martes, 16 de octubre de 2018

The Wall of Winnipeg and me, Mariana Zapata

[Libro no publicado en español]
Vanessa Mazur sabe que está haciendo lo correcto. No debería sentirse mal por dejar su trabajo. Ser la asistenta/ama de llaves/hada madrina del mejor defensa de la National Football Organization iba a ser algo temporal. Ella tiene planes y ninguno de ellos incluye lavar ropa interior extragrande más tiempo del necesario.
Pero cuando Aiden Graves aparece en su puerta pidiéndole que regrese, Vanessa se queda perpleja. Durante dos años, el hombre conocido como El Muro de Winnipeg no le ha dado ni los buenos días ni le ha felicitado por su cumpleaños, y ahora le está pidiendo lo impensable. ¿Qué se le dice al hombre que está acostumbrado a obtener todo lo que desea...?


Cuando se renovó la lista de las mejores novelas románticas elegidas por las lectoras de All About Romance (¡la primera en la que he votado!) una de las cosas que más me llamó la atención fue la aparición de este libro en el top 10, en el sexto puesto y por delante de mi adorado Cariño, cuánto te odio. Obviamente, tenía que ver qué maravillas escondía este libro para estar tan arriba, además de un sporty melofó de lo más tremendo. Y, sinceramente, las maravillas aún las estoy buscando.

Por mucho que busco las cinco estrellas no las veo

Vanessa Mazur trabaja de asistente personal del mejor defensa de la NFO, Aiden Graves, también conocido como El Muro de Winnipeg, un tochomán de cuidado que no deja pasar a nadie por su zona... ni por su vida. En su trabajo de asistente personal se incluyen funciones de cocinera, ama de llaves, adivinadora de deseos y persona en general ignorada, ya que hace la vida de Aiden más fácil sin recibir de él nada más allá de su sueldo, ni un mísero "buenos días". Pero Vanessa no se endeudó en su época universitaria para ser la porno-chacha-sin-ser-porno de una estrella de fútbol americano y ya tiene su futuro como diseñadora gráfica al alcance de la mano, gracias a lo que ha ahorrado trabajando para Aiden. Así que, cuando su vaso de paciencia infinita se desborda, suelta lastre, le hace una peineta a su jefe y se marcha a realizar su sueño. Con lo que ella no contaba era con que Aiden le ofreciera el oro y el moro por volver a su lado y no precisamente para volver a ser su empleada...

Estamos preparadas para escalar tu muro, chato

Pues no, no hay porno-oferta. Y no, tampoco estaba enamorado de ella desde que la contrató y la quiere a su lado y blablebli. Sinceramente, no sé qué le ha visto la gente a este libro para que tenga un 4,34 de nota media en Goodreads. No es una mala novela y no me han dado ganas de prenderle fuego, he leído bastante bien las más de seiscientas páginas (😵😵😵) en las que Mariana Zapata nos cuenta esta historia. Pero vamos, de ahí a ser el novelón definitivo que destrone a mi Dan Calebow hay un buen trecho que, para mi gusto, esta novela no recorre. Cuando escuché que Mariana Zapata era la reina del slow burn hice la croqueta porque soy de las que disfruta más los akfhsjkahfda y jahgdaljhfdñ de mirarse, tontear, etc., que los polvos a los tres párrafos de empezar el libro. Pero una cosa es slow burn y otra cosa es slow slow slooooooooooooooow tipo tortuga borracha, que es lo que abunda en este libro.

Kim leyendo

Si esta historia se cuenta con doscientas páginas menos, saco brillo al suelo del croqueteo. Mariana Zapata escribe bien y el libro me ha gustado, he disfrutado de la relación entre Vanessa y Aiden, que tiene todo para que me guste. Este es uno de esos libros donde realmente se ve la evolución de la relación entre ambos, cómo pasan de ser casi unos desconocidos (Aiden puede ser el maromo más opaco con el que me he cruzado en mis románticos caminos) a ser una pareja. Pero no he disfrutado todo lo que me hubiera gustado debido a esa lentitud narrativa, esa constante explicación de lo que Vanessa siente/piensa/teme (porque solo conocemos lo que piensa ella, al contar todo ella en primera persona). Tú estás ahí leyendo y ves que la historia avanza muuuuuucho más lentamente de lo que tus ganas quieren porque hay un sobreanálisis de todo, una constante repetición. Que yo no me voy a disgustar porque me digan las veces que sean necesarias que Aiden está buenorro. Pero cuando sea necesario, Mariana, ¡cuando lo sea! ¡No cada dos por tres! Lo malo no es que se reitere en eso, es que se reitera en tantas cosas... De todos modos, si aparto esa sensación de cansinidad, la historia me ha gustado (me pones un machote de fútbol americano y se me vuelan los empastes -a mis reseñas de los Chicago Stars me remito-). No estamos ante un jugador pichabrava que se mete entre todas las piernas que pilla. Aiden es un jugador extraño, centrado única y exclusivamente en su trabajo y en ser el mejor en él. Y Vanessa le conoce mejor que nadie, con lo que acaba siendo su mejor apoyoMe gusta especialmente que Aiden no cambie, sigue siendo el mismo del principio al final: el Muro de Winnipeg, infranqueable salvo que él quiera que traspases la barrera. Como vemos todo desde el punto de vista de Vanessa vamos notando cómo leeeeeeeeentamente va dejando a esta acercarse. Todo esto es bonito y está bien escrito pero, ya sabéis, todo lento. s que ante una historia romántica, me ha parecido estar ante la historia personal de Vanessa, su pasado, sus miedos y su capacidad para superarlos. Es cierto que su historia en este libro va de la mano de Aiden pero realmente vemos tan poco de la relación sentimental entre ambos... Hay poca interacción entre ellos, especialmente en la primera parte (que, para mí, es la que lastra la historia -no es desagradable pero hay mucho rollo para todo lo que cuenta-). La segunda parte es más entretenida y los momentos de acercamiento entre ambos son estupendos. 

