lunes, 29 de abril de 2019

The Mating of Michael (Sex in Seattle 3), Eli Easton

[Libro no publicado en español]
Todo el mundo admira a Michael por ser enfermero, pero su trabajo a tiempo parcial como "sustituto sexual" gay no solo levanta cejas, sino que también le cuesta relaciones. Michael es guapo, pequeño y muy dedicado a su trabajo con gente que le necesita, pero lo que realmente quiere es amar. Pasa la mayor parte de su tiempo leyendo ciencia ficción, sobre todo libros de su escritor favorito y con el que tuvo un flechazo hace tiempo, el misterioso J.C. Guise. 
La vida de James Gallway es lenta pero va inexorablemente cuesta abajo. Escribió un best seller de ciencia ficción a los dieciocho años mientras estaba en cama con complicaciones derivadas de la polio, pero a los veintiocho ha perdido su inspiración y su deseo de vivir. Las ventas de sus libros como J.C Guise han ido cayendo y, encadenado a una silla de ruedas, se ha ido aislando, convencido de que no es digno de amar. Cuando se ve obligado a hacer una firma de libros y conoce a Michael Lamont, no puede creer que un hombre así puede estar interesado en alguien como él.
Michael y James están hechos el uno para el otro, pero deben dejar su terquedad a un lado para ver que la vida siempre encuentra el camino y que el amor no tiene límites.


Me da la impresión de empezar cada reseña de los libros del Doce meses, doce pares de boas diciendo siempre que tenía muchas ganas de leer el de ese mes, ¡pero es que siempre es cierto! Y, en esta ocasión, un poquito más porque Elsa me lo había recomendado hacía tiempo, ya que su punto de partida era de lo más peculiar al trabajar uno de sus protagonistas como... Bueno, ya lo veréis.

No sabemos si nos gusta o nos da miedito

Michael Lamont es una persona como pocas vas a encontrar en la vida, cariñosa, amable, muy muy buena gente y que se da en cuerpo y alma a sus pacientes. Y eso del cuerpo no digo a la ligera, ya que trabaja como enfermero y como sexual surrogate, poniendo su amabilidad, su mente y su anatomía al servicio de personas dañadas en algún sentido para que, a través del contacto con él, puedan sentirse bien. Vamos, que tiene roce guarreril con sus pacientes.

¡Pero que es pilingui!

¡No! ¡Que esto no es Pretty Woman! No sé si existe un equivalente en español, pero sería una especie de terapeuta sexual no únicamente en el plano psicológico sino también en el físicoalguien preparado para ayudar al paciente con sus impedimentos y traumas sexuales a través de establecer lazos de confianza que le permitan sentirse relajado a la hora de establecer contacto sexual y poder tener confianza en dicho plano. Bueno, lo buscáis en Google, que lo explico fatal 😆. El caso es que Michael es fantástico y adora su trabajo, pero tiene amor que dar por todos lados y una de las cosas que más le gustan son los libros de ciencia ficción, sobre todo los del esquivo J.C. Guise, pseudónimo bajo el que se oculta James Galloway, un escritor discapacitado con fobias varias que se ve obligado a dar la cara en una firma de libros, ya que sus libros van perdiendo calidad y necesita volver a estar en el candelabro candelero. Y adivinad quién pierde el culo por ir a dicha firma y va con las piernas temblorosas porque tiene la boa un poco crazy croqueta con dicho escritor...


Ay, me encantan estas tonterías, que si un crush inesperado, que si unas miradas tontonas, que si una cara rancia que esconde los latidos acelerados del corazón... Vamos, el amor mismo. Sinceramente, pensaba que con un protagonista amargado y con otro con un trabajo que muchas veces se confunde con la prostitución iba a leer un libro de drama total y megasentimientos exaltados (que Elsa me está dando unos palos en el reto que doy vueltas cual peonza loca 😆), pero la verdad es que no, estamos ante un libro bastante optimisma en general, la escritora ha decidido tocar el drama de tal modo que, si bien está siempre presente, no tiene una presencia agobiante que eclipse la maravillosidad del amor entre Michael y James. A través de alternar los puntos de vista de ambos con partes del pasado de James y extractos de uno de sus libros (que puede parecer un poco WTF pero que al final cobra sentido), Eli Easton nos regala una bonita historia de amor entre un personaje maravilloso (Michael) al que le falta la pieza clave que encaje en su corazón y le haga totalmente feliz, y otro revirao y amargado de la vida (James) que necesita alguien como Michael a su lado aunque no lo sepa. El libro está bien escrito, se entretetiene poco en detalles y ambientación, y la narración es bastante rápida, lo que hace el libro más ligero. Eso le quita dramatismo a lo que cuenta, algo que, personalmente, he agradecido, ya que prefiero leer con mariposillas en el estómago antes que con ganas de tirarme por un puente.

