposa y cómo se iban a reconciliar, porque de eso tenía que ir la novela. Y jodó si se reconcilian... Para mí ahí está el fallo: esperaba mucha tensión sexual entre ellos tras varios años sin hablarse ni catarse mutuamente. Pero es recuperar el diálogo y a la Isabella le falta tiempo para agarrar crema pastelera y ponerla de guarnición en la boa de Mac (y esto es literal). Pero vayamos por partes.

Advierto que le voy a dar palos a esta novela, eh

Cada capítulo comienza con un fragmento en plan el diario de Lady Confidencia (ay, Jennifer, que te has copiado de Julia Quinn) pero con menos gracia, y que nos sirve de referencia para saber cómo se desarrolló la relación entre Isabella y Mac al principio. Lo malo es que eso hace la función de flashback sin ser suficiente en cuanto a la información que da. Cuando leía esta novela recordaba la gran Acuerdos privados, donde el uso del pasado se alternaba de forma magistral con el presente para darnos a conocer todos los detalles de lo que pasó entre la pareja protagonista. Jennifer Ashley prefiere dar pinceladas, que no digo que esté mal, pero deja la historia bastante coja. Por otra parte, lo que en La locura de Lord Ian MacKenzie era una virtud, aquí es la gran cagada: la trama de intriga. No puede ser más tonta ni más ridícula, en serio. La usa para que Isabella y Mac vuelvan a hablarse y a frungir, que muy bien, pero ya podría haber buscado otro argumento.

Jennifer: estás a un paso de entrar en el Club del Porro

Como ya he comentado, una vez que se dirigen la palabra, empiezan los diálogos con segundas y primeras intenciones, cosa que promete, pero Jennifer no se recrea en esto (¡mal!), sino que va demasiado directa al tema sexual, si bien los personajes aún tienen mucho que limar para dejar de lado la simple relación carnal y volver a confiar el uno en el otro. La autora ha desaprovechado una buena historia sobre una pareja que comparte un pasado con tintes dramáticos y hasta trágicos, y no desarrolla tanto ese "escandaloso" matrimonio que da nombre a la novela. 

¡Menos resumir y más explicar, coñio!

Así que, para mí, ha sido una decepción. Los protagonistas no son malos, sino que están mal explotados y, no me matéis, me he llegado a hartar de tanto trocotró sin más.. Mira que Lord Ian iba al tema, pero esa novela tiene algo de lo que ésta carece, no sé cómo explicarlo... le falta "alma". Hubiera sido mejor quitar la tontería del falso Mac y haber contado más del matrimonio antes de separarse. Lo único que sí voy a pedirle a Mac es lo siguiente (que una no es tonta del todo):



De todas formas, lord Cameron, cuya historia pasada y futura se vislumbra en las dos anteriores novelas, me hace ojitos... ¡Habrá que leerlo!

Por todo esto, recibe en nuestro Gandymetro...

Mac, te doy dos Gandys por tu manejo del pincel 

23 comentarios:

  1. Ohhh que pena que esta parte no haya terminado de cuajar y que la escritora no haya sabido sacar mas partido a la historia!!!!últimamente no hay mas de tres Gandy,eh?? Haber si hay suerte para la próxima...Buen post como siempreeeeee!!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, estamos rácanas con los Gandys, pero es que no hay manera...

      Eliminar
  2. Hola. totalmente de acuerdo con tu opinión, creo que a muchas nos pasó los mismo. La propia autora dejó muy alto el listón. Pero también opino que este, junto con el de Daniel, son los más flojos de la serie.
    Espero tu opinión del resto de la serie
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo el de Cameron en el horno, aún no he hecho la reseña. Ya veremos qué sale e.e

      Eliminar
  3. Joer, con estos Gandys a una se le quitan las ganas de echarle la zarpa al libro! Pero habrá que hacerlo, todo sea por pillar a Cam, que me hacía ojitos en el libro anterior XDDDDDD
    (Cuando lea ya te comento bien)
    Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lee, que lo mismo a mí me pilló en mal momento o algo XDDD Será que tenía otras expectativas y se me quedó algo corto.