Una pena que sean pocos

Los secundarios son personajes interesantes con historias personales que apenas vemos (que nos dejara colgada la de Diana no me hizo gracia, aunque nuestra Elsa nos ha chivado que se la reservó para otro libro); pero al final este es un nadismo en el que lo que importa es la relación entre Vanessa y Aiden (aunque se pase la mitad del libro contándote cualquier cosa menos eso...). Y en cuanto al sexo es #MuyRanciedadFriendly, ya os digo que no os vais a hartar de polvos ni de descripciones guarrindongas (bueno, alguna hay, que este deportista no es un monje). Y es una pena que no haya más amoríos (no necesariamente guarrindonguismos) en el libro porque me ha gustado cómo los escribe Mariana Zapata, con la justa mezcla entre descripción de lo que pasa y de las sensaciones (y con brevedad, que precisamente esto decide contarlo deprisita 😒). Si de las doscientas páginas que le sobran a este libro nos llega a regalar cien con "ajfhakshfdjasbdlfísmos" ya os digo yo que le doy más Gandys.

The Wall of Winnipeg and me es un libro excesivamente largo para la historia que cuenta, que es bonita, bien escrita y te deja con una sonrisa en la boca, pero que, en mi opinión, no merece estar en la lista de las 100 Mejores Novelas Románticas elegidas por las lectoras de All About Romance. De todos modos, seguiré leyendo a Mariana Zapata porque, si consigue contar una buena historia sin dar tantas vueltas, seguro que me conquista.

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...

3'5. Aiden, yo sí te dejo que me penetres el muro


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

jueves, 4 de octubre de 2018

Al abrigo del mar, Beatriz Manrique


Astrid Sell es una joven educada en un entorno refinado y acomodado. Una dama con clase que entiende lo que se espera de ella conforme a su posición. Román Guirao es un joven humilde que trabaja desde su niñez en la taberna familiar. Un hombre que sabe que las mujeres como Astrid están vedadas a los hombres como él. El periodo estival, un paseo por la costa de Mojácar y el vuelo de un sombrero provocarán el encuentro de estos dos jóvenes cuyo amor deberá enfrentar sus diferencias sociales, así como diversas adversidades que pondrán a prueba la veracidad, la lealtad y la fortaleza de sus sentimientos. Una novela enmarcada en la sociedad almeriense de la última década del siglo XIX, cuya riqueza derivada de la minería, se convertirá en el escenario de la historia de dos personas con unos orígenes tan alejados como diferentes.


Como ya hemos comentado en alguna reseña, leemos más de lo que comentamos por aquí. Y, aunque no lo creáis, alguna novela española cae. ¿Por qué no solemos reseñarlas en el blog? Pues por el mismo motivo por el que no reseñamos otras (pereza, que no veáis lo que cuesta reseñar intentando hacer gracia), con uno añadido: evitar la posibilidad del apedreo. Ay, queridas, y es que no seremos megafans de escritoras de estos lares pero eso no significa que no veamos lo que ocurre en estos campos de Dior cuando alguna lectora osa criticar ciertas obras... ¡Nosotras queremos que caigan maromos en nuestros brazos y no piedras en nuestra cabeza! Pero hoy nos sale de la peineta reseñar una novela romántica española que se ha ganado el favor haggardiano (a ver si creéis que somos idiotas, nosotras ya venimos evitando el apedreo, jeje). 

Somos tan glamurosas como listas

Pongámonos las enaguas almerienses y vayámonos a Mojácar a finales del siglo XIX, donde Astrid Sell y Román Guirao cruzan sus caminos en la playa. Ella, bella y rubia niña bien; él, noble y humilde morenazo. No pueden evitar enamorarse, aun sabiendo que sus diferentes posiciones sociales convierten su amor en algo imposible. Pero, ay, explícale tú eso a los corazones y a los bajos cuando estos se ponen a latir...

Mira el caso que hacemos

Como en todos los libros cuya trama nos olemos desde el principio, la gracia reside en cómo nos la cuenta la autora. Y aquí es donde me ha conquistado Beatriz Manrique, ya que logra meterte sutilmente en esta bonita historia de amor, todo surge casi sin darte cuenta y fluye de un modo muy natural, hasta que un giro inesperado te deja con las patas vueltas y no puedes dejar de leer hasta saber qué ha pasado (para lo que recurre a una alternancia de tiempos bien resuelta y que dota de originalidad a una historia que, contada de otro modo, resultaría más convencional). La novela está escrita con muy buen gusto, de un modo pausado pero no lentorro. Los primeros contactos profundos (¡esos contactos que imagináis, no, guarronacas!) de los personajes me parecieron algo forzados pero rápidamente la historia coge ritmo y te atrapa. Personalmente me cuesta leer libros románticos escritos en español porque muchas veces encuentro el lenguaje pretencioso, con muchas palabras rimbombantes que me hacen poner mil veces los ojos en blanco (y no de gustirrinín, precisamente). Sin embargo, Beatriz Manrique decide acompañar a esta sencilla historia de un sencillo lenguaje, acorde a la época, claro, pero sin recurrir a extrañas palabras o a expresiones muy rebuscadas (tal vez la familia de Román habla demasiado bien para ser gente humilde pero como si supiera yo cómo hablaba el pueblo en esa época...). Lo he leído con una agradable sensación, como la que tienes cuando recibes en tu cara esos últimos rayos del sol en un agradable día de verano (ois, cómo hablo... Son cosas de Román, que me pone tontona). 

Ay, Román, si te pillo te saco brillo

La historia se centra en ellos dos, en su amor y en las trabas que la vida y ellos mismos se ponen por delante. Tanto Román como Astrid son dos personajes fácilmente adorables, me conquistaron ya en sus primeros momentos juntos, cuando se cogen de la mano... No sé, esos gestos que se sienten tan reales y bonitos, aunque sean cosas pequeñitas. En general la escritora decide dejar de lado la maldad y ser benévola con todos los personajes. Eso hace la novela menos intensa pero ay, mira chica *la Lomana me posee*, casi prefiero algo sencillo y contenido que una novela con ínfulas de dramón que acaba siendo una castaña por no resolverse bien. Puede que no sea intensa pero está bien llevada y te encuentras leyendo con interés, tanto que se hace corta (aunque el final se alarga de un modo forzado para mi gusto -ya sé que había que atar cabos sueltos pero yo estaba a tope con Román y Astrid y lo demás es blablabla 😅-). Ah, y es de #MegaRanciedadFriendly, ya que ellos le dan al molinillo bajeril pero tú no ves nada más que la tensión sexual que invade sus momentos 😒 (y que pone a Román tó palote 🤣). A la historia de amor le acompañan Almería y sus circunstancias, ya que es de gran importancia la situación de la zona en esa época. La novela está bien documentada y la escritora saca un ratito al final para explicarnos varias cosas (además de dejarnos la bibliografía que ha consultado), cosa que he agradecido mucho. En algún momento me he encontrado abrumada con tanto dato metido en la narración pero la verdad es que desconozco todo de Almería y Beatriz Manrique conoce demasiado 😂. Mi gran pega, quitando cosillas propias de la historia, es que, en mi opinión, a la novela le falta una última pasada por el corrector. Puede que sea mi ñiñismo hablando, ya que tampoco es algo abundante (no es de las que parece que tiran las comas a puñados), pero la errata me suele dañar la vista cual calcetín blanco con pantalón negro.

