martes, 25 de septiembre de 2018

Glitterland (Glitterland 1), Alexis Hall

[Libro no publicado en español]
Ash Winters, el una vez chico de oro de la literatura inglesa y ahora depresivo escritor de thrillers pulp, ha renunciado al amor, la esperanza, la felicidad y, sobre todo, a él mismo. Vive su vida entre los ciclos de su enfermedad, acechado por los fantasmas de las expectativas de los demás.Pero un encuentro fortuito en una despedida de soltero le lanza a los brazos de Darian Taylor, un chico de Essex, aspirante a modelo que vive en un mundo de gomina, falsos bronceados y desfiles de ropa. Él mismo dice que no es el más listo del barrio pero sabe hacer pastel de carne y hace reír a Ash, recordándole lo que es ir más allá de los límites de la ansiedad.Pero Ash ha estado viviendo bajo su sombra tanto tiempo que no puede ver la luz más allá del brillo. ¿Puede un hombre que no confía en sí mismo creer en la felicidad? ¿Y cómo puede un hombre que no cree en la felicidad luchar por la suya propia?


Un mes más venimos con una reseña del Doce meses, doce pares de boas bajo el brazo. Y debo reconocer que este libro es de esos que no hubiera leído si no llega a ser porque Elsa me lo pone en el reto, porque entre la horrible portada, que no soy fan de los personajes tipo Darian (externamente, me refiero -si me das a elegir entre un vaquero y uno que parece un electroduende sicodélico no lo dudo, mis gustos maromiales y yo lo tenemos claro-) y que mucho menos me gusta meterme en la cabeza de un enfermo mental como es Ash (bastantes cosas llevo ya en la cabeza, ¿no habéis visto mi cardado?) este libro me atraía lo mismo que morir atropellada por un camión. Y, como casi siempre me pasa, me equivocaba.


Siempre igual, Kim, sieeeeeeempre igual

Ash Winters es un joven y famoso escritor bipolar y depresivo que va tipo seta por la vida, viendo cómo esta pasa a su alrededor sin ser capaz de meterse en la corriente y vivirla. Para él las horas no significan nada salvo un paso más hacia el envejecimiento y la muerte, tal es la desconexión y el desinterés que siente hacia todo. Pero, como no está solo en su mundo, tiene gente alrededor que le obliga a hacer cosas de esas que le dan agobios supremos, como salir y socializar. Y en una de esas salidas obligadas descubre a un hombre brillante, Darian Taylor, un aspirante a modelo que le atrae como la luz a las polillas. Y no puedo encontrar un símil mejor, ya que Darian llevará la luz a las tinieblas que habitan en Ash.


Y también el naranjismo

De verdad, no os puedo ni contar cómo es Darian, desde la piel naranja Valentino a la arquitectura capilar engominada digna de un puente de Calatrava, pasando por sus uñas pintadas y sus peculiares ropas. ¡Y su acento! ¿¿Pero WTF?? Darian es la mayor pesadilla de cualquier profesor Higgins de la vida. Es más, el acento de Essex es un atentado al idioma inglés y a los oídos de cualquier persona que tenga la mala suerte de cruzarse con él (con el acento, digo). ¡No se le entiende un pijo! Y Alexis Hall tiene a bien escribir tal y como pronuncia Darian, con lo que se nos queda el moño torcido ante el primer fink que se nos cruza por los ojitos (fink=think, tócate la peineta, Mari Carmen). Vamos, que es la perfecta antítesis de Ash, cultivado escritor que viste de traje y que habla perfectísimamente. Pero la atracción no conoce de sastrería y ambos inician una peculiar relación marcada por la ansiedad del escritor y por la tierna sinceridad y la demoledora empatía de Darian, un personaje al que es prácticamente imposible no adorar. Bueno, cuando entiendes lo que dice.


