lunes, 24 de junio de 2019

Autoboyography, Christina Lauren

[Libro no publicado en español]
Hace tres años, la familia de Tanner Scott se mudó de California a Utah, algo que hizo que el adolescente bisexual tuviera que volver al armario. Ahora, a falta de un semestre para terminar el instituto y sin obstáculos entre él y la libertad de ir a la universidad en otro estado, Tanner planea acabar con el mínimo esfuerzo las clases que le quedan y salir de Utah. 
Pero cuando su mejor amiga Autumn le reta a apuntarse a un prestigioso seminario del instituto de Provo, donde los estudiantes deben esforzarse en escribir un libro en un semestre, Tanner no puede evitar ir en contra de sus deseos y apuntarse, aunque solo sea por demostrar a Autumn que es una tontería. Escribir un libro en cuatro meses parece sencillo. Cuatro meses es una eternidad.
Al final, Tanner tiene razón en parte: cuatro meses es mucho tiempo. Después de todo, solo necesita un segundo para fijarse en Sebastian Brother, el prodigio mormón que vendió el año pasado el libro que escribió fruto del seminario y que ahora ayuda en clase. Y necesita menos de un mes para enamorarse completamente de él.


Parecía que nunca iba a llegar pero llegó, aquí está la última reseña del reto Doce meses, doce pares de boas 😭😭😭. Ya ha pasado un año desde que Elsa nos propuso una lista de doce libros 🐍/🐍 para leer durante doce meses y ha sido todo un viaje lector (del que hablaré al final de la reseña) que no creo que pudiera haber terminado con una lectura mejor que Autoboyography.

Solo una persona bailando no puede reflejar toda la felicidad de Kim

Tanner Scott es un chico bisexual que no necesita esconder en ningún armario su sexualidad dentro de su casa pero que, fuera de ella, la esconde bajo quince candados y la guarda en un baúl desde que su familia se trasladó desde California (la tierra de "haz lo que quieras con tus bajos mientras tengas moreno hasta el badajo") a Utah (la tierra de "a los mormones lo único que nos toca la piel es el Sol que Dios quiera que nos dé"). Aunque es un ambiente plácido y tranquilo, Tanner no ve la hora de terminar el instituto para salir de allí y poder vivir sin esa clase de ataduras, pero esas ganas de terminar las clases se le frenan en seco cuando conoce a Sebastian Brother, antiguo alumno, megamormón y ayudante del profesor del cursillo al que Tanner asiste y junto con el que tendrá que trabajar, jatetú qué problema...

Tanner le va a saludar dándole la cola

Tanner sufre el mayor de los flechazos cuando conoce a Sebastian
, que es lo que nos pasaría a todos viéndolo tan atento, tan simpático y tan guapoadfhkjafhkjsdfh. Lo que ya nos gusta menos es que sea tan mormón y tan hijo del ministro/cura jefe/loqueseaquesellameelqueparteelbacalaomormónallí. Sebastian fue alumno del seminario que Tanner está haciendo, escribió el libro que en esa clase te obligan a escribir y resulta que era una joyita de la literatura que va a publicarse en breve. Como Sebastian es tan majo, quiere ayudar a descubrir otros talentos mientras él se prepara para irse dos años a tomar por Cullen a extender la palabra mormona (en verdad os digo, queridas mías, que los pistos mormones le explotan el cardado a cualquiera). En fin, que Tanner pierde el uso cerebral cuando ve a Sebastian porque toda la sangre adolescente se le baja a la cola, pero es que resulta que Sebastian (cuya religión, obviamente, no hace migas con el gayerismo) es especialmente atento con Tanner, especialmente amable con Tanner, especialmente ruborizable con Tanner...


