martes, 22 de agosto de 2017

Sombras de sospecha (I-Team 4), Pamela Clare


El día en el que la periodista de origen Navajo Katherine James conoce a Gabriel Rossiter la tierra se sacudió, literalmente, bajo sus pies. Katherine casi había muerto en un desprendimiento de rocas cuando aquel alto guardabosques le salva la vida. Aunque no es capaz de olvidarlo cree que no volverá a verlo y se siente desolada cuando le reconoce entre los agentes de la ley que interrumpen una ceremonia y les arrojan a ella a y sus amigos de Mesa Butte, tierra que consideran sagrada.
Gabe juró hace mucho que jamás volvería a perder la cabeza por una mujer, ni siquiera por una de largo y negro cabello y ojos que parecen traspasarle el alma. Pero desde el primer momento en el que ve a Kat, la atracción que siente por ella es innegable. Horrorizado por aquello que le han ordenado llevar a cabo, está decidido a llegar al fondo de los sucesos acaecidos en Mesa Butte y a mantener a salvo a Kat.
Pero hacer preguntas puede ser casi tan peligro como arriesgar su corazón. Y la búsqueda de la verdad, así como la pasión que arde entre Kat y Gabe, no tardará en convertirlos en el blanco de aquellos dispuestos ha hacer cualquier cosa, incluso matar, para echar a los nativos americanos de su tierra sagrada.


Volvemos a ponernos el lápiz en la oreja y a coger la grabadora para sacar la intrépida reportera que llevamos dentro. Y si lo hacemos, significa que tenemos reseña del I-Team de Pamela Clare, el equipo de investigación más intrépido que tus ojos lectores puedan conocer. Reconozco que este libro me ha costado más cogerlo porque el libro anterior me dejó una resaca lectora importante (y es que la historia de Marc y Sophie es tan intensa...) y porque, sinceramente, Kat me daba un poco de perecita.

Pues no me da ninguna shame, chico

Ya, ya, sé que no se le debe coger manía a un personaje al que no conoces pero, de los miembros de I-Team, ella es la que menos me atraía y puede que eso me haya afectado en la lectura. Katherine James es una navaja de Albacete nativa americana, de los navajos de toda la vida. El hecho de ser entreverada (su padre era blanco) le ha granjeado las frías miradas de la parte más importante de su comunidad, su propia familia. Pero ella siempre se ha sentido muy unida a su pueblo y vela por sus derechos desde las páginas del Denver Independent. Para ella la tierra de su pueblo es sagrada y esa misma tierra es la que le brinda un hostión de proporciones considerables... y a Gabe Rossiter, un guardabosques de proporciones también muy considerables, IYKWIM.


Que Kat y Gabe se atraen desde un principio es innegable (una ya empieza a cansarse de ojos que te persiguen incluso aunque los hayas visto una vez #OjosQueStalkean) pero Gabe es de pasarse por la piedra a todo xixi viviente y Kat tiene muy claro que su flor no se la da al primero que pase así como así, con lo que la boa de Gabe se tendrá que conformar con mirar y no tocar (a no ser que se la toque él mismo ✋🐍💦💦💦). Pero cuando la vida del pueblo de Kat, sus tradiciones más ancestrales y ella misma se vean amenazadas de muerte, Kat y Gabe se verán obligados a pasar más tiempo juntos y, ya sabéis, el roce hace el refrote y...

Allá que van las convicciones de Kat

Sí, saltan por la ventana junto con sus bragas. Como ya os he dicho, Kat me daba perecita lectora. Ella no me interesaba especialmente y todo el rollo de los nativos americanos, tampoco. No me tiréis piedras pero qué le voy a hacer, tampoco me suelen gustar ni las historias del desierto ni las de adolescentes palotes pero por mi I-Team se hace lo que sea, hasta echarle mano a un libro que te da pereza. ¿Puede que ello haya influido en que no me haya encantado? Pues seguro que no porque una es muy profesional y siempre está deseosa de conocer un nuevo maromo de Pamela Clare, a la que le salen estupendos (éste también #MeCabe, faltaría más). Pues lo que os decía, que me daba pereza y, claro, el mundo navajo es básico en este libro, ya que es en torno al que gira el modo de ser de Kat y el intríngulis de suspense del libro, con lo que, debo reconocer tapándome la cara con vergüenza, me ha costado meterme en la historia.

Ay mira, chica, a mí es que lo navajo me sabe a ajo

Todo eso de las supersticiones, que si hacer una sauna sanadora, que si dejar no sé qué a un ciervo que te acecha, que si cantar un canto tribal incluso si vas a cometer una lechuga pues como que no. El libro empieza bien, en tó lo alto literalmente, ya que Kat se mete un hostión considerable en la montaña y le pasa lo que a todas nos gustaría: primero, que no nos dejemos los piños y segundo, que nos rescate un ranger buenorrazo (y soltero, claro #ComplicacionesNO). A partir de aquí los caminos de Gabe y Kat se van cruzando y mezclándose con una trama de saqueo de la tierra sagrada de los navajos y la investigación que Kat hace sobre ella, tanto por ser periodista como por afectarle directamente. No os voy a engañar, queridas, la parte central del libro a veces se me ha hecho pesada. No porque Pamela Clare no hile bien la trama sino porque me ha parecido algo floja (especialmente si la comparamos con la del libro anterior en la que perdemos años de vida con tanta emoción) y parece que no se llega a enganchar del todo, va todo un poco a trompicones y es lo típico que a ellos les parece importantísimo pero que a ti te deja un poco Calippo de fresa 😑. Y lo que a nosotras nos interesa, que es la historia de amor, es lo que interrumpe esa trama y acaba pareciendo algo repetitiva.

