martes, 10 de septiembre de 2019

Duke of Pleasure (Maiden Lane 11), Elizabeth Hoyt

[Libro no publicado en español]
Atrevido, valiente y brutalmente guapo, Hugh Fitzroy, el Duque de Kyle, es el arma secreta del Rey. Encargado de derrotar a los célebres Lores del Caos, sufre una emboscada en un callejón de Londres y es rescatado por un aliado inesperado, un desconocido enmascarado con las inconfundibles curvas de una mujer.
Engreída, inteligente y valientemente independiente, Alf ha sobrevivido en las peligrosas calles de St. Giles ocultando su sexo. De día es un chico, traficando con información y secretos. De noche es el famoso Fantasma de St. Giles, un justiciero enmascarado. Pero cuando salva a Hugh de unos asesinos, se encuentra cediendo a la tentación.
Cuando Hugh contrata a Alf para investigar a los Lores del caos, sus mundos chocan. En cuanto Hugh se da cuenta de que el chico y el Fantasma son el mismo, ¿encontrará Alf el coraje para convertirse en la mujer que tiene que ser... antes de que los Lores del Caos los destruyan?


Estamos terminando la serie Maiden Lane y, a pesar de que la estoy disfrutando mucho, pensaba que mis libros favoritos ya los había leído y ninguno se había colado en el club de los cinco Gandys (aunque los libros de Winter y de Godric han estado bien cerquita de lograrlo), así que mis esperanzas de que alguno lo hiciera eran prácticamente nulas. Con lo que yo no contaba es con la joya enagüil que se ha marcado Elizabeth Hoyt escribiendo Duke of Pleasure, que ha logrado cinco Gandys como cinco besarracos le plantaba yo a Hugh ahora mismo si lo tuviera delante.


Te iba a pulir hasta las muelas por dentro

El Duque de Kyle, Hugh Fitzroy, es un noble de lo más peculiar, ya que por parte materna no tiene linaje ni fortuna pero por parte de padre tiene de todo menos cariño (cosas de ser hijo bastardo del Rey...). Pero Hugh puede darse con un canto en los dientes, ya que su padre le reconoció, le proporcionó el ducado, educación, una posición... y un trabajo, ya que Hugh es una especie de James Bond enagüil, siempre haciendo misiones secretas para salvar culos y naciones. Lo conocimos en el libro anterior enfrentándose a Valentine Napier precisamente por salvar un real culo y ahí conoció al que ahora va a ser su colaborador más estrecho, Alf, un muchachuelo callejero que se gana la vida investigando por aquí y por allá. Hugh tiene que acabar con los Lores del Caos, un grupo de nobles depravados que son capaces de las más grandes atrocidades y cuyos nombres se desconocen. Para desenmascararlos, nadie mejor que Alf, experto en descubrir los secretos mejor guardados sin revelar los suyos, ya que nadie sabe que es una chica...


Y no una normal y corriente

No tenía mala pinta este libro pero Elizabeth Hoyt se marca una secuencia de apertura tan espectacular, metiéndote en las tramas de intriga y de amor en pocas páginas, que te das cuenta de que no has terminado el primer capítulo y ya estás con la croqueta on fire


Y así te quedas hasta que terminas de leer

Con ese inicio y esas esperanzas que te surgen de la nada, la sabia lectora puede suponer que el hostión lector es fácilmente alcanzable. ¡Pero no, queridas, NO! ¡En este libro no hay hostión! Bueno, al menos yo no me lo he dado. Duque of Pleasure es un libro extremadamente fluido y muy complicado de dejar de leer. La historia surge y se desarrolla de un modo muy natural, cada cosa aparece a su debido tiempo y en ningún momento notas que algo parezca forzado. Elizabeth Hoyt ha optado por volver a los orígenes de Maiden Lane, con Fantasma y malhechores, algo que no sabía que echaba de menos hasta que me lo he vuelto a encontrar. Ha hecho la historia sencilla y creo que por eso es mejor y más efectiva. Los personajes de Hugh y Alf se sienten reales (dentro de que esto es Romancelandia) y están dotados de más profundidad de lo que solemos ver por aquí. No penséis que esto es un coñazo de depresión psicológica, es simplemente que Hugh y Alf conocen el lado malo de la vida y actuan en base a sus vivencias. Alf es la gran protagonista del libro y uno de los personajes más interesantes que Elizabeth Hoyt ha creado, desarrollado aquí de un modo acorde a todo lo que ya conocíamos de ella. Ha vivido siempre como un chico y su encuentro con Hugh le obliga a sacar su lado femenino, con consecuencias bajerilmente satisfactorias pero emocionalmente conmovedoras. Hugh es harina de otro costal, sus experiencias son totalmente distintas a las de Alf y necesita controlar sus impulsos bajeriles, algo que hace fatal al ser un hombre a un palotismo pegado.


Las neuronas de Hugh cuando piensan en Alf

Y el palotismo triunfa, queridas, que Alf es un encanto de mujer y las pocas defensas que Hugh tiene ante ella saltan por los aires viendo que no solo invade sus sentimientos guarreriles sino también los del corazoncito (alert: libro con niños y chucho, pero de los que no molestan). Debo deciros que hay muy poco sexo para ser un libro de Elizabeth Hoyt (y, además, aparece bastante tarde) pero, como siempre con esa mujer, está muy bien escrito, es emocionante y emocional, palotista y, aunque no demasiado explícito, sí se recrea en la descripción de la boa (me da que es una debilidad de la Hoyt, porque los xirris no sabes bien cómo son pero las boas... Le falta contarte hasta si inclinan la cabeza al saludar).