Al abrigo del mar es una lectura amable y sencilla, una bonita historia de amor bien contada que te atrapa desde el principio y te deja con una agradable sensación cuando terminas de leerla (y con ganas de seguir leyendo a Beatriz Manrique).

Por eso le damos en nuestro Gandymetro...

Román, dibújame como a una de tus chicas noruegas


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

martes, 2 de octubre de 2018

Reseñas Reto Rita 2.0. Septiembre: Linda Howard

¡Bienvenidas un mes más a las reseñas del Reto Rita 2.0! En septiembre Linda Howard fue la protagonista y, como siempre, os habéis puesto de #RitaHoward hasta las cejas, ¡vaya cantidad de reseñas! ¿Queréis ver si Linda Howard ha gustado por estos lares? ¡Pues seguid leyendo!


Cassie ha leído...
Entre la lealtad y el amor

Ricos, poderosos, orgullosos... los Blackstone de Mississippi ponían la familia por encima de todo. Pero los lazos familiares se pusieron a prueba cuando apareció Cord Blackstone, la oveja negra de la familia. Susan era la viuda del hijo favorito de los Blackstone y se había ganado el afecto y respeto de la familia de su difunto marido. Pero ahora debía escoger entre la lealtad y las emociones que albergaba su corazón; entre la memoria de su marido, y Cord, un peligroso intruso que estaba haciendo estragos en la ciudad, en la familia y en su corazón...


Ay, haggards, qué racha llevo con el Reto... cuando no es un teleflín malo es una histórica con pichotismo y aire calimeril que tira para atrás. Este mes ha tocado ración de teleflín de amor y lujo. Qué cosa más pfffff...


Me duermo y no me despierta ni la rata que llevo en la cabeza

De Linda Howard había leído Se abre la veda. Sin ser ninguna maravilla, al menos tenía su parte divertida con la torpe protagonista buscando al macho que la polinice y el maromo a lo Dan Calebow. Se dejaba leer y se pasaba un ratico. Pero esto es sólo para muy fans de la película de sobremesa con aires de grandeza: familia rica, pariente rechazado que viene a tomar lo que es suyo y joven en mitad de tal pelea. El título en castellano no engaña, ¿verdad?



Susan, la protagonista, no es miembro de sangre de la familia rica de la que forma parte, pero su matrimonio con uno de los hijos (y posterior viudedad) la han convertido en una más. Ella respeta mucho la memoria de su difunto hasta que, en una fiesta, aparecen Cord y su buenorrismo, totalmente dispuestos a llevarse por delante a los Blackstone y, de paso, a Susan, pero al catre. Él es típico familiar que nadie quiere recordar por ser un grano en el culo y al que la parte rica y posh del árbol genealógico dejó en su momento con una mano delante y otra detrás.


Os voy a mandar fotos haciendo un calvo, cabrones

Está claro que la venganza se masca en el ambiente. Ahí interviene el lado Dynasty de la novela, con rollos de acciones, ventas de propiedades y posibles pozos petrolíferos y follones de este tipo. Y todo para poner a Susan entre su suegra y su cuñado por una lado y Cord por otro. 



Está claro que a Susan se le está pasando ya el duelo por su marido y el cuerpo le pide alivio de luto, así que la balanza sabemos de qué lado va a caer. Por supuesto que tendrán sus momentos de crisis y desconfianza, si no a ver de qué va a montar Linda Howard una novela. Pero al final se queda todo en una historia más bien plana, porque pretenden ponerte de borde al que sabes que no lo es y, lo que es peor, NO HAY VILLANO/A de los de "Muajajajajaaaa, voy a hacerte la vida imposible, sorra". ¿Dónde se ha visto una historia con pretensiones de culebrón sin un personaje al que odiar hasta desear verlo morir entre terribles dolores?



En fin, un libro para leer cuando no se tiene otra cosa a mano y se dispone de mucho tiempo que perder.

Por todo ello, le damos en nuestro Gandymetro...

Cord, eres la oveja negra, pero no mereces este rebaño

Kim
 ha leído...

El hombre perfecto
Hace tiempo que Janie ha dejado de creer en el hombre perfecto. Tras varios fracasos sentimentales, se tomó un respiro... y lleva unos años sin pareja. ¿Además, para qué necesita un hombre? Tiene un buen trabajo, cuenta con el cariño de sus amigas y acaba de comprarse una casa. Lástima que su vecino resulte ser un individuo tan irritante: descarado y arrogante, pero físicamente imponente y dueño de una sonrisa que la deja a la vez furiosa y desarmada. ¿En qué otra persona podría confiar Janie para escapar de un asesino? 
Se llama Sam Donovan y es policía. Trabaja a diario con la violencia, el crimen y el engaño, está habituado a ver la parte más oscura del ser humano, y sabe apreciar la honestidad y la capacidad de lucha. Tal vez por eso se siente irremediablemente atraído por su guapa e impaciente vecina: tiene empuje, es valiente y sincera, cálida y risueña. Desde el primer momento, Sam decide que esta mujer será importante en su vida, y no permitirá que nadie le haga daño. Absolutamente nadie.


Para el #RitaHoward tenía claro que quería un libro que no perteneciera a ninguna serie (a los Mackenzie los aparco de momento) y este lo tenía pendiente desde que decidí leer todos los de la lista AAR (la presente y la pasada, este libro está por todos lados). En fin, que allá que fui a ver de qué iba la historia del hombre perfecto. Os doy una pista: perfecto, mi culo, porque aquí la perfección no la tiene nadie. El cuerpo de Sam, si eso.