Kim, cada vez que habla Darian

Al principio me costó bastante conectar con el libro y con ese Ash más para allá que para acá, compartiendo con nosotras esas sensaciones agobiantes y desasosegantes que su enfermedad le regala, apoyadas en frases cortas que parece que te llueven sobre la cabeza en lugar de deslizarse por las páginas del libro. Pero la narración va de la mano del personaje de Ash (lo vemos todo desde su punto de vista) y es fiel reflejo de cómo está, es más pausada cuando Ash está tranquilo, más breve y nerviosa cuando Ash está de ese modo... Me ha gustado especialmente cómo percibe Ash a Darian, como si su mera presencia fuera un bálsamo para su alma, la luz capaz de destruir su oscuridad. No sé explicarlo bien pero esas sensaciones que Darian provoca en Ash me parecen espléndidamente bien escritas, igual que los guarrerismos, descriptivos aunque no en exceso y siempre mezclados con las sensaciones que provocan en Ash. Realmente el sexo me ha parecido algo accesorio en la novela. Es importante para los personajes (y para nuestro gustito personal) pero no es la base de su relación ni la del libro, el fornicio es el modo que tienen de ir conectando y la puerta que dará paso a otros sentimientos más profundos y a situaciones más complicadas. Pero no creáis que es un libro depresivo porque al terminar de leerlo me ha dejado casi la sensación de ser material ideal para una película romántica.


No en vano Bridget y Darian podrían compartir peluquero

Bueno, usando el gif de mi adorada Bridget, sería como si la historia la contara un Mark Darcy con ansiedad y depresión y Darian fuera una Bridget Jones de la vida pero con más brillos, menos autocompasión y más ganas de ser feliz, independientemente de tener un hombre a su lado. Sin embargo, no es un libro simplón, para mí ha sido una tragicomedia donde terminamos haciendo caso a los Monty Python y mirando el lado alegre de la vida. Y, por cierto, muy bien escritaEl lenguaje que utiliza Alexis Hall se adapta a los personajes (siendo el de Ash mucho más cultivado y pulido, y el de Darian mucho más simple y limitado -aunque le acabas entendiendo y coges cariño al acento, janarwhatimean? 😂-) y a las situaciones que viven (con frases más largas y pensamientos más complejos cuando Ash está bien, y breve y simple cuando está más para allá que para acá). De hecho, aunque está dividido en capítulos, estos también tienen divisiones temporales que muchas veces nos desubican tanto como lo está Ash. Aún así, una vez que pillas la estructura y descifras el acento de Darian, va todo rodado y lo lees estupendamente, mezclando los momentos sentimentales con los cómicos, para quedarte finalmente con una sonrisa en la boca.

En fin, que ha sido una historia mucho más bonita y agradable de leer de lo que pensaba cuando abrí el libro. Y es por eso por lo que no me dejo libros sin terminar, porque a veces lo que no me atrae en un principio al final me gusta, y eso justo es lo que me ha pasado con Glitterland

Por todo esto le damos en nuestro Gandymetro...


Darian, palote no me pones pero te daba mil achuchones


COMPARTIR ES EL MEJOR CAMINO PARA QUE UN MAROMAZO LLAME A TU PUERTA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

6 comentarios:

  1. Ay, pues qué ganas de leerlo! A ver cuando me pongo a ello que este mes voy a contrareloj. Bueno, como casi siempre 😂
    Estupenda reseña, Kim!😉

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDD Que se lee por gusto, no por obligación!! La verdad es que es un libro que merece la pena, espero que a ti también te guste!
      Muchas gracias por pasarte, chata!
      Besotes!

      Eliminar
  2. No veas el ASH famoso, escritor, bipolar y seta...
    Pero vamos que la presentación del Darian no se queda atrás. toma yaaaa, vamos como agua y aceite jajajajaja. Pero mira al final se complementan, yo tampoco me dejo sin leer ningún libro por si las moscas, no pinta mal, buen post. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te tienes que animar con el inglés, Noe!!
      Darian es indescriptible, de verdad, qué personaje más adorable.
      Muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
  3. Hola!!
    Algún día con estas reseñas conseguirás que caiga alguno. Este no tiene mala pinta. Pero si tengo que hacer el ánimo de romper con mi zona de confort, eligiré alguno que está en castellano... doble esfuerzo, no por favor jajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDDD Pues mira, el que hay de Anyta Sunday va a salir publicado en español (creo que a finales de año, pero ya nos enteraremos y daremos la brasa por TX XD), así que ya sabes, ahí tienes tu oportunidad. La verdad es que este, con el modo de hablar de Darian, se puede hacer más cuesta arriba. De todos modos me ha parecido una buena lectura, por si en algún momento te animas.
      Muchas gracias por pasarte, Pepa!

      Eliminar

Si nos has leído, be kind y cuéntanos tu opinión sobre la novela, siempre con buen rollo y respeto. ¡El estilazo suma puntos!
Y, por favor, evita los spoilers de otras novelas, ¡no queremos morir del susto antes de tiempo! ;)