Bueno, el saber no ocupa lugar (a diferencia de las 🐍)

A pesar del camuflaje de Alf y de los jaleos de cabeza de Hugh, este no es un libro de malentendidos entre ambos y eso es algo que he adorado (pocas cosas me molestan más que las vueltas que da una historia por culpa de cualquier tontuna que se solucionaría hablando). A lo mejor es que me ha gustado tanto que la poca objetividad que intento tener reseñando la he perdido por el camino, pero la evolución de los personajes, de su relación, de la trama de intriga... Todo me parece estupendamente hilado y de modo natural. Hasta la historia secundaria que se vislumbra (de los protagonistas del siguiente -y último libro- de la serie) está bien metida, no sientes que te saque del libro. Me sacaría del libro el fragmento de cuento que pone al inicio de cada capítulo, pero como nunca lo leo...


Mi cara de gusto cada vez que los veo

Duke of Pleasure ha sido una lectura prácticamente perfecta, de esas que no puedes dejar de leer. Tiene un ritmo estupendo, está muy bien escrita, con las referencias justas a la sociedad en la que viven, mezclando de modo muy inteligente todas las tramas que se tocan, con unos personajes bien trazados y desarrollados que te conquistan desde la primera página, y una historia de amor realmente emocionante y bonita. Ha sido una gran sorpresa encontrarme con este libro y me lo he pasado tan bien leyéndolo que tengo que darle en el Gandymetro...


Hugh, con tu 😍 y palotismo me has robado hasta el corazón mismo


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

13 comentarios:

  1. Me encantan los GIFs😂 bueno, y los gandys🙈🤤
    Qué pena que no esté publicado in spanish😫.
    Pq vamos cinco gandys😍😍😍😍😍
    Esta escritora no tiene nada en español?
    Sigo diciendo a las que leeis en inglés olé💟💋💋💋💋💋💋💋💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me da pena que esta serie no esté traducida, leí el primero en una de esas traducciones de internet y no lo aconsejo, de verdad. No me enteré de nada.
      Tiene dos series que si están en castellano, "Príncipes" y "Cuatro Soldados". Ésta última me gustó mucho (no me molestó ni el fragmento de cuento del principio, jajaja), y aconsejo leerlas seguidas porque están muy relacionadas. La segunda de la serie, "Seducir a un pecador" me gustó especialmente.
      A ver si hay suerte y publican Maiden Lane en español. Tiene una pintaza... y despues de tu genial reseña de éste último, no veo el momento de leerlo!

      Eliminar
    2. Mi consejo se refería a leer seguidas las novelas de la serie, no las dos series, son independientes. He releído mi comentario anterior y se presta un poco a confusión... creo 😓 😄

      Eliminar
    3. Me apunto las series sí traducidas💋

      Eliminar
    4. Yo leí el primero de la serie Príncipes y ahí me quedé, no volví con la autora hasta esta serie. Me apunto la otra que comentas, Ángela!!
      Muchas gracias a ambas por comentar!

      Eliminar
  2. Madre mía por el 11 ya, esta mujer escribe libros como rosquillas igual que la Ward con los vampiros, jajajajaja, tiene muy buena pinta, muy buen post, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDD Bueno, esta terminó la serie en el 12, la Ward no va a terminar en la vida XD

      Eliminar
  3. Pues no me queda nada para llegar a este jajajajaja!!!!
    Pero ya he empezado, que conste. Y me acabo de spoilear tan solo con la sinopsis, menos mal que cuando lea esta novela ya ni me acordaré
    A veces pasa, no sabes ni cómo ni por qué pero una novela te gusta tanto que no le encuentras ningún pero, y hace taaaanta ilusión!!!
    Un besote y grancias por seguir animándome, el primero ya ha caído, tan solo quedan 10 jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad, Pepa, cuando empezamos la serie pensé que no la iba a terminar, siendo tantos libros. Pero a partir del cuarto no pude parar de leer (con sus altibajos, claro), y llegar a este y que me gustara tanto fue una alegría enorme. Ojalá llegues y lo disfrutes! No te queda nada! XD
      Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Pues estoy con Glori, si no está traducido es una pena porque nunca lo leeré. El punto positivo es que leo tu reseña enterica, sin perder detalle...jijiji...que de los libros que quiero leer ya sabeis que las leo por encima para no condicionarme...

    Me alegro que te haya gustado y lo hayas disfrutado tanto. Y como siempre, genial la reseña.
    Besos. Beatriz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da pena que os perdáis buenos libros por culpa de que se olviden de estas autoras y no las traduzcan... La verdad es que, a estas alturas de la serie, fue una alegría encontrarme con este libro, lo disfruté muchísimo.
      Muchas gracias por tus palabras y por pasarte a comentar!

      Eliminar
  5. A esta coincidimos: yo también le di cinco estrellas. Maiden Lane, ahora que ya está terminada, bien merecería que la tradujeran entera. Convendría que alguien de la industria editorial española nos explicara por qué no traducen maravillas semejantes. Cada mes que miro las «Novedades» en la página web de El rincón de la novela romántica, se me cae el alma a los pies con las cosas que sí publican, y esto (o Sherry Thomas, o....) se queda en el limbo. ¿Demasiado caros los derechos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Bona, esta serie debería ser traducida. Tiene altibajos pero creo que es una de esas series de la romántica que toda lectora debería poder disfrutar. Yo tampoco entiendo cómo se pueden quedar esas autoras sin traducir, me encantaría conocer los criterios que sigue una editorial en ese aspecto.
      Muchas gracias por pasarte y comentar!!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)