Te voy a hacer un trajecito de saliva, jomío

Jaine Bright tiene un buen trabajo, un coche estupendo, una casa nueva y un vecino, Sam Donovan, insoportablemente buenorro y policía. Menos mal que también tiene unas estupendas amigas con las que se reúne -de modo menos glamouroso que las de Sexo en Nueva York pero igualmente divertido- para desconectar del trabajo y tomarse unas copichuelas. Y entre risas y alcohol escriben una lista con los requisitos que debe tener el hombre perfecto, lista que, por what-the-fuckismos del argumento, acaba haciéndose pública y convierte a nuestras cuatro chicas en objetivo de periodistas... y de gente más desequilibrada. ¿Cómo se os queda el cuerpo, eh? A Jaine se le queda tan tan mal que a final va a necesitar toda la protección que su insoportable vecino le pueda dar, por delante y por detrás, tris tras. 

Por aquí también estamos listas para que nos protejas, Sam

No me hallo entre las fans de Linda Howard pero este libro, a pesar de lo irregular que me ha parecido, sorprendentemente me ha gustado. La primera parte es bastante cómica, principalmente por la relación entre Jaine y Sam. Ambos son malhablados, de respuesta rápida y con la sorna a flor de piel, con lo que sus interacciones son fabulosas (hay momentos entre ellos bastante inolvidablesajflkjfkhdfkjha). Por supuesto, la tensión sexual abunda pero la relación amorosa se resuelve de un modo precipitado y con unos WTF amorosos que te quedas muerta, Mari (y, por favor, casi no recupero los ojos de darles tantas vueltas con el problema de la píldora -¡QUE LOS CONDONES NO SON ASESINOS! ¡QUE HAY QUE USARLOS! ¡HOMBRE YA!-). De todos modos, la pareja me ha encantado. Y así vas leyendo feliz y divertida hasta que, de repente, viene Linda Howard con las rebajas.

Ahora vas y te ríes

Te da la Howard tal hostia que el libro se convierte en uno de suspense, donde la trama amorosa pasa a un segundo plano y una intriga simple pero bien hecha se come la parte final del libro (no tengo fe alguna en Linda Howard y creo que por eso me ha gustado más). Para mí explota bastante bien la terrible sensación de ser una persona normal y cruzarte en el camino de un pirado, algo que me parece muy agobiante. Además, la jodía decide irte involucrando en el avance del suspense, de tal modo que acabas sabiendo más de lo que quieres saber... y viviéndolo mientras lees. Es verdad que yo no soy lectora de thrillers (así que cualquier mierder medianamente decente me pilla) y que aquí, salvo un par de sorpresas, la intriga es bastante predecible pero acabé leyendo desasosegada y sin tener a Sam al lado para que me calmara a base de enseñanzas de Marvin Gaye.


Lo que desluce el libro, para mí, es que ambas tramas no están bien integradas, la amorosa se solventa muy rápidamente y pierde todo su peso en la segunda parte del libro y la trama de intriga es sencillita, con lo que me ha quedado una sensación final de irregularidad. De todos modos, para ser uno de Linda Howard me ha parecido bastante decente y me ha tenido enganchada leyendo. Así que, a pesar de irregularidades y rolling eyes, le damos en nuestro Gandymetro...

Sam, pasea tu desvergüenza divina por mi cocina (y por mi cama, grrr)
🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

Vero ha leído... 
Secretos en la noche

Los palotismos no conocen de enemistades, como bien podemos comprobar en esta novela de uno de nuestros temas favoritos, los "enemigos que se f***an vivos"...

Vero la ha dado tres estrellas y nos comenta en su reseña (y post resumen de las vuestras) que no sabe si es que lo leyó el libro en buen momento o que la Howard no termina de convencerla, pero le ha parecido un libro que promete más de lo que da. Lo que más le ha gustado han sido los rifirrafes entre los protagonistas, ya que la trama de suspense es mñe. Le costó casi medio libro engancharse a la lectura, así que ya podéis imaginar que no ha sido el libro de su vida. ¡Pasad por su blog para leer su reseña completa!


Vosotras habéis leído...

El hombre perfecto

Sois multitud las que, como Kim, habéis sucumbido a los encantos de Sam paseándose por su cocina, grrrrrrrrrr...

🌟 Alebooks le da tres estrellas y comenta que le ha pasado algo curioso con este libro. La parte que concierne a la relación entre los protagonistas, es decir Jaine y Sam, le ha resultado divertidísima, en especial sus diálogos que no tienen desperdicio. En cambio, la parte intriga le ha sobrado y no le ha enganchado mucho, lo hubiera disfrutado todavía más sin la trama paralela de suspense. Le ha parecido que ésta no ligaba bien con la historia de amor que, por otro lado, ha ido demasiado precipitada, aunque entiende a Jaine (porque con ese hombre no se puede🔥😂). En fin, que todo esto le ha chocado mucho y al final le ha dado una puntuación más intermedia.

🌟 Jane Harding le da tres estrellas y dice que el punto de partida de la historia es un tanto WTF (una lista de requisitos del hombre perfecto creada por cuatro amigas en una tarde de risas se convierte en tema de interés nacional), y el thriller con subtrama amorosa es entretenido pero no termina de cuajar. La historia amorosa se inicia y se consolida rápidamente en los capítulos iniciales (ver los respectivos coches y enamorarse es todo uno), donde lo más destacable son los diálogos, realmente divertidos. La segunda parte de la historia es entretenida, pero al estar más o menos claro el culpable y los motivos, el elemento sorpresa necesario quita interés a esta parte.

🌟 Yvonne le da cuatro estrellas y cuenta que le ha parecido una historia muy entretenida que logra hacernos pasar maravillosos momentos, las risas están aseguradas. Tiene un argumento de locos, poco creíble, pero el cual pasas por alto ya que que su lectura te atrapa desde el inicio. Tiene unos vecinos protagonistas muy divertidos y él es además muy guapo y seguro de sí mismo. Cuenta con unos diálogos llenos humor y muchas ocurrencias divertidas, el toque de intriga te mantiene en vilo hasta el finalOtro punto que le ha gustado es que la narración estuviera en tercera persona, así nos enteramos un poco más de todos los personajes.

🌟 Yonoeramafalda nos cuenta en su reseña que leyó este libro motivada por las opiniones de blogs que sigue y considera que acertó. Le parece un libro que comienza como chick-lit y da un giro inesperado y dramático para convertirse en uno de suspense policial muy bien llevado. En general lo recomienda pero comenta que le hubiera gustado ver más notas del equipo informático de la empresa. ¡Echad un ojo a su reseña para conocer más profundamente su opinión y lo perfecto que le parece Sam!