También le palpitan otras cosas

Bueno, no hace falta ser un lince para saber que la relación sentimental entre un chico  no mormón y bisexual y el gay mormón hijo de un pastor mormón viviendo en Mormonlandia está destinada al drama, pero que eso no nos impida vivir una maravillosa historia de amor adolescente. Y remarco lo de adolescente porque esto es un Young Adult (género del que huyo como de la licra, ya sabéis) pero que a mí me ha sabido más a New Adult. No me quiero meter en fregados sobre los géneros pero en un YA espero encontrar una intensidad sentimental y una serie de tonterías que me hagan poner los ojos en blanco y aquí, aunque hay sentimientos intensos y tontunas propias de la edad, me he encontrado unos personajes más bien maduros, conscientes de la realidad de su vida y del jaleo en el que se están metiendo. Y hablo en plural pero me refiero especialmente al alma y gran protagonista del libro, Tanner, que es tan tan pero tan maravilloso... Su punto de vista
es como él, divertido, limpio y sincero. No es un chico perfecto porque, "Jelou! ¡Adolescente a babor!", pero ya sea por la educación que ha recibido (de esos superpadres poco realistas que todos hubiéramos querido tener), ya sea porque sus hormonas no le dominan por completo, es una persona despreocupada y juvenil pero, a la vez, madura y consciente de la realidad de la vida. Eso hace que, aunque se guíe por el corazón antes que por la cabeza, sea consciente de la hostia que se va a meter. A priori, Sebastian parece el maduro pero bien pronto vemos que no lo es tanto, ya que no sabe cómo afrontar su historia con Tanner. Me ha parecido un personaje adorable y complejo, ha intentado toda su vida reprimir sus impulsos sentimentales y sexuales debido a la religión que invade hasta el aire que respira y sufre la lucha interna entre lo que le han inculcado desde que ha nacido y lo que desea. Quiere ambas cosas y, por desgracia, son excluyentes, ya que no puede enamorarse y vivir ese amor libremente sin perder toda su vida.

Vi-va

Sí, la situación da para el cortavenismo y para el moñismo, pero esta novela no es ni una cosa ni la otra, es una que te llena de felicidad. No nos encontramos narraciones intensitas sentimentaloides pero sí es una novela con mucho sentimiento, tal y como debe ser cuando eres adolescente y te enamoras hasta los empastes (yo, desde luego, leí todo el libro como si fuera adolescente, con la sonrisa pava en la boca). Como siempre, entra en juego la maestría del escritor a la hora de contarlo, ya que es lo que decanta la novela hacia el lado tremendo o hacia el maravilloso. Aquí en ningún momento dudas, vas bajando haciendo la croqueta por el lado de la más absoluta maravillosidad. El modo en el que Tanner cuenta la historia es brillante, notas eso, que realmente te la cuenta, enfatizando sus sensaciones cuando toca, saboreando (o sufriendo) los recuerdos y hablando contigo como cuando uno se dice las verdades a sí mismo. Por extensión, me parece que el libro está escrito y estructurado de un modo fantástico, y parte de la culpa de que me haya gustado tanto viene de eso. Como ha sido una grata sorpresa la que me he llevado leyéndolo, no os la voy a destripar, pero sí os diré que tiene una parte fantástica en la que Tanner nos narra lo que vive en primera persona para luego pasar a otra clase de narración que te atrapa igualmente y te hace sentir mucho más.

Kim, tras decir tantas cosas buenas de un YA

A pesar de tener una serie de ellas en casa, este es el primer libro que leo de Christina Lauren y, de verdad, ojalá se dejaran de frotamientos bajeriles por doquier y todos los libros que escribieran fueran como este. Si en sus otras novelas hay mucho guarrerismo explícito, que sepáis que aquí brilla por su ausencia #MegaRanciedadFriendly. El poco que hay no lo vemos, únicamente nos enteramos por dos o tres detalles que Tanner menciona. ¿Y sabéis qué? Que ni te importa porque no lo básico en esta relación. No necesitas saber si hacen "guá" o se tocan el "guachinguá", ya que lo importante aquí está en sus corazones y en sus cabezas. Además, que son adolescentes, ¡qué problemas van a tener estos en darle a la mandanga guarreril, si la mitad de las veces las hormonas no les dejan ni ver! Lo que pasa es que me ha parecido un libro más bien para chavalería de esa edad y decide pasar por encima de las comeduras de bajos para centrarse las comeduras de cabeza. No es un libro con intención de hacer daño y, por eso, el mundo que rodea a Tanner no puede ser más #RainbowFriendly. Si lo hubiéramos visto todo desde el punto de vista de Sebastian, tendríamos ganas de hacer balconing en dirección a suelo (como se puede comprobar en sus capítulos). Sin embargo, no me parece que juzgue a la religión mormona (La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días #ParaHacerleTwitter), únicamente la pone frente a un espejo para que sus creencias y actos hablen más que cualquier crítica.