      Eliminar
  4. Me encanta cuando puedo quitar o retrasar libros en la lista de pendientes. Lástima que los añado al triple del ritmo al que los quito, jajajajajaja

    ResponderEliminar
  5. jajajaaj me encantan tus reseñas, de verdad
    peeeeeeeeeero reconozco que a mí esta saga de Ashley me gustó mucho, será que a mí me molan estos rollos
    un beesote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo he sido muy dura, pero después de Ian esperaba algo a la altura y me decepcionó mucho el planteamiento. Con todo y con eso, también he leído a Cameron y pienso acabar toda la saga :)

      Eliminar
  6. Cuantas veces nos suele ocurrir aquello de que el libro de la serie por el que comenzó una era para comprar postales y decirle hasta a la abuelita lo bien que lo pasaste con el (libro, of course) y luego una se vuelca con entusiasmo al siguiente para que te caiga encima como cubeta de agua helada cargada de colillas.
    Y como no me ocurrió a mi (esta vez) si no a ti, te deseo mejor suerte y alegría en los brazos de tu proximo candidato. ( Jo, que suena como si fueras la Samantha Jones de la literatura romántica) XD
    Gracias por la reseña, reina y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDD Yo creo que la Ashley es capaz de mejores argumentos... Eso es lo que me dejó un poco ojiplática.

      Eliminar
  7. No te rindas... Cameron promete, ya decía yo que mi corazoncito se lo llevó Ian desde el inicio, pero Cameron grrrr... XD
    Besosss...

    ResponderEliminar
  8. Qué penuca, ¿no? A mí me gustó la de Ian pero no tanto como para ponerme a leer el resto de esta autora. Sin embargo, si había una historia que me quedé con ganas de conocer mejor es justo esta de Isabella y Mac. Ahora ya sé que si la leo, no tengo que esperar gran cosa. Acaba de bajar muchos puestos en mi lista virtual de "libros pendientes de leer".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me apetecía saber qué había pasado y cómo se iban a reconciliar. No me ha calado la manera de resolverlo.

      Eliminar
  9. Por algún lado he leído que os ha caído en las manos una fantradu de lo más chungo, a ver, chicas, un poco de seriedad, teniendo la saga bien editada por Phoebe y maravillosamente traducida por María José Losada, no me vayáis leyendo libros piratas, que luego pasa lo que pasa. No soy la fan número 1 de esta saga, pero sé cuánto baja el listón el que la traducción sea mala. Abandoné la saga Ante la muerte de J.D.Robb porque la traducción me hacía llorar, y era de editorial. Y por cierto, los MacKenzie están ya al completo en ebook, a buen precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que fui víctima de eso, mea culpa... Me gustaría saber qué te pareció a ti esta novela en versión buena. Lo mismo estoy metiendo la pata hasta el corvejón con mi reseña, pero insisto en que no me gustó el planteamiento. En ningún momento he dicho que esté mal escrita ni nada, sólo que esperaba más tensión sexual y que la historia del falso Mac me parece un poco chorra...