🌟 Sonia San le da cuatro estrellas y nos cuenta que ha sido una lectura muy entretenida que le ha gustado bastante en comparación con algún que otro chasco en meses anteriores en el #RetoRita2. Esta historia ha sido divertida y amena, con algún rato de tensión por la parte de la intriga, y con dos protagonistas que hacen saltar chispasAlgún detalle le ha chirriado un poco, como el concepto que tienen de los métodos anticonceptivos (y cómo no tienen o no quieren tener mucha fe en los condones), o cómo los protagonistas pasan de ser simples vecinos que no pueden verse a querer casarse en solo unos días; ambos parecen tenerlo clarísimo desde el momento en que pasan su primera noche juntos. Algunas escenas le han divertido mucho y también reconoce que la autora le ha mantenido en tensión hasta casi el final sin saber quién era el malo de la historia. 

🌟 María Regina de la Paz le da cuatro (con dos) estrellitas y comenta que le gustó bastante. La trama de suspense está bastante lograda y el carácter y la frescura de Janie también. Divertidísimos los mensajes de los informáticos en el ascensor. Lo único que le chirrió bastante fue el tema de la boda inminente, no entiende el por qué ni cree que beneficie en nada a la historia.

🌟 Myself le da tres estrellas (y media) dice que le ha enganchado desde el principio y se le ha hecho bastante amena de leer. No es que sea una gran cosa pero pasas un rato agradable y los protagonistas le han gustado bastante, ese Sam... La trama policíaca le ha parecido muy normalitaEn resumen, para ella no ha estado mal.

🌟 María Teresa nos cuenta que, como ha visto que muchas han leído este libro, mejor leamos sus reseñas (no te preocupes, moza, que para llegar aquí ya ves la de reseñas que han leído 😂). Nos cuenta que le ha gustado. Al principio le costó un poco engancharse a la historia porque veía absurdo tanto lío por una lista de “El hombre perfecto” (será que eran otros tiempos y otra mentalidad, si hubiera llegado a sus manos se lo hubiera tomado como broma, pero se ve que estos americanos toman estas cosas muy en serio). También le chirrió un poco que la pareja protagonista se odiara y en dos semanas se amara con locura (tanta como para casarse), pero bueno, lo daremos por bueno, ya que parece que el chico en un portento (aunque llamándose Sam... 😉. Jejejeje). La parte de la intriga la ve bien, no es para tirar cohetes pero es entretenida. María Teresa imaginaba quién era el malo, aunque tiene su sorpresa... Lo dicho, le ha gustado y ha pasado un buen rato con la lectura, que no es poco.

🌟 Pepa le da cuatro estrellitas y nos dice en su reseña que es la primera vez en el reto que lee más de un libro de una autora. No es que le haya parecido un novelón pero ha sido una experiencia lectora bastante recomendable. La historia le ha parecido de lo más surrealista y no se ha creído para nada el punto de partida de la novela (todo ese jaleo por una lista...). La protagonista le ha hecho reír, con ese desparpajo y esa lengua suelta y directa de mujer que está de vuelta de todo. El protagonista, Sam, le parece irreal: paciente, guapo, inteligente, encantador, divertido..., por eso entiende que Jaine se pille. Pero a él no ha terminado de entenderlo. Y cree que ahí es donde la novela flojea, porque no se desarrolla la parte romántica, su relación es más que un instalove porque más rápido no se puede ir. De todos modos, entre ellos tienen unos diálogos y unas conversaciones llenas de pullas que le han parecido lo mejor de la novela y ya solo por ellas la recomienda. En cuanto al suspense, está prácticamente olvidado hasta la segunda parte, pero a Pepa le ha gustado (digamos que se lo ha zampado sin darse cuenta de las pistas que la Howard iba dejando *Kim mira para otro lado mientras recuerda que le pasó casi lo mismo*). En fin, que la historia es algo insostenible pero te hace pasar muy buenos ratos con un suspense que, pese a estar en un segundo plano, está bien construido y es bastante creíble. Le parece una novela muy recomendable si buscas diversión. A pesar de que el romance es flojo y el suspense tampoco tiene gran relevancia, Pepa se lo ha pasado bastante bien leyéndola. ¡No dejéis de leer su reseña, donde se extiende mucho más!

Lecciones privadas (Familia Mackenzie 1)

Nuestra prota es una solterona que llega a un pueblo de Wyoming como la nueva maestra. ¿Su misión? Hacer que el chico más brillante del instituto vuelva a clase. Y si tiene que cepillarse a su palote padre por el camino, ¡pues lo hace! Bien sabemos nosotras de lo que es capaz el palote de Wolf, que ya lo hemos catado... 

🌟 Floripiquita le da cuatro estrellas y comenta que lo ha devorado. Escrito hace la friolera de casi 30 años, en 1989, se trata de una historia que ha envejecido muy bien. Cierto que la trama de suspense es bastante predecible, pero lo que de verdad importa es la historia de amor de Wolf MacKenzie, un mestizo mitad escocés, mitad indio (la mezcla te prende fuego a los bajos desde el minuto uno) y ese maravilloso personaje que es Mary Elizabeth Potter, con su dedo de profesora, su carácter combativo y sus ocurrencias, que le han divertido un montón. Cierto que hay instalust (con ese hombre, otra cosa no es posible) e instalove, pero eso no desmerece una historia la mar de entretenida. Punto y aparte merece la relación de Wolf con su hijo Joe, maravilloso personaje cuyo libro Floripiquita nos dice que va a leer en 3,2,1...

🌟 Myself le da cuatro estrellas y dice que le ha enganchado tanto que no ha parado hasta que lo ha terminado 😂. Tanto Wolf como Mary le han gustado mucho y le han enamorado desde el principioAhora va a leer la historia de Joe, que promete. No sufráis, niñas, no sufráis, que debajo están las reseñas del libro de Joe 😁.

🌟 María del Mar Rodríguez comenta que Linda Howard ha sido, con diferencia, la autora que más le ha gustado en lo que llevamos de reto (tanto que es la única con la que ha "tripitido" 😂 -vamos, que ha leído tres de los muchos suyos que leerá en el futuro-). De Lecciones privadas dice que es un poco imparcial porque le encantan los libros en los que alguno de sus protagonistas es indio, es una cultura que le atrae mucho. En cuanto a la historia comenta que es preciosa y la autora tiene una forma de escribir que no es pesada. Le encantó.


