martes, 31 de julio de 2018

In the middle of somewhere (Middle of somewhere 1), Roan Parrish

[Libro no publicado en español]
Daniel Mulligan es duro, está cubierto de tatuajes y esconde su timidez tras el sarcasmo. Nunca ha encajado, ni su casa en Filadelfia, con su padre y hermanos mecánicos, ni en la escuela, con sus colegas de la Ivy League mirándolo por encima del hombro. Ahora, Daniel trabaja en una universidad pequeña en Holiday, un pueblo en la parte norte de Michigan, pero es un chico de ciudad hasta la médula y claramente este pueblecito es otro sitio más donde no encaja.
Rex Vale se aferra a la rutina para controlar la soledad, perfeccionando su cuerpo, sus recetas y haciendo muebles a medida. Rex lleva años viviendo en Holiday pero su timidez y su gran tamaño le han impedido conectar con la gente.
Cuando se conocen, su química es explosiva pero Rex teme que Daniel sea otra más de la lista de personas que le abandonan y Daniel ha aprendido que dejar acercarse a alguien puede ser una debilidad fatal. Cuando los muros que les separan se empiezan a resquebrajar Daniel tiene que volver a Filadelfia, donde descubre un secreto que cambia su modo de entender todo...


Ay, las maravillas internautas y blogueriles, ¡cómo me gustan! Sin ellas sería poco probable que estuviera reseñando este libro porque, básicamente, no conocería a Elsa, no me habría propuesto el reto Doce meses, doce pares de boas y no hubiera sabido nada de él. ¡Y qué dolorcito del alma sería eso! Porque In the middle of somewhere nos cuenta una preciosa historia de amor de esas que reconfortan hasta el alma más revenida y te hacen mirar con optimismo hasta el día más gris. Y, ¡qué narices!, que tiene buenorraco con camisa de leñador y a mí con eso ya me tienes "lóquer" perdida.

Leñadorcito divino, ven a mis sueños

Daniel Mulligan es un urbanita profesor lleno de ansiedades que acaba dando clases en Holiday, un pueblecito perdido de la mano de Dior y del Burger King de Michigan. Cuando va a hacer la entrevista de trabajo conoce de modo accidental a Rex Vale, un tochaco de maromo, de adorafollabilidad inmediata y camisa de leñador perenne, que le saca de un apuro y le mete pensamientos guarreriles en la cabeza, sobre todo cuando Daniel comienza a trabajar en Holiday y, catapún trocotró, Rex entra de nuevo en su vida (y en su cama, grrrrrrrrr). Pero un pueblecito aislado y una relación incipiente constituyen para Daniel una base estupenda para que su cabeza parezca una cafetera y sea pasto del agobio y de la neurosis... hasta que una palabra o un abrazo de Rex logran calmar todo.

Una mirada mía y te curo hasta la miopía

Y básicamente, eso es el libro. Es sencillo y nadista, es la vida de dos personas y su historia de amor. No entendáis nadismo de un modo negativo, para mí simplemente quiere decir que no es un libro lleno de cataclismos kleypasianos ni de suspenses brownianos, es una historia de amor, punto pelota, tan sencillo y complicado como eso. Ambos personajes han sufrido lo suyo y siguen sufriendo pero Roan Parrish es amable y los conocemos en un momento en el que ambos han pasado sus peores experiencias. A través de su relación vemos el poder curativo del amor cuando conoces a la persona adecuada y acabas sintiendo que la vida puede ser tan mojón como siempre pero que con esa persona al lado (o encima o debajo...) puedes hasta matar dragones, si es necesario. El protagonista absoluto es Daniel, a través del que vemos la historia (es su punto de vista el único que conocemos). Habitualmente prefiero la alternancia de puntos de vista pero aquí creo que el hecho de conocer todo a través de Daniel (amigo y amante de la cafetera mental -es decir, que piensa todo demasiado-) beneficia la historia, sobre todo porque nos hace ver a Rex tal y como lo ve él, como el refugio de su vida, la roca sólida en la que apoyarse y que nunca cede, esa persona que ya únicamente con su presencia en tu vida te hace más fuerte (incluso aunque no lo tengas a tu lado en ese momento), ese cuerpazo que te pone como una moto Maroto cada vez que se te acerca y te acaricia la mejilla y te pone...


