martes, 13 de marzo de 2018

Hate to want you (Forbidden Hearts 1), Alisha Rai

[Libro no publicado en español]
Una noche. Nadie lo sabrá. Ése era el trato. Cada año, Livvy Kane y Nicholas Chandler compartírían una noche perfecta de ilícito placer y las horas prohibidas les permitirían olvidar la tragedia que les persigue y los apellidos que les hicieron enemigos. Hasta que una noche ella no apareció. Ahora Nicholas  tiene que dirigir un imperio, no tiene tiempo para distracciones y la repentina reaparición de Livvy lo es y muy grande. Ella es la única mujer que no debe desear y la única que él quiere en su cama. Livvy no ha regresado a casa por Nicholas pero el destino parece disfrutar recordándole su presencia y su pasado. Aunque la pasión que compartieron fue fuerte y profunda, ni el amor pudo superar el escándalo que separó sus familias. Estar juntos puede ir en contra de todas las reglas... pero estar separados es imposible.


Ay, las recomendaciones, ¿qué haríamos sin ellas? Vosotras no sé pero nosotras, acaparadoras literarias como somos, nunca tenemos suficientes, nuestra lista de libros para leer siempre debe ser más larga la bo... muy larga, vamos. Así que, cuando vi que este libro fascinó a una de mis blogueras de cabecera, Bona Caballero, tuve que lanzarme de cabeza sobre él (para eso llevo el cardado, para amortiguar mis ansias lectoras en caso de batacazo). Y queridas, qué delicia de lectura...



Nicholas Chandler y Livvy Kane tienen un acuerdo: pasar una noche al año de placentera locura bajeril y el resto del año, cada mochuelo a su olivo sin dar señales de vida. Y mientras que están juntos, la locura absoluta pero nada de contarse su vida, únicamente disfrutar de los placeres carnales. Lo que puede parecer algo extremadamente frío encierra una pasional y triste historia de amor, la de una pareja perfecta que se rompió al destrozarse la amistad y el negocio que había unido a sus familias desde los tiempos de sus abuelos. Los Chandler y los Kane parecían una única familia, así de estrecho era el vínculo que los unía. Sus abuelos fundaron una cadena de supermercados que heredaron sus hijos... hasta que hubo un accidente que desembocó en muertes, odios, la salida de los Kane del negocio y la separación de Nicholas y Livvy. Era tan grande lo que los unía que una vez al año necesitan la droga que el placer mutuo les da pero, tras nueve años de acuerdo, algo pasó que hizo que Livvy no siguiera con el trato. Así pues, cuando Nicholas ve que ha vuelto, se ve irremediablemente atraído hacia ella aunque eso le pueda costar todo lo que ha logrado.


Así ve Nicholas su futuro

Bueno, bueno, BUENO, qué bien me lo he pasado leyendo este libro. Ya sé que como crítica literaria no me iba a ganar la vida usando esas expresiones tan sumamente complejas y trabajadas, ¿eh? Menos mal que soy una lectora que cuenta lo que siente cuando lee y nada más. Y la lectura de Hate to want you ha sido eso, una con la que me lo he pasado genial. Cuando leí la reseña de Bona hice pertiguismo porque me gusta saber lo mínimo (una y sus manias) así que realmente no sabía qué me iba a encontrar, aunque claro, no puedes evitar hacerte tus ideas. Bueno, pues nada de lo que me pude imaginar fue lo que finalmente encontré, aunque sí os digo que iba muy predispuesta a que me gustara ya que reúne dos de mis temas favoritos en la novela romántica, las segundas oportunidades y los enemigos que se follan vivos. No es que desborde novedad y tampoco es que sea un libro excepcional pero sí me ha parecido distinto, especial y me ha tenido totalmente sumergida en la lectura. 


Kim leyendo

¡Y es que, además de una estupendísima historia de amor, resulta que tenemos unos pistos culebronescos dignos de Dinastía! Vamos, que le dejaba yo un ejemplar a J.R. Ward para que viera lo que es una historia de pistos modernos y no los bourboninos que nos arreó... Eso sí, la historia entre las familias, aunque es importante, queda en un segundo plano con respecto a Nicholas y Livvy, algo que me parece un total acierto ya que, por mucho que adore los culebrones entre familias, lo que quiero es leer una historia de amor, de ésas que te llena, que te impide dejar el libro, de las que te va atrapando sin que te des cuenta y te deja con una gran sonrisa en la boca y cara de tonta. Y si puede ser, que te deje dándole al abanico de los calorazos provocados. Pues todo eso lo consigue este libro.



Si os tuviera que definir la historia de amor entre Nicholas y Livvy os diría que es bonita, triste y dulce, algo que no esperaba al inicio del libro, cuando se encuentran tras más de un año sin verse y podemos comprobar la tremendísima tensión sexual que hay entre ambos (será que como no se desfogaron en su día habitual llevan los bajos cargados de calorrismo), podía notar cómo me recorrían las chispas de erótica electricidad que ambos despedían. Lógicamente tú lo que quieres es que se dediquen al fornicio y luego ya si eso lo vemos pero no, aquí hay mucha historia que no conocemos y Alisha Rai nos la va enseñando poco a poco, unos detalles sueltos por aquí y por allá, mostrando a las familias de ambos, recordando lo que fue su historia de amor pasada... Pero en pequeñas dosis, lo justo para que te puedas hacer una idea de cómo era todo, de qué pasó y de cómo son los personajes ahora. Me gusta que no nos mete unos retrospecters eternos, no nos enseña todo, nos trata como si fuéramos lectores inteligentes a los que no hace falta enseñar hasta la gomilla de las bragas para que se hagan una composición de lugar. Claro que me hubiera encantado leer la historia de amor entera pero me ha parecido infinitamente más acertado encontrarme con dos personajes aparentemente fríos que, a través de las páginas del libro, van desmoronando sus barreras y compartiendo con nosotras sus recuerdos para que veamos que sienten muchísimo más de lo que quieren dejar ver. Esto me ha parecido especialmente bien llevado con Livvy, un personaje complejo con unos problemas reales que esconde un corazón más grande que mi cardado. Lo que os he dicho, un amor bonito y muy dulce, lo que no quiere decir moñas #MoñismoFree. Lo que no os puedo decir ya es que sea #RanciedadFriendly porque las secuencias eróticas... ¡Ay, Santísimo Craist de los Taladramientos Guarreriles!



