martes, 23 de enero de 2018

Escándalos privados, Nora Roberts


Una cruenta guerra se entabla entre dos famosas presentadoras de televisión que antaño compartieron una entrañable amistad. ¿Qué ha ocurrido para que todo se torciese...? Un descarnado retrato del sórdido mundillo de la televisión entre bambalinas.


¡Vaya mes llevamos de no publicar reseñas! Entre Rita y sus retos, las autoras, los premios, etc. parece que hemos olvidado que aquí venimos principalmente a leer y a contaros lo que nos parecen los libros. Así, aunque ya tengamos en marcha el Reto Rita 2.0, nos hemos propuesto terminar de leer los que nos faltan del primero y la reseña de uno de ellos es la que os traemos hoy. Y como vamos a hablar de un libro del Reto Rita, vamos a poner a la susodicha cuando entregó este premio a Nora Roberts por Escándalos privados.

Vente p'acá, Nora, amiguitaaaaaa

Definitivamente éste es uno de esos premios que me hace plantearme si el jurado de los Rita lleva en su cuerpo una importante melopea cuando da los galardones o que lo que se presenta es horrible y se lo dan al menos malo. Tal vez en 1994, año en el que ganó este libro en la categoría de Mejor Romance Contemporáneo, no se presentaron nada más que libros llenos de pus y se lo tuvieron que dar a éste. Jurado, queridos, os voy a decir una cosa: podéis dejar los premios desiertos. De nada.


Es que ni ganas me dan de quebrarme la cabeza explicando el pisto de modo elaborado (igual que la sinopsis en español, que vaya cosa tonta). El libro se divide en tres partes y no me pidáis que os cuente qué abarca cada una porque procuro olvidar este coñazo literario pronto. Empieza la historia bastante bien, con un impacto mortal literalmente. Vale, genial, ya tienes mi intención captada. Es un fallo que luego nos vayamos a un restrospecter y ese inicio ya pierda gracia (es lo que tiene cuando, de dos sorpresas que tiene el libro, nada más empezar te destripan una). En fin, que nos vamos a un retrospecter y nos metemos en el duro mundo de la televisión americana, donde vamos a presenciar una especie de Eva al desnudo catódica sin nada de lo bueno que tiene esa sublime película. Ángela y Deanna son la estrella consagrada y la chica que se intenta hacer un hueco en el mundillo con ilusión y talento. Si la película te la cuela y los malos no lo son tanto y las mosquitas muertas están bien vivas, aquí tenemos dos personajes simplones y maniqueos donde los haya, la estrella, una perra infernal que no quiere perder su estatus y la novata, una medio pavisosa con genio y tres leches por su buena fe y credulidad. Suma al reportero buenorro que se ha chingado a una y se pilla por la otra y ahí tienes un culebronazo teleflinesco de narices. Y una décima parte de este libro.

Kim leyendo

De verdad, es que este libro es eteeeeeeeeeerno. Entre que tiene punto de vista hasta una mosca que pasa volando, que se describe en demasía, que se alarga todo de un modo totalmente innecesario... Y ya no os cuento cuando conectamos con el inicio del libro, tan emocionadas nosotras porque vamos a resolver el misterio del malo maloso (sí, hay uno, que está como una cabra porque acosa a Deanna) y no, aún nos quedan tropecientas páginas para terminar.

Kim leyendo again

En serio, Nora, quinientas páginas para contar esto no eran necesarias. Personajes y tele, envidias y más envidias, todo obvio, sin que quede ninguna duda sobre quién es bueno y quién no. Y ojo que yo venía motivadísima, que a mí me encanta el mundo de la televisión, las bambalinas, los malpecorismos... En fin, ya sabéis que todo lo que huela a "teleflín" me lo trago encantada, es mi fast food literaria pero, por favor, algo bien elaborado. Si es un romance de suspense, ¡lleva bien el suspense! ¡Que aquí se ven las cosas a lo lejos! Y no hablemos de la resolución final del pisto... Más simple no puede ser. Ah, y otra cosa os digo.

Este libro no es una novela romántica

Es lo que hay. La historia de amor entre Finn y Deanna es totalmente secundaria. Finn es un encanto, todo hay que decirlo pero se ve salpicado por el simplismo general de las situaciones, de los personajes y del libro (debe ser que me ha gustado más porque en el país de los ciegos el tuerto es el rey...). La historia de amor entre él y Deanna es, también, simplona, no notas especialmente que se vayan enamorando y ya os digo, es un mero acompañamiento para la Eva al desnudo de garrafón y la trama del acosador pirado. Y qué secuencias sexuales, por favor, llenas de metáforas que no sabes si lo que le entra es la cola o la risa. Vale, venga, esto es un poco exagerado pero de verdad, qué rabia tener un libro con un maromo decente y que no puedas disfrutar bien de él. Por supuesto, el libro mantiene más o menos el interés hasta que estos dos se dan al fornicio y hasta que conectamos con el perturbador inicio. Ahí comienza una soporífera cuesta abajo y no ves la hora de terminar de leer.

Escándalos privados, definición visual

Y Nora Roberts no tiene nada especial, la verdad. Sé que su obra es tan extensa que puede rellenar el lago Michigan tres veces y de verdad que, a pesar de este libro, hay una serie suya que sigo queriendo leer pero yo a esta mujer no le veo la gracia, no veo un modo de escribir que destaque por algo o unas historias involvidables. Tal vez sea lo que me dijo una de nuestras lectoras más queridas, Elsa, que estos viejunismos no llevan bien el paso del tiempo pero yo no puedo hablar maravillas de lo poco que he leído de Nora Roberts. En fin, que si queréis una de suspense romántico os vayáis a por una de Sandra Brown porque desde luego ésta, como novela romántica, no vale una castaña. Y mucho menos un Rita.