El jeroglífico del gustirrinín

Y Rex es absolutamente adorable, un optimista tímido y maravilloso, el sueño hot de cualquiera al que le pongan los rudos y empotrables leñadores que son adorafollables y lo mismo te hacen una mesa que te ponen ahí un banquete... o te empotran guarrerilmente contra ella. ¡Rex es HAMOR! Puede que parezca un personaje más simple comparado con Daniel pero teniendo en cuenta que Daniel tiene la cabeza como una cafetera y que esta historia la vemos íntegramente desde su punto de vista parecería simple hasta la historia de Dinastía. Rex tiene una historia tremenda detrás que iremos descubriendo poco a poco y que nos hará enamorarnos un poquito más de él. Y dejadme que os cuente lo que son los momento guarreriles entre ellos... ¡Aaaaaaaaay Santísimo Cristo de los Leñadores Empotradores! 🔥🔥🔥🔥🔥 Las secuencias sexuales (de las que este libro va bien servidito #NotRanciedadFriendly) son muy descriptivas, tremendamente eróticas pero, a la vez, sirven para avanzar en la historia de amor. Esto se ve especialmente en la parte final donde ambos, especialmente Rex, expresan con sus cuerpos y las acciones de estos (grrrrrrrrrrrr y megagrrrrrrrrrrrrrrrrr) lo mucho que sienten en esos momentos, de tal modo que te encuentras perraquilla con lo hot y con la lagrimilla de los sentimientos que esos momentos revelan. Y, a pesar de tanto sentimiento, no es un libro moñas, wiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! En ese aspecto es bastante comedido ya que Daniel tiene miedo a dejar entrar a alguien en su vida, con lo que enamorarse le produce más dudas y miedos que subidón amoroso (que lo tiene pero lo demuestra poquito). Es un libro dulce, emotivo, lo que quieras, pero ni cursi ni moñas. Eso sí, se me ha hecho algo largo (aunque no pesado). Estar en la cabeza de Daniel puede ser algo agotador y creo que es justo lo que puede hacer que conectes o no con el libro. Personalmente en muchos aspectos me he sentido muy identificada con él, con lo que ese no ha sido mi problema, pero es verdad que le sobran algunas secuencias o partes de ella y algunas cosas se repiten demasiado. No es algo que me haya fastidiado la lectura pero si me dejaran pasarle la tijerita lo dejaba niquelado para mi gusto.

Ven, que te voy a apañar

Para terminar os diré que, a pesar de ser un libro de ellos dos, hay unos cuantos personajes secundarios importantes (soy fan absoluta de Ginger, el gran aporte cómico al libro) y de mano de alguno de ellos viene la gran sorpresa del libro, la que te descoloca y la que te deja comiéndote el sombrero ante ese final nada cerrado (algo que me ha encantado) y que me va a obligar a leer el siguiente sí o sí. ¡Ahora ya entiendo por qué Elsa no cuenta nada sobre Out of nowhere en su entrada sobre Roan Parrish! Vaya regalito nos has dejado, querida Roan...

En definitiva, In the middle of somewhere es un libro estupendo, una historia de palotismo fácil pero amor a fuego lento sobre dos personas que afrontan la vida de modos muy distintos y que se complementan a la perfección. Es dulce, bonita, amable, calentorra y de relectura segura para relajarte y disfrutar. ¡Un estupendo inicio a mi año repletito de 🐍/🐍! ¡Animaos a leerlo, chatas!

Por todo eso se lleva en nuestro Gandymetro...

4'5. In the middle of this sandwichito quiero tener mi pisito


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

6 comentarios:

  1. Yo me descojonaba sola con los rucus-rucus de Daniel XDDDD Y Rex es tan achuchable y adorable y tan tan tan pe-fe-to ♥.♥
    Ginger es supercachonda, jajaja, me partía con sus intervenciones divinas de la muerte XD
    Bueno, bueno, bueno, a qué ahora hay ganas de leer el 2 eh? Yo soy más buena que... na! Aquí pacientemente esperando para leerlo

    Muuuaks ;-*****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que son unos personajes maravillosos, incluso con sus cosillas. Tengo muchas ganas de leer el segundo, pero eso será... A saber XD
      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Me alegro mucho de que te haya gustado porque yo amo a Daniel con pasión ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que fue una lectura estupenda y me encantó compartirla contigo y con Gema. Muchas gracias por obligarme a leerlo! XD
      Besotes!

      Eliminar
  3. Ayyyyy este libro lo tengo en la recámara para leerlo en francés....voy a caer en la tentación y me lo voy a comprar, aunque me haya metido en el unlimited kindle por el superofertón que hacen. Ainsssss chicas, con vosotras no puedo resistirme a comprar libros....me acertais siempre!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta portada, anotado lo tengo y lo quiero leer si o si buen post, besos

    ResponderEliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)