Su ropa interior sí que habla *Kim se desmaya de nuevo*

No sé, queridas, a veces topas con un libro que parece que tenía que existir y que disfrutas de principio a fin, y eso es justo lo que me ha pasado con Autoboyography. Claro que se le pueden poner pegas (ese final tan brusco, esos padres tan irreales, esos pocos conflictos en el entorno de Tanner), pero son minucias que no empañan la estupenda sensación que he tenido al leerlo. Me parece un libro muy bien escrito, bien hilado, de esos que fluyen solos y que lees casi sin darte cuenta, y que, sin una aparente intensidad, se va metiendo por los poros de tu exfoliada piel y te llega al corazón, donde te inunda de emociones. ¡Y sin recurrir a dramas adolescentes de llover flores de cerezo y caminar por las calles a la deriva mientras suena un musicón cortavenas! Una maravillosísima lectura que recomendaría a todo el mundo (y que, ojalá, viéramos traducida).

Por todo esto se lleva en nuestro Gandymetro...


Tanner, te achuchaba hasta fundirme contigo

NOTA FINAL Y CONCLUSIONES DEL RETO

Ha sido un año de lecturas M/M y ha sido un año de lo más maravilloso. Todas las gracias que le demos a Elsa son pocas. Primero, porque siempre que la hemos necesitado para que nos orientara y nos aconsejara, siempre ha estado ahí (en general, es que siempre está ahí ❤). Y segundo, porque no solo dedicó un mes entero a hablarnos de sus autoras 🐍/🐍 favoritas (en su Rainbow Corner está todo), sino que rebuscó entre sus lecturas doce libros muy distintos para que pudiéramos catar lo máximo y más variado de este género, subgénero o como lo queráis llamar. Y no con fin de dar publicidad a amigos o de vender algo (aquí no saca dinero ni Penry, queridas, anda que no se nota), sino de dar a conocer la literatura M/M entre nosotras. ¿Mi conclusión del reto? Pues que haría uno así constantemente, lo he disfrutado muchísimo y he apuntado nombres de autores cuya obra voy a leer sí o sí. Sé que Elsa ha escogido libros que merecen la pena y que en el M/M, igual que en el M/F, hay mierdas pinchadas en un palo, pero estos doce han sido una puerta de entrada estupenda para asomarnos a una enorme variedad de libros que, por desgracia, aquí resultan muy desconocidos. Hemos leído thrillers, dramas (llenos de vagabundos 😒🤣), libros con ricachones y pobres, con personas discapacitadas, de adolescentes, de cravats, de gente normal y corriente. Vamos, lo mismo que podemos encontrar en M/F. La única diferencia es que aquí hay más boas en acción que en esos y los conflictos propios del colectivo que te puedes encontrar en algunos pero, por lo demás, no hay diferencia. Por favor, lectora de romántica que estás leyendo esto, que no te eche para atrás el M/M pues lo que te cuenta es exactamente lo mismo que el M/F, una historia de amor, justo lo que todas queremos leer. 

Muchas gracias a Elsa por su trabajo y muchas gracias a vosotras por leer esta entrada hasta el final, por acompañarnos en estas lecturas y por la oportunidad que, estoy segura, le vais a dar a muchos de estos libros. 

Be queer, my friend


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

18 comentarios:

  1. (┛ಠДಠ)┛彡┻━┻
    Mardisión! Que no está traducido (╥﹏╥)

    ResponderEliminar
  2. He leído alguna reseña de este reto y me gusta lo que veo, pero me parece que todos los libros eran en inglés...¿Cierto? ¿Alguno en español que se pueda recomendar?

