sábado, 7 de junio de 2014

Cassandra, Kimberly, un libro y una cama

Cassandra y yo, Kimberly, queremos confesaros una cosa: nos encanta leer libros de literatura romántica.  Hacerlo es como abrir una bolsa de patatas fritas, te comes una y no paras hasta que devoras las bolsa entera. Y el universo de la literatura romántica está tan lleno de libros maravillosos que devorar... Es cierto que también tenemos cierta tendencia a encontrar libros que no son tan maravillosos pero los devoramos igualmente y los disfrutamos porque, probablemente, sean fuente de un buen rato de risas y nosotras jamás renunciamos a ellas.
Vamos teniendo ya una biblioteca que ni la de Alejandría pero nunca es suficiente, siempre buscamos libros y reseñas que nos orienten en la próxima lectura. Así que, si nosotras buscamos opiniones para leer o no un libro, ¿por qué no compartir las nuestras para ayudar a los futuros lectores? Siempre con buen humor, por supuesto. 
Bienvenidos a nuestro pequeño rincón, elegid un libro y subid a la cama, hay hueco para vosotros.

4 comentarios:

  1. Querida Kim, me siendo honrada participando en este estupendo blog en el que compartir nuestras experiencias con la lectura de RA, de la que siempre sacamos mucho jugo. Yo sólo soy una principiante en este mundo, pero tengo a la mejor guía para adentrarme en él. ¡Muchas gracias por crear este blog! Besotes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por ser la otra mitad de este pequeño rincón, sabes que nos esperan muchas risas por delante!
      Besotes!

      Eliminar
  2. Pues yo os doy las gracias a las dos por crear este rinconcito y del que podemos disfrutar con mucho humor.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por asomarte a nuestro rincón de literatura romántica! Esperamos que lo disfrutes tanto como nosotras :) Besotes.

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión de la novela, siempre con buen rollo y respeto. El estilazo suma puntos.
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)