No quiero más dramas en mi vida (por ahora)

A pesar de lo atractivo (literariamente hablando) de la situación de James, el protagonista es Michael, como no podía ser menos teniendo ese trabajo. No os voy a dar aquí la brasa sobre los conflictos mentales que te pueden surgir al leer sobre una persona que se dedica a tener intimidad con otros con fines cuarativos (SPOILER QUE TE CAGAS: sí, en este libro uno de los protagonistas tiene sexo con varios personajes que no son su pareja FIN DEL SPOILER QUE TE CAGAS). Yo soy de esas lectoras que no quiere leer infidelidades ni quiere ver a uno de los personajes haciendo guarreridas con otro (vamos, que me dan ganas de prenderle fuego al libro), pero reconozco que no he tenido ni el más mínimo problema con lo que Michael hace. Me ha parecido muy bien tratado, con la delicadeza suficiente como para que no parezca algo sórdido pero con la distancia suficiente como para ver que no hay nada relacionado con lo sentimental ni con el placer de Michael. Estas partes carecen de sentimientos amorosos y de pasión, justo lo opuesto a las secuencias guarreriles entre Michael y James, megahot y siempre siempre con significado. No es sexo puesto por cubrir la cuota, son secuencias guarreriles que aportan algo a la relación, que suponen un avance en su relación y en su intimidad. 

Ahí reviven hasta a los calzoncillos

Sin embargo, creo que por dejar claro todo lo del trabajo de Michael se quita tiempo a su relación con James, me hubiera gustado disfrutar más de ellos como pareja (es que son de un amor que me los comía -pero no en plan caníbal, eh-). Además, a Eli Easton se le va un poco la mano con el azucarero al final del libro y hay cosas que son un poco cursimoñas para mi gusto, pero vamos, que son cosas menores, ya que yo estaba toda contenta con la alegría que Michael deprende durante el libro y, mira, chica, como si me lo rebozan en algodón de azúcar 😂.

The Mating of Michael ha sido una lectura sorprendente. Con una temática complicada, Eli Easton consigue hacer un libro bonito y dulce con puntos amargos pero con una historia de amor llena de optimismo y que se lee en un plis. 

Por todo ello se lleva en nuestro Gandymetro...

Michael, vamos a darle al sexual healing


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

6 comentarios:

  1. Ay, Kim, que abandonado tengo este reto, con lo chulo que es. Aún tengo Glitterland a medias. A ver si el turco me deja u adelanto un poquito XD

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez deberías dar un descansito a Darian y seguir avanzando con otros libros... No sé, yo ahí lo dejo... 😂😂😂 Y no culpes al turco de tu locura! 😂
      Besotes!!

      Eliminar
  2. No sé como lo hacéis para llevarlo todo "Palante" jajaja La verdad que tiene muy buena pinta este libro y aunque siempre lo digo, me gustaría leer más de M/M, a ver cuando puedo ir haciendo huecos, ahora que me puesto las pilas este año,jajaja Muy buen post guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí tienes una buena opción para cuando te apetezca ponerte con el boa/boa, Noe!
      Hay que perderle el miedo al inglés!
      Muchas gracias por pasarte, guapa

      Eliminar
  3. Hola!!
    Pues genial que te haya gustado tanto, he abierto el super spoiler que te cagas y, añadiré, que aplaudo que la autora resuelva bien ese tema.... lo demás que me has contando me ha dejado con demasiadas incertidumbres y sí, debería leerlo para solucionarlas, pero no me atrae demasiado ... y con tengo demasiados para leer en ingles, de esos que sabes que disfruto un montón, incluyendo series enteras..
    De todas formas, si algún día me lo ponen muy fácil (perraca que es una) y lo traducen, a ver si me acuerdo de él y lo leo
    ;)
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es algo bien resuelto y no he tenido problemas, pero si te pasas por el blog de Bona Caballero verás que ella no ha tenido para nada las mismas sensaciones que yo. Está bien saber que este tipo de cosas suceden en el libro y que luego cada lector vea si quiere o no leerlo.
      Si algún día te apetece ver cómo toleras este tipo de cosas (a modo de reto masoquista 😂) no te olvides de este libro.
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)