    Gracias.
    Besos. Beatriz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que de los que forman el reto 12Meses..., solo está traducido Leo quiere a Aries, de Anyta Sunday. Yo le puse cuatro estrellas, así que –personalmente– me parece muy recomendable.

      Eliminar
  3. Madre, me descojono con el gif de Tanner saludando XDDDDDDDDD Tengo que adelantar la lectura de este libro porque si a ti te gustó tanto tiene que ser canelita en rama ^^
    Ya te contaré cuando le eche el guante ;)

    Muuuaks;-*****

    ResponderEliminar
  4. Ay, qué me ha encantado la reseña, Kim! Qué bien me conoces, japuta, este tiene pinta de los que a mí me gustan y emocionan. Espero poder leérmelo durante el verano. Y bueno, deciros a ti y a Elsa que habéis hecho un trabajo estupendo y que, aunque yo no haya continuado con el reto (shame), os agradezco muchísimo que nos hayáis presentado todos estos libros MM tan buenos. Gracias!

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pelotaaaaaa!!! XDDDDD
      Somos un puñetero desastre, guapa, este reto se nos fue de las manos totalmente, nos toca hacer recuperación ;P XDDDD

      Eliminar
    2. Reconozco que se me ha ido, pero toda la culpa es de Turquía. De no ser por eso, yo lo hubiera acabado gustosamente XDDD

      Eliminar
    3. Deja a los turcos y ponte con los amish, que te digo yo que te van a encantar xD

      Eliminar
  5. Hola!!
    Varias cosas me llaman la atención. La primera los super gandy!!, la segunda que sea casi blanco o blanco del todo, jope, solo he leído uns tres libros de lña autora y me pareció demasiado sexo y poco feeling, así que este me lo voy a apuntar. Llama mucho la antencióbn el contexto que rodea a cada protagonista.
    otro tema es que mi clasicismo (lo digo yo jajaja) me permita disfrutar de la historia.
    Quiero leer uno que tengo de esos que estás de super oferta en una gran plataforma de la que no voy a hacer publicidad y si me atrae el subgénero, me compraré este
    Tiene una pinta genial ;)
    Felicidades por el reto !!!!!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepa, to he leído a las autoras en MF y es como si hubieran sufrido una lobotomía antes de escribir este xD. Es posible que se deba a que este libro, según lo que ellas cuentan, es muy cercano a su experiencia vital. Sus historias MF son muy superficiales y con sexo a cascoporro sin sentido, en Autoboygraphy no es así, es un libro fundamentalmente de sentimientos.

      Eliminar
    2. Se me olvidaba, si te interesan históricos, yo te puedo recomendar :)

      Eliminar
    3. Pues no le haría ningún feo a un histórico, creo recordar que también hay reseña para este reto, así que chafardearé ;)
      sino te progunto, Mil gracias ♥

      Eliminar
  6. El libro está muy bien, y digno compañero de los otros once libros del Reto 12Meses12Boas. Reconozco que a mi Autoboyography me ha gustado bastante menos que a ti, y quizá mi gusto personal vaya por otro tipo de historias... PERO Elsa ha hecho una selección muy buena de libros destacados a los que merece la pena dar una oportunidad, a pesar de que luego, ya se sabe, cada lector somos un mundo.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Muchas Felicidades por completar el reto y a Elsa que más apaña que las pesetillas, pues tiene muy buena pinta!!! muy buen post guapa!!! besos

    ResponderEliminar
  9. Hola:
    Me gusta mucho el reto y felicidades por completarlo. El mes pasado a raíz del orgullo empecé a leer M/M (y un F/F que cayó) y estoy completamente enganchada, quiero leer más, así que me voy al Rainbow Corner a coger sugerencias.
    Esta novela en concreto me la pasó una amiga porque le llamó la atención la sinopsis y la tengo en pendientes. La leeré pronto porque después de ver la reseña me ha dado muy buen sabor de boca.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)