La misión más dulce (Familia Mackenzie 2)

Un adorafollable piloto y una Sheldon con cuerpazo nos cuelan una intriga entre risas y polvetes en una novela que ya reseñamos por aquí.

🌟 Floripiquita le da tres estrellas y media y comenta que le ha parecido muy entretenido, pero teniendo a Joe como protagonista se esperaba más. Le gustan los personajes, son fuertes y con carácter, y le ha sorprendido la revelación de Joe, pero que se repitan algunas situaciones del primer libro, no tanto (¿otra virgen, de verdad?). Además, no le cuadran los años respecto al primero.

🌟 Myself le de tres estrellas y nos cuenta que esperaba algo más de la historia de Joe. No es que no le haya gustado (también lo ha devorado) pero le ha faltado algo. Alguna de las partes en las que se pasa hablando hasta el infinito de aviones, programas, temas técnicos y demás las ha leído en diagonal porque no le interesaba nada. Y la trama del sabotaje estaba bastante clara desde el principio. En fin, que no está mal porque Joe es un maromazo como su padre, pero ya.

🌟 María del Mar Rodríguez comenta que este libro le costó un poquito más, se le hizo más lento, y tiene algunos trazos machistas que no le gustaron mucho, pero también lo achaca a que era el tercer libro que leía en un mes de Linda Howard y a veces es mejor esperar un tiempo entre libros de la misma autora para no cansarse. 


Placeres furtivos (Familia Mackenzie 3)

Si viene un Mackenzie SEAL a rescatarte de unos terroristas da igual que seas una niña de papá, tú le das hasta las bragas. Y es que a un uniformado hijo de Wolf no se puede resistir nadie...

🌟 Myself le da tres estrellas y comenta que está en la línea del resto de los Mackenzie, es entretenido y Zane un gran maromo, pero ya.

Morir por complacer

Cuando dos malhechores entran a robar a casa de un juez no podían sospechar que una mujer con dos ovarios como dos campanas les iba a zurrar la badana sin despeinarse, lo que va a traerle la admiración pública, la obsesión de un malvado... y el palotismo de un policía que se debate entre el trabajo y el placer.

🌟 Bona Caballero le da tres estrellas y comenta en su reseña que Linda Howard es una escritora que ha leído con cierta frecuencia pero que no se ha convertido en una de sus favoritas, que te suele dar una de cal y otra de arena. Para el reto eligió Morir por complacer, una de suspense romántico, con romance, escenas sexys e intriga, todo mezcladito y sin que una de esas cosas predomine sobre las demás. Para Bona, el principal atractivo de la novela es la protagonista, una organizada, seria y badass trabajadora que acaba siendo sospechosa del pisto intriguesco de la novela. El protagonista, claro, es el policía que la investiga y acaba interesado en ella (y con el eterno dilema de estos maromos sobre su inocencia y blabla). El malo sí es un personaje repulsivo y comenta Bona que la tensión viene primero de intentar averiguar quién es ese personaje y, tras conocerlo el lector antes que los protagonistas, de ver cuándo lo van a adivinar ellos. No quiere comentar más por no destripar la gracia del libro pero vamos, que le ha parecido uno para pasar el rato y olvidar rápidamente. Eso sí, no deja de señalar que la traducción le ha parecido espantosa. ¡No dejéis de pasar por su reseña, donde cuenta mucho más!


Sombras en el crepúsculo
Goodreads

Nuestra prota se enamora de su primo pero este se casa con otra prima (por favor, vamos a dejar de lado los peculiares lazos familiares de esta gente). Pero cuando la prima casada aparece muerta, el primo buenorro se larga para luego volver arrastrado de la oreja de la prima que quiso ser esposa pero no lo fue pero que ahora tiene al primo en plan "cuanto más primo, más me arrimo". ¡Un gallifante para la que se haya enterado de algo!

🌟 Pepa le da tres estrellas y nos cuenta en su reseña (leedla, por Dior, ¡leedla!) que mientras leía le parecía estar viendo una miniserie tipo Falcon Crest. La primera parte prácticamente la devoró pero en la segunda se ralentiza todo y se convierte en una sucesión de sexo soso y sin chispa. Está escrita de un modo viejuno ochentil pero con ritmo, empieza bien, con un prólogo trepidante. Destaca la evolución de la protagonista, que al principio no le llamaba mucho. Tras un incidente, todos los personajes cambian, especialmente ella, que comienza a despertar, aunque no vemos desarrollado todo su potencial hasta el final. Como los protagonistas se conocen desde pequeños, Pepa estaba deseando ver cómo se pasaba del amor fraternal al guarreril. Y mientras que en ella se solventa bien (ya que siempre ha estado pillada por él), en el protagonista no tanto. La novela va perdiendo fuelle y con él se iba perdiendo el interés. Le ha parecido una lectura entretenida pero que prometía más de lo que acaba dando. El suspense está bien llevado pero la parte romántica no tanto, ya que parece más que nada lujuria. ¡No dejéis de leer su reseña porque es mucho más extensa y cuenta más cositas!


Hijo del mañana
Goodreads

Te pones a estudiar antiguos manuscritos y pasa lo normal, que descubres la llave de un poder ilimitado, un asesino te lo quiere quitar y tú te ves obligada a viajar en el tiempo para que un temible guerrero escocés del siglo XIV te ayude a librarte de ese asesino y, de paso, te dé unas alegrías en los bajos. Todo muy normal, vamos.

🌟 Myself le da dos estrellas y comenta que creía que no lo terminaba nunca, se le ha hecho pesadísimo y no ha conseguido meterse en la historia en todo el libro. Le ha aburrido soberanamente y no lo recomienda para nada.


Blue moon

Ay, la luna nos vuelve a todos majaras y en este relato no se escapa ni Penry de su influencia...

🌟 Floripiquita le da tres estrellas y nos dice que es muy cortita, en apenas 50 páginas tiene lugar una historia de amor con un toque paranormal, cuyos protagonistas y el escenario donde transcurre darían incluso para un libro más largo.

🌟 Sugar Mami le da cuatro estrellas y comenta que es demasiado corta pero le gustó. Le hubiera gustado ver cómo solucionaban dónde se iban a establecer, si en el bosque por ella o en la ciudad por él y su trabajo. Los personajes le parece que están muy bien desarrollados.