No, por favor, no me digas eso de la parte amorosa

A ver, la historia de amor es bonita, sobre todo me ha gustado ver cómo Gabe se acaba enamorando de Kat aunque no quiera hacerlo pero acaba pareciendo que el amor llega a través de la boa (lo que no tiene mucho mérito ya que esa parte de Gabe la conquistó Kat en el primer momento, metafóricamente hablando). No es éste un libro de follarse tras la puerta en las primeras páginas ya que, aunque el follarín de Gabe esté más que dispuesto, Kat tiene unas fuertes convicciones y tiene claro que no va a abandonarlas por él. Esto estaría genial si no fuera porque luego esas convicciones se abandonan con una facilidad que ni yo cambiando de maromo (ella no querrá catarlo pero luego lo cata bien y se nos cuenta demasiadas veces para lo que requiere este libro -y que conste que no son muchas-). Kat, chatina, te voy a decir una cosa en confianza, ahora que no nos escucha nadie: tener sexo no es únicamente darle al trocotró con fiereza y asiduidad, también es hacer otras cositas, justo ésas que haces tú y que mejor que no se entere tu abuela. 

De nada, querida

La verdad es que es un libro bastante previsible. No es que eso sea malo pero, claro, se ve venir casi todo y le resta emoción (y digo "casi" porque no sospechaba quién era el malo y no estaba preparada para ese final tan emocionante y cabronazo a la vez). Eso sí, el libro es como los anteriores, del género "me descuido y me lo meriendo". Pamela Clare no nos mete las parrafadas del siglo, es bastante ágil escribiendo (mucha secuencia breve y cambio de punto de vista), intercalando frases de la voz de la conciencia de los protagonistas (la de Gabe bastante malhablada, por cierto). He echado de menos más ambiente del periódico pero se compensa con las abundantes apariciones de Sophie, Marc y Julian (cómo sabe la jodía que son los que más nos gustan). Además ha logrado despertarme la curiosidad por Natalie, una de las periodistas que, estoy segura, esconde una historia de lo más interesante.

Por historia espero que te refieras a algo así, Kim

[Obviamente]

En definitica, Sombras de sospecha es un libro de lectura fácil, con una intriga sencilla y una historia de amor simple y bonita. Carece de la intensidad emocional del libro anterior y tiene más puntos mñe que brillantes pero aún así te intriga y se lee de una sentada.

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...


3'5. Gabe, ven a escalarme las montañas rocosas


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

10 comentarios:

  1. Si soy sincera solo he leído uno de esta saga, el
    de Javier, y no me mató mucho a pesar de que venia bien recomendado. Como a ti, el rollo indio tampoco me va mucho, así que no se yo sinlo leeré que la vida es corta y los libros son muchos.
    Un besooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD A ése no sé cuándo llegaré pero lo haré. A mí me gustan mucho este tipo de libros (y qué no me gusta! XD) y el anterior me encantó pero éste ya no me hizo tanto tilín. Del siguiente me han hablado maravillas así que lo leeré en breve. Ya os contaré!
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  2. Menuda caquita quedarte Calipo chica. Las comparaciones son odiosas y cuando el libro anterior te gusta tanto... malo-malo.
    Lo del ciervo me ha dejado intrigada XDDDDD
    Las convicciones... ja!, ya se sabe que una vez que haces pop ya no hay stop, juas!!! XDDDDDDD
    Por lo menos es una lectura entretenida, a ver qué tal es el siguiente ^^

    Muuuuaks ;-*****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, entretenido es porque te lo meriendas pero éste me costó más. El anterior sin embargo... Ais...
      Ya os iré contando cómo evoluciona la serie!!
      Besotes!

      Eliminar
  3. Ufff necesito terminar otras series para poder empezar nuevas y esta la quiero leer, es normal que algún libro de una serie no cuaje tanto como las demás pero aún así habrá que leerlo también jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo! Que estos libros sí están traducidos! XD
      Si te pones no dejes de contarnos qué te parecen!
      Muchas gracias por pasar y comentar!!

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo con tu oponión...de todos (los estoy leyendo en orden), es el más mñe hasta la fecha y no por el rollo navajo, que a mi sí me gustó, sino por la protagonistas, con la que no conecté y tal y como tú has apuntado, cambia de opinión sobre sus firmes convicciones más rápido que un rayo.
    Sin duda, lo mejor de este libro, su final.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Kat a mí tampoco me convenció mucho, la verdad, y si a eso le sumas que sus motivaciones me daban igual... Eso sí, el final es lo mejor.
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  5. Estoy de acuerdo en que no es el mejor de la serie, pero es de esas historias de las que el final se me quedará grabado. Por favor!!! tan solo por ese final merece la pena leerlo
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, ese final (y conocer a Gabe) me justifican la lectura :)
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)