martes, 10 de abril de 2018

Una tentación para el Duque (Los lores perdidos de Pembrook 1), Lorraine Heath


Tres jóvenes herederos encerrados por un despiadado tío escaparon en dirección al mar, a las calles o a guerras lejanas, esperando el día en que pudieran regresar y reclamar sus derechos de herencia.
Sebastian Easton había jurado vengar su juventud robada. El legítimo duque de Keswick había regresado de la guerra herido, endurecido. Era un hombre distinto, pero no había conseguido olvidar a la valiente chiquilla que les había salvado, a él y a sus hermanos, de una muerte segura.
Lady Mary Wynne-Jones había pagado un alto precio por ayudar a escapar a los lores de Pembrook, y no había olvidado la promesa hecha a Sebastian tantos años atrás: reunirse con él una vez más en las ruinas de la abadía donde habían osado darse un beso de niños. Aunque Mary estaba prometida a otro, una amistad forjada sobre oscuros secretos no podía ser ignorada. Inesperadamente, la pasión había regresado para arder peligrosamente entre ambos, tentando a Sebastian a abandonar su búsqueda de venganza y luchar por un amor que podría, una vez más, hacerle libre. 


Aquí estoy, queridas, sigo leyendo aunque no lo parezca (por GR reseño brevemente mis lecturas, tanto del Reto Rita como otras) y hoy vengo con la primera entrega de una trilogía que me temo que dejaré en adobo durante mucho tiempo, porque no creo que me aporte nada del otro mundo. Si estoy equivocada y alguna lectora me afirma que merece la pena seguir, le tomo la palabra.

Como sean bodrios y me las recomendéis, maldición gitana

Esta historia tiene un comienzo bastante bueno y prometedor: tres muchachos huérfanos de la nobleza, los gemelos Sebastian y Tristan y el pequeño Rafe, caen en garras de su ambicioso tío, el cual se los quiere cargar y hacerse con sus títulos y propiedades. Será gracias a la ayuda de una amiga muy aguerrida que lograrán escapar del maloso. Tras años dados por muertos, regresan más atractivos (bueno, no todos) y poderosos que nunca y deseosos de vengar la muerte de su padre y cargarse al tío que tanto los hizo sufrir. El momentazo en el que irrumpen en el baile dado por aquél para celebrar la condesión del título de duque que pertenece al mayor de sus sobrinos es de caída de enaguas.

Todas las damas de buena cuna cuando ven a los Easton

Y a la que más se le caen es a la niña que los ayudó a escapar y que ya es una mujer, Lady Mary, que no hace ascos de Sebastian, el heredero del título, a pesar de que viene lleno de cicatrices y con un ojo menos tras pasar por la guerra, además de mucha mala leche.

Sebastian se ve poco más o menos que así cuando se mira al espejo

Pero Mary ya está prometida al blandurrio de Fitzwilliam, al que ella define como un huevo duro, lo mejor que he leído desde que Kim calificó a Frank Randall de Mñe. A pesar de todo, aún se siente responsable de los tres hermanos y quiere hacerlos partícipes de la vida de la jet set londinense, en la que ellos no encajan tras una adolescencia dura en la que se buscaron la vida cada uno por esos mundos de Dios.

Rafe tuvo que pasarlas canutas en el orfanato

Sebastian, como nuevo duque, debería ser el que más se moviera por esos círculos, pero le cuesta. Es rudo, malencarado, un poco amargado y está sólo pendiente de recuperar lo que es suyo, Pembrook fundamentalmente, y vengarse de su tío. Por ahí en medio se mete Mary, que quiere convencerlo de que se deje de rollos ya, que parece Scarlett con su obsesión por la propiedad familiar, y que se entere de que no le dan asco sus cicatrices.

Y a él no le da asco el escote de Mary

La verdad es que esperaba más de este libro. No es el primero que leo en el que el protagonista tenga alguna deformidad o cicatriz (ay, ese Lord Saxton PARFAVAAARRRRR, qué hombre) o que vengan con un pasado muy duro que los hace algo antipáticos. Sebastian no llega a ser un tío mierda con Mary (a veces sí dan ganas de darle un bofetón, eso es así), pero tampoco es que sea la leche el personaje. Y más que el personaje, la historia es lo que flojea. 