Premonición mortal

Cuando la única pista que tienes para resolver un asesinato viene de la mano de una buena moza que tiene visiones es normal que el macizo protagonista levante la ceja. Pero, claro, no tiene otro camino que tomar y con la ceja se le acaba levantando otra cosa...

🌟 Floripiquita le da tres estrellas y, aunque le ha parecido entretenido, quizá sea el que menos le ha convencido de los que ha leído para el #RitaHoward. Vaya por delante que la protagonista, Marlie, le ha gustado mucho, pero la trama de suspense paranormal es de telefilm de sábado por la tarde y el prota masculino, Dane, le ha sacado de sus casillas en un momento concreto. Sabe que algo así era inevitable, pero ¿había que hacerlo a espaldas de Marlie? Floripiquita cree que no. Menos mal que el epílogo pone a todos en su lugar (muy bueno eso, Sra. Howard).

🌟 Nahir Valdivia le ha hecho un estupendo DNF (vamos, que no lo ha terminado). Llegó hasta la mitad y no le llamó más, quizás porque no hay ningún misterio en saber quién es el asesino, quizás porque... Ni ella misma lo sabe. Le faltó algo y piensa que tal vez no ha sabido escoger libro de la Howard (nos comenta que está probando con El hombre perfecto, pero tampoco le llama. ¡Menudo éxito! 😂


Obsesión y venganza

Hay gente que se deja la vida por ayudar a los demás y nuestra protagonista va camino de perderla cuando su afán por encontrar a un desaparecido la lleva a enfrentarse a traficantes, asesinos y ladrones, además de tener que confiar en un extraño maromo que no tiene escrúpulos (pero que seguro tiene otros encantos ocultos...).

🌟 Jane Harding le da cuatro estrellas y lo primero que nos dice es que no es una novela romántica. O por lo menos no lo es hasta la parte final del libro, donde una relación puramente física se convierte de repente en algo más. Gran parte del libro se centra en la lucha de Milla por encontrar a su hijo secuestrado, en la trama que hay detrás de los secuestros, y la relación amorosa durante prácticamente todo el libro se reduce a unos encuentros sexuales y poco más. El personaje de Milla le ha gustado; centrada en su objetivo vital, fuerte, a pesar de su sufrimiento. Díaz le ha parecido demasiado enigmático y poco atrayente. Aun así la trama de suspense/misterio le ha parecido interesante y por momentos muy dura, aunque se resuelve un tanto abruptamente.

🌟 WuHara le da tres estrellas y comenta que ya había leído varios libros de Linda Howard que le habían gustado, así que escogió este para el reto. La historia se centra en Milla y la búsqueda de su hijo. La parte romántica (si es que la hay) pasa a ser secundaria, muy secundaria. Milla le ha gustado, es tenaz hasta el final, y el maromo es un tanto misterioso, no puedo decir más, pues poco se habla de él. Le ha resultado entretenido


Matar para contarlo

A nuestra protagonista parece que le ha mirado un tuerto: se le muere la madre, le matan al padre, la intentan atropellar... ¡Solo le falta que se le destinte el boli! Menos mal que conoce a un policía que es tan caballero sureño como machorro badass y que quiere protegerla por delante y por detrás, tris tras.

🌟 María Regina de la Paz le da tres (con siete) estrellas y comenta que la trama de suspense le ha resultado muy complicada, con un montón de secundarios que no aportan nada o casi nada. Y la relación entre los protas, le ha pasado como en El hombre perfecto, de cero a cien en segundos y eso le hace perder interés.


Un lugar en el corazón

Cuando quieres cambiar de aires nada mejor que casarte con un desconocido e irte a un rancho perdido de la mano de Dior a criar ovejas. Si ya ese desconocido es un vaquero buenorro mucho que está dispuesto a darle matarile guarreril mucho mejor. Eso sí, a darle amor ya no está tan dispuesto...

🌟 Miss Philby le da tres rosas en su estupenda reseña y comienza diciéndonos que el punto de partida ya nos exige un acto de fe y silenciar la mentalidad que tenemos actualmente (a ver quién en su sano juicio se casa con un desconocido y se va a vivir a tropecientos kilómetros del pueblo más cercano, con la de loco que anda suelto...). El protagonista es un machorro vuelabragas pero "p'adentrista" de cuidado, traumado y emocionalmente cerrado, y la protagonista tiene un punto buenista del que la Howard luego la redime, alabado sea Dior. Le parece que la historia transcurre por caminos muy trillados pero Miss Philby la recomendaría porque cree que la Howard demuestra su buen oficio a la hora de contárnosla, no necesitando de otra trama secundaria para mantener el interés. La historia es simplemente la del amor entre ambos y la Howard consigue con esa sencillez  que no echemos nada en falta y que la novela gane en intensidad. ¡No dejéis de leer su reseña, en la que nos cuenta mucho más!

🌟 Noemí le da tres estrellas y comenta que es un libro sencillo y entretenido, que se lee en un suspiro. Le ha gustado mucho, y también le ha gustado cómo escribe la autora. El protagonista a veces saca de quicio por su carácter, puede ser muy cromañón en ciertas situaciones 😂, pero se llega a entender por qué actúa así, y ella tiene más paciencia que un santo y carácter. Para finalizar nos dice que leerá más de esta escritora.

🌟 Floripiquita le da tres estrellas y nos cuenta que este libro lo leyó hace mil años (su madre es fan de la autora y tiene muchos de sus libros) y estuvo una época preguntando por él ya que no recordaba el título pero sí la trama, que le gustó mucho en su momento. Leído de nuevo con motivo del #RitaHoward, puede decir que le ha gustado, aunque no tanto como entonces. Sus protagonistas son todo un cliché y algo machistas (la época en que está escrita tiene gran parte de culpa) y un buen ejemplo de los gustos de la autora (machos alfa cabezones y protagonistas de armas tomar), pero la química entre ellos es bestial (esa camioneeeeta) y narra de forma muy realista lo dura que es la vida en un rancho.


Una vida propia

Tras siete años de separación, muchos kilos menos y un cambio de comportamiento importante nuestra protagonista se pregunta si su marido la reconocerá... No porque a ella le importe, claro, por ella como si le pilla un trolebús. Sí, sí, un trolebús... ¡JA! Mentiras a nosotras...