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

Finn, ni tu adorabilidad salva este Titanic literario


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

15 comentarios:

  1. Tachado de la lista, y así me evito disgustos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo a ti te gusta, a mí que aburrió soberanamente XD
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  2. Es una novelita de intriga sin más, no sé qué pinta en unos premios Rita, pero ya sabemos que por allí corre el alcohol y la hierba en cantidades industriales. Lo mejor, tu reseña, querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo cómo se entregan los premios ya me espero que haya entre los ganadores cualquier cosa, pffffffffffff.
      Besotes y gracias por tus palabras!

      Eliminar
  3. Hola!! sí,parece que los rita no están a la altura jajajaja
    Yo de esta mujer solo leo lo que mejor valorado está y cuando es de suspense. Lo cierto es que no es de mis autoras preferidas (si soy una hereje) así que este ni con puntillas.
    Cada vez que veo opiniones de las novelas del reto, más valoro a las lectoras que lo consiguieron. jajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nora Roberts tampoco va a estar entre mis autoras favoritas (ni entre las que se les acercan), no le veo la gracia. Creo que es mejor cuanto más sencilla es la historia.
      Totalmente de acuerdo contigo en tu valoración sobre las campeonas que han terminado el reto XD
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  4. De los premios que dan por ahí afuera, el único que me parece fiable son los de All About Romance, porque se basan en una encuesta entre cientos de lectoras. Ni RITA ni los Premios RT Book, la verdad. Así que no me extraña que muchos os parezcan pestiños.
    Pero bueno, cuando aquí se daban los premios DAMA, o alguna vez los de El rincón de la novela romántica, me parecieron todavía menos fiables.
    Este de Nora Roberts no le he leído, creo. Me he reído un montón con la crítica. No, no me entran ganas de leerla.
    Estoy contigo, la verdad es que en suspense romántico me quedo con Sandra Brown. También he disfrutado de novelas de Brockmann o Pamela Clare, y alguna de Linda Howard. Me gustan más las de suspense romántico de ellas que las de La Nora.
    De La Nora, yo personalmente prefiero las contemporáneas, como la serie de la bahía de Chesapeake o la de Cuatro bodas. De las "paraNoras" no digo nada, porque lo paranormal no es lo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego de los Rita no creo que ninguna de las que hemos intentado leer los libros del Reto nos volvamos a fiar.
      Tengo apuntada la serie de la bahía de Chesepeake desde hace siglos y creo que, cuando lea la otra de Nora que me queda del reto, la intentaré leer. Desde luego para el suspense no recurriré a ella.
      Me alegro de que te hayas reído con la reseña!
      Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar
  5. Pues este libro lo leí hace muchos años y me gustó bastante, no se cómo sáldrá parado tras una relectura. Lo que está claro es que los romances de esta autora no son los protagonistas al 100% de las historias, algo que a mi no me importa pero si se pasa el 60% del libro por los cerros de Úbeda eso es mortal. Lo que me gustó (según recuerdo) es todo ese culebrón de la tv y las envidias y zorrerías, jajajaja.

    Madre, jajajaja, 1 Gandy?? jajajaja, no me lo esperaba pensé que iban a ser 2 Qué ilusa soy XDDD


    Muuuaks ;-****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDD Pues sí, 1 Gandy, tal y como te dije... XDDDDD No me importa que la trama amorosa no domine el libro siempre y cuando el resto merezca la pena, cosa que en esta novela no es el caso. Si la relees ya me cuentas...
      Besotes!!

      Eliminar
  6. Pues a mi no me disgustó la verdad, después de todos los truños que he leído últimamente que me han tocado del Reto, este me pareció bueno, fue entretenido. jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDDD Me alegro de que algunas lo hayáis disfrutado, Noe! Que salga algo bueno del Reto! XD
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  7. He disfrutado más leyendo tu reseña, que cuando leí este libro.
    Ya lo puse en mis comentarios sobre él en GD. Y te parafraseé Kim (disculpas por ello), diciendo claramente que ESTO NO ES UNA NOVELA ROMÁNTICA.
    Algo que sí he sacado en claro por leer este libro, es que no me gusta Nora Roberts.
    Divertida y acertada reseña.
    Besote

    ResponderEliminar
  8. Le he dado vueltas a una frase de la crítica, Tal vez en 1994, año en el que ganó este libro en la categoría de Mejor Romance Contemporáneo, no se presentaron nada más que libros llenos de pus y se lo tuvieron que dar a éste, y me he preguntado qué otras novelas fueron finalistas en la categoría de contemporánea, pero no lo he encontrado.
    Así que he buscado qué otros libros contemporáneos fueron publicados como este en 1993. Está Perfecta, de Judith McNaught, por ejemplo, Un solo verano, de Karen Robards (aunque tiene su toque de suspense), Corazones salvajes, de Jayne Ann Krentz y Corazón de fuego, de Linda Howard. Las cuatro novelas entraron en mi lista de las mil mejores novelas románticas y, al menos dos que he leído yo, Corazones salvajes y Un solo verano las recuerdo como novelas estupendas. Perfecta fue un libro de solo 2 estrellas para mi, pero es uno de esos libros favoritos de todos los tiempos que tengo la impresión de que pueden gustar mucho más.
    Así que no, no es que haya años sin nada relevante, es que el jurado (formado por escritores de la RWA, hasta donde yo sé) tiene su propio gusto que no coincide con el de los lectores.

    ResponderEliminar
  9. Este no lo leí pero hay otros de Nora Roberts que si me han gustado. Con tanta obra como tiene hay de todo y muy desigual. El libro que dejas por aburrido, el que ya te suena la historia y el que no puedes dejar de leer. Aunque si tengo que elegir a mi también me gusta más Sandra Brown.

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)