Qué intensidad de intercambios sexuales, chicas. Y es que el amor dulce no impide que en la cama o en cualquier otra superficie seamos unos cochinotes y a Nicholas y Livvy les va la mandanga erótico-festiva cosa fina, con lo que tenemos unos encuentros sexuales de alto voltaje, rondando la categoría erótica. No se pasan el libro dándole al tema, también os lo digo, y creo que todos son necesarios ya que cada uno aporta algo a la evolución de la pareja, cada uno hace caer una barrera y les acerca más. ¡Y qué bien narrados están! Bueno, realmente todo el libro está espléndidamente escrito, la historia entre ambos, lo que ocurrió con sus familias, los personajes secundarios, el pasado y el presente, todo se va mezclando y va fluyendo por las páginas de un modo totalmente natural, lees sin tener sensación de que algo está metido con calzador y así pasa, que parece que no avanzas y, de repente, te has leído el libro entero.


Dame más, que este libro no me harta

Hate to want you ha sido una sorprendente y deliciosa lectura, el claro ejemplo de que "menos es más". Ciertamente una historia de amor y odio entre dos familias de ricos da para mucha grandilocuencia y esperpento (y no seré yo la que se queje del exceso) pero Alisha Rai ha sido muy inteligente a la hora de empezar esta saga, usando utilizando la sencillez y los sentimientos desnudos para engancharnos con una maravillosa historia de amor y omitiendo lo necesario para que tengamos muchas ganas de seguir leyendo, cosa que, por supuesto, vamos a hacer.

Por todo esto se lleva en nuestro Gandymetro...


Nicholas, mi cuerpo es el dulce que tu paladar necesita


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

10 comentarios:

  1. Oye pues menudo acuerdo más bueno no? Aunque una noche es poco no? XD
    Qué pistaco veo ahí, jujuju.
    Joé me lo pintas muy bien, cagontó que acabo hacer limpieza en la to-read! Bueno lo añado,total... Me echa para atrás que es en inglés y como tengo esa relación odio-odio-tirria con el idioma ese pues me da perezota XDDD

    Muaks ;-****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD De verdad que merece la pena, al menos a mí me ha resultado muy entretenido. A ver si te quitas pereza y te pones!
      Besotes!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Muy buena reseña. Yo también apunté este libro en mi lista de pendientes cuando leí la opinión de la misma bloggera que mencionas. Y si antes tenía curiosidad por leerlo, ahora con tu reseña, me han entrado aún más ganas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! A ver si te pones y nos cuentas lo que te parece!
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  3. Uyuyuyuyu este tiene pinta que me va a gustar, menuda historia!!!! Me lo anoto,Muy buen post!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si sacas un ratillo y lo lees!
      Muchas gracias por pasarte y comentar, guapa!

      Eliminar
  4. Hola!!
    Pinta muy bien lo que cuentas.... parece que tiene de toooodo jajaja
    Ains, que al final tendremos que dejar de lado el mercado nacional y cruzar definitivamente el charco. Visto lo visto.
    La anoto, no sé si terminaré leyéndola porqyue me pierdo entre las listas de pendientes, pero lo tendré en cuenta.
    Sabes que en inglés me cuesta mucho leer... y tiendo a lo regencil que es lo mio ;)
    qué rabia. Pero cada vez se me da mejor jajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces ya sabes que no queda más remedio que ponerse con el inglés porque como tengamos que esperar a que se traduzcan... A mí desde luego este me entretuvo mucho, aunque lo mismo a ti al ser contemporánea no te hace tanta gracia. Bueno, no hay nada como comprobarlo por una misma!
      Muchas gracias por pasarte y comentar, Pepa!

      Eliminar
  5. Me ha encantado recordar esta novela gracias a tu crítica. Ya me compré en preventa la tercera de la serie, que sale la semana que viene. ¡¡No puedo esperar a ver cómo acaba el culebrón!! Con el tiempo, creo que leeré alguna anterior de Alisha Rai. He leído críticas muy buenas de A gentleman in the street y Serving pleasures, aunque para mi gusto están un poquito caras. Oye, ¿lo de los 4 Gandys es porque tenía algún fallo o algo que no te convenció?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, Bona, me entretuve muchísimo con la lectura pero no me llegó a volver tan loca como para las cinco estrellas. Digamos que, aplicando tu "criterio resacoso", no me dejó resaca, de ahí la puntuación.
      Yo la tengo la serie parada pero a ver si la retomo pronto, me quedé con muchas ganas de conocer cómo sigue el culebrón!
      Muchas gracias por pasarte y comentar, Bona!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)