🌟 Bibliotecaria Recomienda le da dos estrellas y nos cuenta que tiene que dejar claro que es un viejunismo de 1982 (cosa a tener en cuenta pues en esa época se estilaba una romántica muy concreta que seguro que ahora no gusta tanto). La historia apuntaba a feminista y a liberación de la mujer, cosa que le hizo muy feliz para la época que es, pero se queda en un quiero y no puedo. Nuestra protagonista, Sallie, se entera que la revista donde trabaja ha sido vendida y va a contar con un nuevo jefazo, ni más ni menos que su marido, Rhy Baines, del que está separada y al que no ve desde hace siete años. Y Sallie nos rememora su historia con Baines. A Bibliotecaria le apetecía contar todo así que nos deja un spoiler larguísimo en su reseña en Goodreads, que aquí os hemos resumido (ya sabéis, si lo subrayáis con el cursor os aparece) → ellos, Sallie -que entonces se llamaba Sarah- y Rhy, se conocen desde pequeños y, tras quedarse Sarah sola en el mundo, tienen tres citas y se acaban casando. Como Rhy es reportero de guerra, va de una a otra y tiro porque me toca, con lo que en el primer año de matrimonio se ven poco. Aun así, Sarah se queda embarazada pero eso afecta a su matrimonio. Encima el bebé muere, con lo que el matrimonio hace aguas y Rhy se muestra cada vez más gilip***as y la deja hasta "que sea lo suficientemente mujer para él". Como ella no puede vivir sin Rhy, se prepara para ser esa mujer, estudia, se hace periodista y, cuando está contenta con lo que ha logrado, decide que él no es para ella, así que se pasan siete años sin verse. Como no hay más trabajos en el mundo, ambos acaban coincidiendo, siendo él su jefe, pero como ella se ha hecho un extreme makeover hasta en el nombre, duda de que la reconozca. ¡Error! Rhy quiere volver con ella, para lo que le boicotea los trabajos (para "protegerla"), la obliga a compartir habitación con él, blablabla. Y, mientras, ella se queja pero luego pone ojos de cordero degollado cuando lo ve porque lo quiere mucho, como la trucha al trucho. Por supuesto, a Bibliotecaria Rhy le ha puesto enferma -como a nosotras al leer todo esto...-. Ya no nos cuenta más para que quede algo que descubrir si nos animamos a leerlo, pero el problema de todo esto es que la Sallie que se nos presenta como una mujer de fuerte caracter se queda en nada. Ella se rebela (en su cabeza), traza planes (en su cabeza) que él acaba frustrando y ella acatando como buena esposa sumisa que es... ¿Dónde ha quedado la garra que se le veía al comienzo a nuestra protagonista? Rhy le ha resultado un gañan insufrible, manipulador y egoísta que intenta disfrazar de amor y preocupación lo que solo es control y prepotencia, que se dedica a destrozar sistemáticamente todo lo que hace de Sallie una mujer fuerte e independiente acorralándola hasta el punto que ella no tiene dónde agarrarse y solo puede resignarse y acudir a él. Y lo peor de todo es que ella se deja... 😞 A Bibliotecaria le dejó un sabor agridulce porque podía haber sido una gran historia llevada de otra manera y no en la forma en la que la autora lo hace, pero claro hay que tener en cuenta que este libro tiene ya sus décadas y la vida se veía de una manera muy distinta. Nos has dejado heladas con este libro, chica...


Amanecer contigo

Un cuerpo dañado y un alma dañada se hacen cariñitos terapeúticos para recuperarse, chimpún.

🌟 María del Mar Rodríguez comenta que la trama está muy bien desarrollada, es sencilla pero a la vez muy entretenida y tierna, y el amor entre los protagonista es precioso.


Al amparo de la noche

Poco sospechaba nuestra protagonista que regentar un hostal iba a ser tan peligroso. Pero cuando uno de sus huéspedes desaparece misteriosamente y unos malvados aparecen para reclamar sus pertenencias, su apacible vida salta por la ventana y la deja a merced de esos malhechores. Menos mal que el hostal cuenta con un maromo para todo que le ofrecerá toda la protección que su cuerpazo es capaz de proporcionar...

🌟 Anita nos comenta que había leído varios libros de Linda Howard que le habían gustado bastante (El hombre perfecto, Secretos en la noche, Sombras en el crepúsculo...). Para no elegir los mismos empezó este, el cual no ha podido terminar. Y no por falta de tiempo, sino porque simplemente no le ha enganchado. Leyó poco más del 30% del libro y no ha querido sufrir más (de tedio). Dice que quizá lo termine en otro momento pero no ahora. Hasta el momento Cal, el prota, casi no apareció; lo único que Anita sabe es que es un "manitas" tímido aunque parece que tiene un pasado. Cate, la prota, es una viuda con dos gemelos de cuatro años, sobrepasada por problemas financieros y cotidianos que lo único que le generan a Anita es depresión. El conflicto es que en el pequeño pueblo en que viven se ven envueltos en un lío de mafiosos contra mafiosos. Supone que Cal terminará salvando a todos pero ella se ha rendido y le ha dado un DNF (no terminado) como un piano.


Morir de amor (Blair Mallory 1)

Resulta que si tienes clase y estilo te pueden salir imitadoras. Y cuando una de ellas la palma y tanto tú como un teniente de policía palote os ponéis a investigar, podéis llegar a la conclusión de que, tal vez, el objetivo no fuera la imitadora sino la original...

🌟 Yonoeramafalda nos dice en su reseña que le ha parecido un libro ligero de leer. El relato (contado en primera persona) es entretenido, gracioso y tiene suspense, pero no le ha terminado de gustar (por ejemplo, la protagonista hace y dice cosas totalmente contrarias). La parte de suspense es floja y no se sostiene, parece que la resuelve sacándose un comodín de la manga. Vamos, que le ha parecido un libro entretenido pero olvidable. ¡Al menos ha aprendido algunas palabras! Aquí en el no se consuela es porque no quiere... 😂 ¡No dejéis de leer su reseña porque cuenta mucho más!

🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

Bueno, bueno, ¡qué selección de libros más variadita! Como siempre, os damos las gracias por vuestra participación, ¡qué sería del reto sin vosotras! Esperamos que hayáis escogido libro sabiamente y el #RitaHoward no os haya decepcionado. ¿Conocíais a esta escritora? ¿Os ha gustado?

Ale, a seguir leyendo, ¡que ya no nos queda nada para terminar el reto! Os esperamos el mes que viene con los resúmenes de vuestras lecturas del #RitaMacomber.


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This