      Eliminar
    2. A la espera de que te responda Teresa, voy a darte mi opinión, aunque creo que ya la conoces.
      Estoy de acuerdo en que la historia del falso Mac es un poco chorra y comete el error de prolongarla hasta el final del libro, cuando debía de haberla concluido mucho antes. Pero lo que no cabe en mi cabeza es que digas que no hay tensión sexual entre ellos. De hecho, para mí es de los libros de la serie con más tensión sexual, mucha más que en el de Ian. Los personajes están muy bien definidos y su historia es de las más desgarradoras, junto con la del duque. Dices que van al grano, para mí al menos no es así y... de todas maneras teniendo en cuenta que se casaron y fugaron cuando se conocieron y que han tenido unos cuantos años de vida marital, no creo que vayan a estar con miraditas desde detrás del abanico.
      La escena de la bañera es de una tensión sexual inmensa... y cuando por fin van al grano en el estudio estás diciendo... ¡jo, ya era hora!
      No sé hasta que punto puede variar la percepción de todas esas cosas una fantradu, porque yo no la he leído (al menos entera), pero desde luego lo que a mí me transmitió el original en inglés y lo que intenté reflejar al traducirlo no se corresponde con lo que he leído en la reseña.
      Ya se sabe que las opiniones sobre los libros son tantas como personas existen, y como dijo Teresa en Twitter, a mí me encanta cómo escribe Jennifer Ashley, la manera en que no te lo cuenta todo para que tú rellenes los huecos, algo que sin embargo es lo que a ella más le disgusta mientras que le encanta cómo construye los personajes.
      Y menudo rollo acabo de echarte... resumiendo, puede que no sea el libro más brillante de la saga, pero la historia de amor de Mac e Isabella es maravillosa, desgarradora y muy real. Habla de segundas oportunidades, de rectificación, de un amor a primera vista que no se apaga con los años por el que una mujer es capaz de renunciar a su familia y un hombre de rehabilitarse. Toca un tema espinoso... y no de soslayo.
      Y eso que me dije a mí misma que no iba a decir nada...

      Eliminar
    3. Puedes decir lo que quieras, faltaría más. Yo no sé si es que me pilló menos receptiva, esperaba otra cosa o qué, pero me faltó algo en esta novela y me sobró la trama que ya sabemos. Quizá eso me hizo ser más dura con la puntuación y la crítica. A lo mejor llega a ser la primera que leo de otra autora y le doy tres. En cuanto a la tensión sexual, está claro que una pareja que ya ha tenido sus cosas no van a estar de tonteíllo, pero ya te digo que esperaba otra manera de presentar los hechos. Por otra parte, leído el tercero, he de decir que los MacKenzie son unos portentos sexuales XDDDD A lo mejor la sombra de Ian es alargada, pero a mí me encanta que salga en las otras novelas, se me pone una sonrisa en la cara. Me gustan los raros, qué le vamos a hacer.
      La historia de ellos no digo que no me gustara. Verás que en la crítica expongo que es un pasado doloroso y trágico, pero que desde mi humilde punto de vista se queda corto. Por eso yo hubiera dado menos rollo a lo del falso Mac. En fin, supongo que alguna vez lo releeré en condiciones y lo mismo cambio de opinión. Gracias por comentar :)

      Eliminar
  10. Ay a mi me gustó mucho, me pareció un libro muy tierno y emotivo, muy cuquín :) Si el trama de la intriga no fue muy allá, pero es que esta mujer en eso de las tramas es un poco simple.
    Comparar a Ian con el resto no es justo Cassie, porque ninguno se le acerca, pero bueno por lo menos Ian enseña la patita en los libros que no son el "suyo" y eso se agradece ;)

    Muuaks ;-***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empiezo a pensar que voy contracorriente con esta reseña, pero sólo he puesto las sensaciones que me dejó. Nunca voy a decir que lo que yo diga va a misa y vuelve, lo que a una persona le gusta a otra le puede espantar o dejar fría. También sé que tiendo a comparar (es mi estilo), pero creo que es normal dentro de una saga que esto se haga, consciente o inconscientemente. Con los Malory me llevé una pequeña decepción con el libro de Anthony, porque él me encantó en la primera novela. Sin embargo, la prota que le pusieron le restó Gandys a su historia. Un besote :))

      Eliminar
    2. Nena, para gustos colores y para jardines flores. No a todos nos gusta lo mismo, ojo y depende del momento en que se lea eh?
      Las comparaciones son odiosas pero constantemente las hacemos (yo prime), no se puede evitar, y hay unas veces que son menos justas que otras, como en este caso → Ian es un Personaje y cualquiera de los que vengan detrás lo tienen "chungo", mira a mi el libro que menos tilín me hizo fue el del Duque y eso que el personaje me gusta peero su libro mmm no... y por ahí veo que gusta bastante... no se cuando no se conecta no se conecta ;)

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)