Resumen de mi lectura

Realmente esperaba otra cosa, algo más elaborado, pero es todo tan fácil que no me ha dejado esa sensación de "madre mía, qué pedazo de libro, qué disfrute y qué de tó". Siendo parte de una trilogía, quizá la autora podría haber alargado a lo largo de la misma la trama con el tío y no venir a contarnos sólo cómo se emparejan los otros dos hermanos (que son unos melofó, ojo cuidao) como me temo que ocurrirá. Y si no quería hacer eso, pues un poco más de misterio, de aventura, qué sé yo... No hay nada que nos sorprenda, el final es muy predecible... y gracias que Mary no es una Pichote y el sexo bien, porque eso ya no lo hubiera aguantado de ninguna forma. 

Por todo esto recibe en nuestro Gandymetro...

Sebastian, no seas tan duro contigo mismo


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

10 comentarios:

  1. ¿Un huevo duro en el sentido de que huele mal o de que está duro por fuera y blando por dentro?
    #curiosidadlectora

    ResponderEliminar
  2. Pertigueo por la reseña porque en algún momento de mi vida llegaré a esta serie, que me gusta mucho Lorraine Heath y me acabaré leyendo todo lo que haya escrito. Una pena que tu debut con ella no haya sido muy allá, a ver si con otra novela disfrutas más!
    Besotes, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo no me pilló receptiva, pero me pareció que le faltaba algo, no sé... A ver si con otra me pasa lo contrario. Gracias por comentar ;)

      Eliminar
  3. Hola, yo leí completa la trilogía. El primero y el tercero son buenos. Lorraine Heath no escribe novelas con suspenso, no es la intriga lo que importa sino más bien la evolución de los personajes. Y en el caso de este libro, me pareció muy bueno. De hecho lo leí 2 veces. También ocurre, que las traducciones no son buenas. La primera vez lo leí en español y luego en inglés porque sólo estaban en ese idioma. Y no sólo con esta autora sino con la mayoría, al leer los libros en su idioma original resulta que son diferentes. Por eso, tuve que desenterrar mis escuálidos conocimientos de inglés y ahora leo todo en original. Saludos (me encanta su blog)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por comentar! No me dio la sensación de que la traducción fuera especialmente mala, fue la historia en sí lo que no me terminó de llenar, pero estas cosas son muy subjetivas. ¡Espero que te quedes por nuestro blog!

      Eliminar
  4. Hola!!
    Creo que yo lo disfruté más que tú, ahora miro en goodreads y no lo pues tan mal jajaja
    Eso sí, al segundo ni te acerques!! Es bastante malo, la verdad, en comparación con este. Así que si te apetece, ves directa al tercero, ya sabes mi memoria de pez, pero recuerdo que fue una grata sorpresa, Rafe es el mejor de los tres
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Yo leí los tres libros y la verdad si que me gustó, para mi no fue un mal libro, esta bien escrito. Es fácil de leer, la historia de lo que les pasó, logro atraparme, este y el tercer libro fueron los que más me gustaron, saludos

    ResponderEliminar
  6. Uyyy de esta mujer tengo en lista la serie Los Huérfanos de Saint James ajajaja se ve que le gusta el tema de la orfandad... no me he leído nada de ella (que yo recuerde... tengo un pasado oscuro antes de empezar a usar GR xD) asiq de poca ayuda puedo ser!!
    De hecho, me he leído la reseña, algo me sonaba y he ido a GR y he visto q tenia una serie de esta mujer y casi me da algo pensando q me habia auto-spoileado lo q me tenía q leer (ya me veía dejando pasar año y pico para no acordarme xD)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Yo no he leído este libro en concreto, pero habiendo leído otros libros de la Heath, me gustan pero no me rechiflan, ahora me dejas con el gusanillo de leer este y comprobar sí es tan flojito como dices.

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)